jueves, 3 de septiembre de 2009

COLUMNISTA INVITADO: "La fe de un Chalchalero"

Queridos amigos y hermanos del Blog: hoy comenzamos con una nueva sección, el “columnista invitado”. Una vez por semana, distintas personas, de diferentes ámbitos profesionales y culturales harán su aporte en este “lugar de encuentro y comunión”. Siempre desde una perspectiva de fe, e integradora con la vida. Los invito a reflexionar con ellos y a participar con sus comentarios. Muchas gracias.

El primero de todos es Juan Carlos Saravia, fundador y líder durante más de 50 años del conjunto folclórico “Los Chalchaleros”. Éstos han sido y seguirán siendo, -aunque el conjunto se disolvió a principios del nuevo milenio- la gran referencia del folclore argentino. Son uno de los grandes exponentes de la cultura popular de mi país. Los Chalchaleros, toda “una leyenda”, “marcaron un antes y un después, y el rumbo a muchos”, como canta de ellos su hijo Facundo. Hace muchos años que con Juan Carlos compartimos una hermosa amistad nacida en torno a la devoción común hacia el Santo Padre Pío en las misas de los primeros sábados de mes en el Patrocinio de San José, en Buenos Aires. Y muchas veces a acompañado con su voz y su aporte distintos momentos de mis actividades pastorales en los medios de comunicación.

Por estas razones del corazón hoy es para mí un orgullo que inaugure este espacio del Blog. ¡Gracias querido Juan Carlos por la cálida amistad que me has brindado y me brindas! ¡Gracias por tu aporte invalorable a la cultura popular de mi país! ¡Dios te bendiga junto a los tuyos siempre!

La fe de un Chalchalero,
escribe Juan Carlos Saravia*

Mi fe está íntimamente unida a nuestro Patrono en Salta que es el “Cristo del Milagro”, y por ancestros, ya que el Cristo obró el milagro de que Salta fuera calma en sus terremotos, le concedemos la paternidad total. Estoy muy ligado a este misterio que es la religión y tenemos en Salta una fiesta central, que es en septiembre, que junto a la festividad de la Virgen de Luján y la del Valle, forman una trilogía de fiestas muy importante para el hombre de nuestra tierra. Desde mis abuelos, mis padres y antes que ellos por muchas generaciones, nos han inculcado la costumbre de que al salir o al entrar a Salta debemos pasar a saludar al Cristo en su Catedral. Y esto es porque es el miembro superior de la familia, entonces, yo desde muy chico, y hasta que murió mi madre, la primera pregunta luego de los saludos correspondientes era: ¿Cuándo iba a ir a saludar al Señor del Milagro?.

Y tiene otras cosas lindas la religión en Salta, lo siguiente figura en el libro de los Gobernadores del Sr. Zini, allí se que afirma que el “Cristo del Milagro” fue gobernador interino de Salta, según cuentan las crónicas, porque el gobernador titular fue a reprimir una invasión de tucumanos que venía del sur. Y este gobernador dejó el bastón de mando a los pies del Cristo, y este fue el período en que menos delitos hubo en la provincia.

Yo soy un gran agradecido a Dios, y aunque he tenido varios percances en mi vida, por ejemplo, los dos primeros hijos que tuve se me murieron, y fue una sacudida muy fuerte donde uno se enfrenta de repente a cosas de esta naturaleza y tiene que aceptar que es el designio de Dios, y con mi mujer comprendimos que alguna razón tenía que existir y no nos aferramos a una especie de rabia o de rencor, sino que lo tomamos con calma, y realmente nos sirvió al cabo del tiempo, para comprender que nos habían unido mucho más estos dos niños que habían partido al cielo, que todas las otras cosas terrenales que pudiéramos tener. Y después murió mi mujer en un accidente, y realmente considero que son golpes que nos da Dios, no para castigarnos, sino para que fuéramos comprendiendo toda la inmensidad de su mundo. Y yo soy un gran agradecido a Dios porque me ha dado a disfrutar muchas cosas y me dio inclusive el recuerdo de mis hijos, el recuerdo de mi mujer, que me acompañan continuamente -pese a que me he casado de nuevo-, pero son cosas que uno las tiene como un tesoro y van prendidas a la religión.

En el canto, Los Chalchaleros, tenemos muchas canciones en las cuales Dios está presente, y yo en casi todas mis canciones lo involucro a Dios, soy autor de varias canciones y siempre lo tengo presente al Tata Dios. No creo que deliberadamente yo hubiese querido hacer un apostolado de esto, sino que es el cariño que Dios me ha inculcado a mí y que yo se lo paso a la gente. Pienso que en un escenario se pueden hacer muchas cosas buenas, también muchas malas, pero son las menos; creo que el público rechaza a las expresiones malas a través del silencio o del retiro que haga de su presencia de algún espectáculo.

Pese a todos los percances que uno tiene le doy gracias a Dios mil veces por haberme permitido vivir esta vida, por haber permitido conservar recuerdos, recuerdos muy lindos. Soy devoto de María Santísima, todos los días pelo mi Rosario, le pego una rezada, una rosariada. En realidad, estoy muy cerca de Dios, no se si en la medida en que Dios querría que esté, pero donde estoy trato que las cosas sean de otra manera y se quiera más a la gente. Doy gracias y muchas veces a Dios por haberme permitido vivir esta vida.

Para terminar quiero darle a todos los lectores del Blog un gran abrazo, y muchas gracias a usted, Padre Medina, quiera Dios que tenga la voluntad y la firmeza que le de Nuestro Señor Jesucristo, para que siga con su apostolado y siga ayudando a la gente en toda su dimensión y sentido. Gracias y hasta pronto.

* Cantante, autor, compositor, fundador de “Los Chalchaleros”.



Por Siempre Chalchaleros - http://www.loschalchaleros.com.ar/


Con Juan Carlos Saravia en el 2000 en el Teatro Coliseo de Bs. As.

No hay comentarios:

Publicar un comentario