martes, 3 de noviembre de 2009

INTENCIONES PAPA: Noviembre de 2009

Queridos amigos y hermanos del blog: el Santo Padre Benedicto XVI ha indicado para este mes de noviembre, cuales son las intenciones por las que quiere que se ore. A continuación se las presento y haré un breve comentario a cada una.

La intención general es: “Para que los hombres y mujeres del mundo, especialmente los responsables de la política y la economía, no cejen en su empeño de salvaguardar la Creación”.

Comentario pastoral: Estudios sobre el cambio climático confirman que hay un inevitable aumento de la temperatura terrestre, por motivos en gran parte atribuibles a la actividad humana. Desde el inicio del siglo XX la temperatura media de la tierra ha subido 0,7 grados Celsius, y puede aumentar un promedio de 5 ºC en el transcurso de este siglo, e incluso ser mayor en algunas zonas geográficas. Los efectos que se observan y otras cifras relacionadas son preocupantes:

- La frecuencia de desastres naturales como terremotos, inundaciones, huracanes, ciclones y sequía, se ha cuadruplicado desde 1960.

- La amenaza que representa el deterioro constante de la biodiversidad ha sido denominada "crisis de extinción global": Según la ONU, 16.306 especies se encuentran en peligro, es decir, un mamífero de cada cuatro, un ave de cada ocho, un tercio de los anfibios y un 70% de las plantas pueden desaparecer.

- 670 mil kilómetros cuadrados puede perder la selva amazónica hacia el año 2030.

- Los glaciares se derriten más rápidamente de lo previsto, la capa de hielo ártico ya se ha reducido notoriamente, con el consiguiente aumento del nivel de las aguas fluviales y marítimas que producen inundaciones y reducción de tierras costeras.

- Al disolverse en el mar, las emisiones de carbono que producen las actividades humanas aumenta la acidificación del medio marino y así amenazan a numerosas especies como ostras, mejillones y almejas, entre otros. Los arrecifes de corales también están bajo amenaza.

- Desde la Segunda Guerra Mundial el número de vehículos terrestres ha subido de 40 millones a 680 millones. Actualmente hay 16 mil aviones a reacción en actividad comercial. El dióxido de carbono (CO2) de sus emisiones es el gas que más contribuye al efecto invernadero y al calentamiento del planeta.

- La pérdida de bosques, la construcción de carreteras y represas, la dispersión de las ciudades, la limpieza de los hábitat naturales para la agricultura y la minería y la contaminación de las aguas costeras están impulsando condiciones en las que pueden propagarse nuevos y viejos patógenos, bacterias, virus y microorganismos que causan enfermedades.

Basten estos datos para entender la urgencia de abrir los ojos ante la amenaza que se cierne sobre nosotros. Esto nos debe mover no sólo a orar por esta intención, como nos pide el Papa, sino a revisar nuestros propios estilos de vida y de consumo. Una vez más, la solución no se limita a aspectos técnicos, sino que deberá ser fruto de una reflexión moral que tome en cuenta el bien de toda la población mundial, en especial de los más débiles.

Su intención misional es: “Para que los creyentes de las diversas religiones, con el testimonio de sus vidas y mediante el diálogo fraterno, ofrezcan una demostración clara de que el Nombre de Dios es portador de paz”.

Comentario pastoral: En un mundo en que crece la intolerancia religiosa, en el que se ha hecho tristemente frecuente que se llegue a asesinar a otros invocando motivos de fe, el Papa nos pide orar para que nunca sea utilizado el nombre de Dios con fines de muerte y destrucción. ¡El nombre de Dios sea siempre portador de paz! El siglo pasado y los años recientes han sido testigos de trágicos genocidios de pueblos numerosos en que ambas facciones invocaban al mismo Dios. El fanatismo religioso se puede volver contra los mismos principios que dice defender. Todo aquel que escucha con honestidad el verdadero Espíritu de Dios, sea de la religión que sea, será una persona de paz. Aún en el caso de ser perseguido, calumniado o que esté en riesgo de ser asesinado, evitará la tentación de la violencia. Hasta amar al enemigo, como enseñó Jesús a sus seguidores.

Es lo que pedimos este mes, en sintonía con el "espíritu de Asís", así llamado desde que Juan Pablo II convocó en 1986 en ese lugar a los principales líderes religiosos mundiales para orar por la paz. Benedicto XVI, en una carta dirigida a Monseñor Doménico Sorrentino en 2006, comenta que en esa ocasión, "los orantes de las diferentes religiones pudieron mostrar, con el lenguaje del testimonio, que la oración no divide sino que une, y que constituye un elemento determinante para una eficaz pedagogía de la paz, basada en la amistad, en la acogida recíproca, en el diálogo entre hombres de diferentes culturas y religiones. Esta pedagogía es hoy más necesaria que nunca, especialmente teniendo presentes a las nuevas generaciones. Muchos jóvenes, en las zonas del mundo marcadas por conflictos, son educados en sentimientos de odio y venganza, en contextos ideológicos en los que se cultivan las semillas de antiguos rencores y se preparan los corazones para futuras violencias".

Con mi bendición.
Padre José Medina

1 comentario:

  1. No me deja de estremecer el desastre que hemos hecho, como hombres, en el mundo, con tanto amor Dios lo creó y con tanto odio y egoísmo lo hemos desecho, cada uno pensando en su propio bien y en sus ganancias, quiera Dios que no sea tarde para revertir tan horrible situación.Nuestras acciones actuales serán condicionantes para la vida de nuestros hijos.Santa María, Madre de todos los hombres, ayúdanos!!!!FER

    ResponderEliminar