lunes, 21 de diciembre de 2009

VIVENCIAS PERSONALES: Capellán y Confesor Auxiliar en el Santuario de Lourdes, Francia

Queridos amigos y hermanos del Blog: el pasado viernes recorriendo en tren los 700 km. que separan Ávila (España) de Lourdes (Francia) puse punto final a la etapa “abulense” de mi vida. Fue un importante objetivo cumplido. He cursado el año académico del Máster en Mística y Ciencias Humanas en el CITeS con todos los trabajos y exámenes propios. Y he vivido en esa ciudad de excepción que es Ávila de los Caballeros, la ciudad mítica de Teresa de Jesús.

El tren poco ha poco me iba alejando de Ávila donde fui tan feliz estudiando, trabajando pastoralmente, compartiendo mi vida con gente, hoy, entrañablemente querida. Poco a poco fui pasando del español, por el catalán y el vasco, al francés, que se fue convirtiendo en el protagonista absoluto. Lenguas, gentes, paisajes, todo fue pasando, como pasa la vida misma, al igual que las imágenes que uno ve a través de la ventanilla del tren…

Y ahora unos meses en Lourdes, Francia, en el Santuario de Nuestra Señora de Lourdes, un lugar privilegiado, testigo presencial de las apariciones de la Santísima Virgen a Bernadette Soubirous. Lourdes, tierra de María, lugar de bendición.

¿Qué hago aquí? Estoy como Capellán y Confesor Auxiliar, me encargo de las confesiones y de la Santa Misa en español. Estoy sólo y a cargo de las mismas hasta mediados de enero y luego acompañaré otro tiempo más al Padre Teótimo González, que es el Coordinador Español del Santuario.

La pastoral del Santuario de Lourdes está organizada en 6 idiomas diferentes: francés, inglés, italiano, español, holandés y alemán. El orden en que he puesto estos idiomas no es arbitrario, ya que están ordenados según la cantidad de peregrinos que concurren aquí de esas lenguas. Así los peregrinos de lengua española que vienen a Lourdes son el 9 % del total de visitantes.

Mi tarea es confesar diariamente de 10:00 a 11:00 hs. por la mañana y de 15:00 a 16:00 hs. por la tarde. La Santa Misa en español es, también diariamente, a las 11:15 hs. Quizás a más de uno le parecerá poco tiempo, pero es que desde noviembre a marzo es lo que podríamos llamar la “temporada baja” en cuanto a la recepción de turistas y peregrinos. Y esto, no hace falta aclaración para los europeos, es por las bajas temperaturas en esta zona y en esta época del año.

En el tiempo libre -gran parte del día-, me dedico, por un lado, a terminar de escribir mi sexto libro (que si llego a cumplir los tiempos fijados por la Editorial lo presentaré en abril próximo en la Feria del Libro en Buenos Aires, Argentina); y por otro, a comenzar a escribir la “memoria” ó “tesis” para obtener el título del Máster que he cursado este año en Ávila.

Pero, en definitiva y esencialmente, este tiempo en Lourdes es un regalo que quiero hacerle a la Virgen: dedicarle especialmente estos meses de ministerio pastoral a Ella y pasar junto a Ella estas fiestas de Navidad y “su” fiesta del 11 de febrero. Todo lo demás es secundario: cualquier sacerdote podría hacer mejor que yo este trabajo y yo podría en cualquier lugar escribir lo que debo escribir, lo único que no podría hacer en otro lugar es estar tan “físicamente” junto a la Madre de Lourdes.

Me siento, por tanto y lo digo con toda humildad y verdad, un “privilegiado” al poder ejercer mi ministerio sacerdotal estos meses junto a la Virgen de Lourdes. ¡Cuánta gente nobilísima y de profunda fe que he conocido a través de mis años de ministerio ni siquiera se animarían a soñar con poder pisar Lourdes! Y sin embargo, aquí estoy yo viviendo inmerecidamente esta experiencia. Esto es como “soñar despierto”, se entiende, ¿no?

Agradezco profundamente a Mons. Rubén Oscar Frassia, Obispo de la Diócesis de Avellaneda-Lanús y al P. Teótimo González, Cordinador Español del Santuario de Lourdes, haber confiado en mí y en mi ministerio y haber autorizado esta experiencia, que sin duda hará mucho bien a mi persona y sacerdocio. Y yo, a través de ella, espero glorificar a Dios y hacer mucho bien a las almas.

Cada día en cada Misa y en cada visita a la Gruta, los pondré a todos ustedes, mis amigos y hermanos del Blog, junto al corazón de la Inmaculada Concepción de la Virgen, Nuestra Señora de Lourdes, y me haré el portavoz de sus necesidades y peticiones y le diré al oído ¡cuánto la quieren! Y Ella, como buena Madre, convertirá en bendición todo el amor que ha diario le profesan.

Iré, pienso, una vez por semana, contándoles a través de estas “vivencias personales” lo que vaya viviendo y les iré mostrando cada rincón de este bendito y sagrado lugar.

Con mi bendición.
Padre José Medina.


Explanada del Santuario luego de la fuerte nevada del pasado viernes.

Esta es la "Casa de los Capellanes", aquí vivo, frente a la Basílica de la Inmaculada, y del otro lado de la misma, la Gruta de la Virgen.

Nuestra Señora de Lourdes en su Gruta, así estaba en el atardecer de ayer, un frío, muy frío, domingo de diciembre.

4 comentarios:

  1. ......Ohhhhhhhhhh !!!

    Gracias Padre por sus ORACIONES !!!

    ...... Mirad esta Maravilla de las Comunicaciones 24h. En LOURDES.....!!!!

    NUESTRA SEÑORA DE LOURDES:

    http://www.lourdes-radio.com/player_live/player_live_fr/player-token_fr.php

    GRACIASSSSS !!!

    ResponderEliminar
  2. Como dice el anterior comentarista anónimo, maravilla de las comunicaciones,que en unas cuantas horas ya esta en Lourdes; y yo digo tambien, maravilla de internet, que permite que aunque se pase de un pais a otro, solo se va lejos fisicamente porque, a no ser por las fotografias que lo demuestran, pareciera que sigue en el lugar del que partió.
    Espero que tenga tiempo para seguir evangelizandonos a todos desde este blog y darnos la oportunidad de seguir el curso de sus vivencias como persona y como sacerdote, lo que, al menos para mi, resulta enriquecedor y un modelo de vida transparente.
    Agradezco infinitamente su ofrecimiento de pedir a Ntra. Sra. de Lourdes por todos nosotros, falta nos hace.

    ResponderEliminar
  3. A todos los que visiteis este bloc le extiendo mis oraciones.Soy un joven y vivo en Panamá y pienso algun dia ser un sacerdote.
    No soy fiel devoto de esta advocación Mariana, pero me atrae los grandes milagros que la Virgen Maria hace cada dia en Lourdes.
    Mi fiel acompañante la Virgen de Fátima, va en peregrinacion espiritual, hasta sus hogarees.
    Dios les bendiga

    ResponderEliminar
  4. Estimado joven panameño:
    Gracias por visitar y comentar en mi Blog.
    Tómate fuertemente de la mano de María Santísima y, Dios quiera, que un día seas SACERDOTE PARA SIEMPRE, cuenta para eso con mi oración.
    Con mi bendición.
    Padre José Medina

    ResponderEliminar