sábado, 8 de mayo de 2010

VIRGEN MARÍA: Nuestra Señora de Luján, Patrona de la República Argentina

Queridos amigos y hermanos del blog, ¿se acuerdan cuándo éramos niños y había noche de tormenta, con truenos y relámpagos, y corríamos presurosos a cobijarnos al regazo de nuestra madre? Qué tranquilidad daba el saber que pasara lo que pasara, ella estaba allí, lista para protegernos y darnos todo su amor. Con ese ejemplo, quiero significar lo que sucede en el orden de la fe: tenemos una Madre en el cielo que está pronta a socorrernos y está siempre intercediendo por nosotros ante el trono de su Hijo Jesucristo.

Y esto que experimentamos, cada uno como cristianos, nos sucede también, como nación. La República Argentina tiene una Madre, que por especial designio de Dios, quiso quedarse en nuestra tierra para ser la Madre de todos los argentinos, Aquella que invocamos como: Nuestra Señora de Luján, Patrona de la República Argentina.

El culto a la Virgen María bajo la advocación de Nuestra Señora de Luján, data del año 1630, cuando una imagen de la Inmaculada Concepción era transportada en una carreta desde Buenos Aires a Santiago del Estero. Poco después de pasar, al que hoy llamamos el río Luján, se produjo el hecho milagroso que dio origen a esta advocación:

“Al llegar a las orillas del río Luján se detuvieron los troperos a pasar la noche. A la madrugada siguiente, intentan proseguir la marcha, pero los bueyes no pueden mover la carreta. Se quita peso a la carreta, pero es en vano. Después de mucha labor bajan a tierra el cajoncito que contenía la imagen de la Virgen Inmaculada, y todo marcha bien. Los troperos entienden que aquello era un signo del cielo y que la Virgen quería quedarse allí, para ser venerada en aquel lugar”.

Cerca de 400 años han pasado del hecho extraordinario de Luján, pero cuantos milagros de conversiones, curaciones, sanaciones interiores, suceden a diario en la Basílica de Luján, a los pies de la “Limpia y Pura Concepción”. La Virgen ha elegido ese lugar para dispensar desde allí especial protección al pueblo argentino. Al primitivo oratorio le fueron sucediendo capillas e iglesias. Entre 1890 y 1935 se construyó la actual basílica de estilo gótico, solemnemente dedicada el 6 de octubre de 1930.

Desde allí la Virgen ejerce su función de Madre de cada uno y de todos los argentinos, derramando su bendición a cada niño, a cada joven, a cada adulto y a cada hogar de nuestra nación. Llegar física o espiritualmente ante su Sagrada Imagen y ante su Basílica, es llegar al corazón mismo de nuestro pueblo, católico y mariano. Y allí, postrados a los pies de la Virgen Gaucha, pedirle que Argentina sea siempre fiel al Evangelio.

Quizás hoy, 8 de mayo, día de su Solemnidad, puede ser el comienzo de ese ser un poco más hijos de María Santísima, para el bien nuestro y de nuestra Patria, por eso hoy y siempre: “Nuestra Señora de Luján, ruega por nosotros”.

Los invito a ver en You Tube la video-catequesis de “Dios con Nosotros” sobre la historia y devoción a Nuestra Señora de Luján:
http://www.youtube.com/watch?v=dx_MN0-n8oQ

Con mi bendición.
Padre José Medina


Imagen original de Nuestra Señora de Luján (1630)

2 comentarios:

  1. Santísima Virgen de Luján, Patrona de Argentina, Tú que quisite quedarte en este lugar del mundo para protegernos, te pido por todos los argentinos, en especial por los más necesitados: los enfermos, los desvalidos, los que padecen necesidades físicas y espirituales, los niños de la calle que son muchísimos, los ancianos, los que padecen sed de justicia, los desocupados, los huérfanos, los que no tienen techo, etc. Y que las autoridades se hagan eco de tanta miseria, no se vuelquen sobre sus intereses personales, que desaparezca la corrupción, el egoísmo, la indiferencia y reine el amor, la paz, la justicia. Te lo pido ¡oh Madre!......

    ResponderEliminar
  2. HOY SOLO NECESITO QUE LA VIRGEN OTRA VEZ SE ACUERDE DE ESTA PEREGRINA QUE ESTA MUY LEJOS EN ESPAÑA , Y SUFRIENDO CON EL TRABAJO Y LA CARGA DE UNA FAMILIA , QUIERO QUE ELLA COMO MAMA DE TODOS NOSOTROS SE APIADE DE MI , M ¡ME MIRE A LOS OJOS , Y DEJE QUE YO QUE LA HE DEJADO SOLA UN TIEMPO , PUEDA BESAR SUS PIES YA VOLVER A CAMINAR , ASUMIENDO MIS MISERIAS Y RECUPERAR ASI MI ALEGRIA POR ESTAR VIVA ... HOY NECESITO DDE SU VOLUNTAD

    ResponderEliminar