martes, 8 de junio de 2010

ACTUALIDAD: Beato Padre Jerzy Popieluszko, Mártir de la Fe: "Mi alegría será cuando los asesinos de mi hijo se conviertan"

Queridos amigos y hermanos del blog: cerca de 150 mil personas participaron este domingo pasado de la misa de beatificación del padre Jerzy Popieluszko en la plaza Maresciallo Pilsudski, en Varsovia, informaron fuentes policiales. Popieluszko, quien fuera asesinado hace 25 años por la policía secreta comunista fue declarado mártir por haber dado la vida por su fe.

"Es un gran día para la Iglesia de Polonia y para nuestra patria entera", dijo el arzobispo de Varsovia, Kazimierz Nycz, al inicio de la ceremonia que presidió en nombre del Papa, el arzobispo Angelo Amato. El padre Popieluszko, capellán de Solidarnosc asesinado hace 25 años por la policía secreta comunista (SB), fue hoy declarado "mártir" de la Iglesia católica, ya que fue "asesinado en odio a la fe".

"El padre Popieluszko es beatificado como ejemplo de la defensa de derechos y de la dignidad humana, también como modelo del diálogo y reconciliación", dijo el Arzobispo metropolitano de Varsovia, Mons. Kazimierz Nycz. El P. Popieluszko es hoy símbolo por su apoyo a la oposición democrática en la Polonia comunista y por sus "misas por la patria" durante la ley marcial, al inicio de los años 80’s, cuando desafiando a las autoridades utilizaba el púlpito para criticar a la dictadura comunista y gritar por la libertad, en unas homilías llenas de referencias a Juan Pablo II.

"Su calvario no podía matar la verdad. La trágica muerte de nuestro mártir fue el comienzo de la una reconversión general de los corazones al Evangelio", dijo monseñor Angelo Amato, delegado del Papa para la beatificación del sacerdote polaco. Por su parte, el arzobispo de Varsovia, Kazimierz Nycz, afirmó que "es un gran día para la Iglesia de Polonia y para toda la patria".

Nycz agradeció a la madre de Popieluszko, Marianna, presente en la Plaza Pilsudski, por haber dado al país un hijo "sacerdote y mártir". Con ocasión de la beatificación, el semanario católico polaco Niedziela ha publicado una entrevista con Marianna, la madre del sacerdote mártir asesinado por el régimen comunista, quien recordó la infancia y los años juveniles de su hijo.

“Desde niño – relató – Jerzy rezaba en casa con toda la familia. Siempre hemos rezado todos juntos. Cada miércoles rezábamos ante la imagen de María del Perpetuo Socorro, cada viernes la oración era ante el Sagrado Corazón de Jesús, mientras que cada sábado rezábamos ante la Virgen de Czestochowa”.

En la entrevista, Marianna recuerda también que Niepokalanów (que significa Ciudad de la Inmaculada), en las cercanías de Varsovia, donde hay una comunidad religiosa católica fundada en 1927 por el padre Maximiliano Kolbe, era el lugar privilegiado de Popiełuszko. “Tras el examen final del Liceo, Jerzy – prosiguió – fue a Varsovia al Seminario Mayor para entregar los documentos. Recuerdo que mi hijo leía mucho el Rycerz Niepokalanej (Miles Immaculatae), la revista mariana fundada por san Maximiliano María Kolbe. Para Jerzy, san Maximiliano María Kolbe era el más grande ejemplo de sacerdote”.

“La muerte de Jerzy – prosiguió la madre del sacerdote muerto por el régimen comunista – ha sido para mí el dolor más grande. Pero no juzgo a nadie. Dios juzga. La alegría más grande será para mí cuando las personas que mataron a Jerzy se conviertan”. A la pregunta de si reza por intercesión de su hijo, la mujer respondió: “yo rezo a Dios. Hay que rezar cada día. Muchas veces he rezado por intercesión de Jerzy Popiełuszko, mi hijo, y me ha ayudado. Jerzy sabía que Dios es la presencia más importante en la vida”.



Sacerdote para siempre: "No hay mayor amor que dar la vida por el Amigo"


El Padre Jerzy uniendo el cielo y la tierra durante una Santa Misa


Su cuerpo golpeado y torturado a punto de ser sembrado como buena semilla en la tierra



Juan Pablo II ora conmovido ante la tumba del Padre Jerzy

Beato Padre Jerzy Popieluszko, Mártir de la Fe

No hay comentarios:

Publicar un comentario