sábado, 26 de junio de 2010

ACTUALIDAD: Día Internacional de la lucha contra el uso y el tráfico ilícito de drogas

Queridos amigos y hermanos del blog: en diciembre de 1987 se tomó la decisión internacional de implementar el 26 junio como el día de la lucha contra las drogas y su tráfico y, posteriormente, el 23 de febrero de 1990 se aprobó el “Programa Mundial de Acción contra las Drogas Ilícitas”, declarándose que se observaría el día internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas como parte de las acciones para su prevención y erradicación.

La Asamblea General de las Naciones Unidas decidió celebrar el 26 de junio el “Día Internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas”, como forma de expresar su determinación de consolidar la acción y la cooperación en todos los planos a fin de alcanzar el objetivo de una sociedad internacional libre del uso indebido de drogas. La Asamblea tomó esa medida el 7 de diciembre de 1987 (resolución 42/112), sobre la base de lo recomendado por la Conferencia Internacional sobre el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas que había aprobado el 26 de junio de 1987 el Plan Amplio y Multidisciplinario de actividades futuras en materia de fiscalización del uso indebido de drogas.

El 23 de febrero de 1990, durante un período extraordinario de sesiones dedicado al uso indebido de drogas, la Asamblea aprobó el Programa Mundial de Acción contra las drogas ilícitas y declaró que se observaría el Día Internacional como parte de las acciones para conseguir que el público tuviera mayor conciencia de la lucha contra el uso indebido y promover la adopción de medidas preventivas (resolución S-17/2, anexo).

Flagelo para todos

Hoy en día este flagelo involucra a todos sin distinción de edad, clases sociales, razas, ni religión cuando se trata del uso indebido de la drogas. Las escuelas no se encuentran ajenas a este problema y son muchos los que se aprovechan de las debilidades que puedan tener para llevarlos a este mundo. La alta cifra de consumidores de droga en el mundo cada vez es mayor y la ONU alertó que unos 235 millones personas son adictas al consumo de sustancias psicotrópicas y estupefacientes y están inmersas en un abismo del que aún no encuentran una salida. Por ello la importancia del trabajo de los docentes, quienes tienen gran peso en la formación del niño y del adolescente. Los docentes deben ser vigilantes de cualquier eventualidad fuera de lo común que suceda en el aula o en la institución educativa.

Una vez más es la escuela la que debe buscar las estrategias para que los estudiantes conozcan los efectos nocivos del consumo de estupefacientes, y desarrollar a través de una información veraz y oportuna su uso. De igual manera, deberá buscar fortalecer los valores familiares con la finalidad de evitar que se siga esparciendo entre los jóvenes el uso indebido y el tráfico ilícito de las drogas. La familia tiene un papel fundamental en orientar a sus hijos y estar pendiente de las amistades de los mismos. La escuela - a su vez - debe orientar a través de charlas sobre la prevención del uso de las drogas. Se deben fortalecer los valores a través de la defensa de la familia como núcleo básico de la sociedad; establecer redes de instituciones, comunidades y ONGs que trabajan en el ámbito de la prevención, etc.

Interrelación peligrosa

El “Día Internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas” es una manera de recordar que la drogadicción, la mafia, la delincuencia y el SIDA están todos relacionados. El narcotráfico es la más grave amenaza para la integridad física, mental y moral de los jóvenes y de la sociedad.

El “Día internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas” apunta a una sociedad internacional libre de drogas; para ello pretende instaurar diversas herramientas en las que los protagonistas son los gobiernos. El día internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas es también la lucha contra el VIH/SIDA; entre el cinco y el diez por ciento de las infecciones globales de VIH son resultado de uso de drogas inyectables. ONUSIDA es una de las instituciones que velan por la erradicación de este flagelo.

Costumbre ancestral

El consumo de sustancias psicoactivas es una costumbre ancestral; como un acto de naturaleza ritual o medicinal su práctica se extendió por todo el mundo. La coca por los incas, la marihuana por poblaciones asiáticas e hindúes y el opio. En la actualidad el consumo de estupefacientes en mayor proporción, con otros fines o de naturaleza más efectiva, ha producido el deterioro socio familiar; la medicina, por su parte, ha demostrado la nocividad de estas sustancias y sus nefastas consecuencias.

Las drogas más utilizadas son la marihuana, la cocaína, el alcohol, el éxtasis, el tabaco, ácidos, anfetaminas, etc. Todas las drogas ilícitas (y admitidas) son peligrosas y provocan cambios físicos y psicológicos, exacerbados por el uso prolongado. El uso de estupefacientes es una cuestión de regularidad en el tiempo y de ausencia de motivaciones diversas (consumo de anfetaminas para un examen); cuando se recurre a drogas por diferentes estímulos y con regularidad en el tiempo se está frente a abuso de drogas. Pero aún hay un estadio más: la drogadicción en el que suma la dependencia.
El “Día Internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilegal de drogas”, tiene la misión de llevar información completa sobre cada una de ellas para destruir los mitos tejidos a su alrededor, entre ellos, el de la existencia de algún beneficio.

Contra las mafias y contra la ignorancia

Este día es el día de la lucha contra las mafias (que no consumen) y contra la ignorancia (que es su mejor aliada). Uno de los lemas del “Día Internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas” es “el tratamiento funciona”, en el que se trata de remarcar que no es sólo un camino de ida, existe retorno; la lucha también supone quitarle los estigmas sociales que se le cargan y que hacen más dura esa recuperación.

Hagamos de esta causa, nuestra causa, por nosotros y por nuestros hijos, ¿no le parece?.
Con mi bendición.
Padre José Medina.

2 comentarios:

  1. Flagelo para todos......!!! Es Verdad !!!

    Hoy en día este flagelo involucra a todos sin distinción de edad, clases sociales, razas, ni religión cuando se trata del uso indebido de la drogas. Las escuelas no se encuentran ajenas a este problema y son muchos los que se aprovechan de las debilidades que puedan tener para llevarlos a este mundo. La alta cifra de consumidores de droga en el mundo cada vez es mayor y la ONU alertó que unos 235 millones personas son adictas al consumo de sustancias psicotrópicas y estupefacientes y están inmersas en un abismo del que aún no encuentran una salida. Por ello la importancia del trabajo de los docentes, quienes tienen gran peso en la formación del niño y del adolescente. Los docentes deben ser vigilantes de cualquier eventualidad fuera de lo común que suceda en el aula o en la institución educativa.

    Una vez más es la escuela la que debe buscar las estrategias para que los estudiantes conozcan los efectos nocivos del consumo de estupefacientes, y desarrollar a través de una información veraz y oportuna su uso. De igual manera, deberá buscar fortalecer los valores familiares con la finalidad de evitar que se siga esparciendo entre los jóvenes el uso indebido y el tráfico ilícito de las drogas. La familia tiene un papel fundamental en orientar a sus hijos y estar pendiente de las amistades de los mismos. La escuela - a su vez - debe orientar a través de charlas sobre la prevención del uso de las drogas. Se deben fortalecer los valores a través de la defensa de la familia como núcleo básico de la sociedad; establecer redes de instituciones, comunidades y ONGs que trabajan en el ámbito de la prevención, etc.

    http://www.radiomaria.es/

    * Vivir sin drogas (Ricardo Ruiz de la Serna y equipo) Sabado día 26 - 20 h.


    Graciasssss !!!
    Pilar.

    ResponderEliminar
  2. Estimada Pilar: gracias por tu aporte. NO podemos ni debemos seguir indiferentes ante este flagelo. Dios nos iluminará para que cada uno, según su estado y condición, pueda hacer algo, y si es mucho, mejor.
    + Bendiciones.
    Padre José Medina.

    ResponderEliminar