sábado, 17 de julio de 2010

VIRGEN MARÍA: Acto de devoción a la Virgen del Carmen en "As Burgas" de Ourense, Galicia

Queridos amigos y hermanos del blog: ayer en horas de la tarde hemos culminado con el programa previsto de Novena y Fiesta Patronal de la Virgen del Carmen en la gallega ciudad de Ourense. Uno de esos momentos fue el paso de la Virgen del Carmen por “Las Burgas”, célebre plaza-jardín donde se encuentra una ermita de la Virgen con una imagen a la cual el pueblo fiel le tiene una profunda devoción y que data de 1869.

Allí también se encuentran tres pilas (burgas) de aguas termales a unos 67º centigrados, en la que fluyen unos 300 litros de agua cada 60 segundos. A estas aguas se le confieren propiedades curativas recomendadas para problemas de la piel, reuma y artritis. En la parte inferior sobre el jardín se encuentra a la Burga de Abajo que se compone de una fuente de estilo neo clásico construida durante el siglo XIX. La Burga de Arriba se encuentra en la parte superior, y se compone de una fuente de estilo popular construida en el siglo XII.

En esa pausa de la procesión me tocó a mí –como padre predicador de la Novena y Fiesta- la Ofrenda Oracional a la Virgen que les comparto ahora con todo mi cariño:

Queridos hermanos en Cristo Jesús:

Hoy estamos festejando todos a nuestra madre, la Virgen María. Por eso, hemos venido exclusivamente hasta Las Burgas a saludarla, unos desde lejos, otros desde más cerca, todos con el deseo de estar con ella. Y cuando uno viene a venerar a la madre de Dios, nos damos cuenta que lo que ella nos dice: "vayan al Monte Carmelo", que significa, según la tradición, que debemos llegar hasta el mismo de la salvación, que es Cristo.

Por eso, cada uno le expresa a la Virgen María, bajo esta advocación de Nuestra Señora del Carmen, lo que tiene en su corazón. Algunos le darán gracias, por el trabajo, por el bienestar de sus hijos o por su alma; otros vendrán a pedirle perdón, por su conducta o pecados; otros implorarán por sus problemas o enfermedades; otros buscarán alivio ante su soledad, y por tantas otras cosas que pasan en la vida.

Todo esto que rememoramos ahora, frente a la Virgen del Carmen, la Iglesia lo ha recordado durante siglos para quienes tenemos fe en María, para quienes creemos que es la madre de Dios que está con nosotros, y sabemos que es la abogada nuestra, la auxiliadora nuestra.

Este es el momento de decirle: Madre mía, llévame a tu hijo. Por ello, preguntémonos hermanos: ¿qué sería de nosotros, de nuestros hijos, de nuestras vidas, si de verdad creyéramos, esperásemos y amásemos a María?; pues nuestras vidas serían diferentes y nuestras familias serían mejores.

Cada año durante esta fiesta, todo Ourense recuerda este rincón fechado en 1896, y a esta imagen, porque es como una fuente surgente de devoción a la Madre de Dios. La Virgen del Carmen es una de las que más se venera en toda España y esto muy especialmente en toda Galicia. Hoy hay miles de fieles que en todos los rincones del noble suelo gallego que están contemplando su rostro y le están abriendo su corazón, lleno de gozo, de dolor, de agradecimiento.

En este su día yo te pregunto: ¿cómo va tu devoción?, y te invito a que le recemos juntos: "Dios te salve María, llena eres de gracia..."

Puedes escoger cómo expresar tu devoción a la Virgen, pero yo te recomendaría rezar ante cada situación de vida un Ave María, en la seguridad que podría cambiarla de verdad.

Por eso, en este día de fiesta y de gozo, cuando miles de fieles se acercan a la Virgen para decirle "te quiero", "ayúdame", o "protégeme", sentimos que ella nos dice: "todos los días, soy tu madre, todos los días puedes buscarme y mirarme. Hoy es mi fiesta pero todos los días te espero".

Vamos a pedirle a nuestra madre, la Virgen del Carmen, que nos bendiga a todos y a todos los hogares en este su día, poniendo especial atención en los niños, los enfermos y los ancianos: Consuélalos madre mía, porque muchas veces el dolor más grande es cuando uno se siente solo, o siente que nadie se preocupa de su vida.

Ella te está diciendo al corazón: "aunque tú no me veas bien, yo te veo perfectamente, y se que me necesitas, se qué es lo que te hace falta, se lo que quieres, y por eso me meto en tu alma y te hablo". Ella hace ese milagro y le habla a cada uno de lo que necesita.

Por eso, si oyes la voz de María, no cierres tu corazón. Si ella te pide confesarte, acercarte más a Cristo u olvidar esa ofensa, debes saber que todo lo que ella te pida, viene de Dios.

Hoy es un día para hacer regalos, por eso te sugiero le regales a la Virgen un Ave María diario hasta el último día de tu vida, acordándote de ella. Ese debe ser tu regalo por su fiesta, para que María vea qué es lo que necesitas, antes que te lleve a ese monte Carmelo que -nos dice la tradición- es el mismo Cristo.

Ella vive, nos ayuda, nos acompaña siempre: ¡María madre de Dios, madre de la Iglesia, madre de cada uno de nosotros, más que tu, sólo Dios!. ¡Viva María! ¡Viva la Virgen del Carmen! ¡Viva le Reina y Hermosura del Carmelo!

Con mi bendición.
Padre José Medina

La Virgen se detiene en la Plaza ante el homenaje de música y danza nativa en su honor.
Los fieles de Ourense se volcaron masivamente a acompañar a la Virgen del Carmen por las calles de la ciudad.

Intentando ponerle voz a los sentimientos de tantos corazones llenos de amor y gratitud a la Madre del Cielo.

La Virgen del Carmen a momentos de regresar al Templo Parroquial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario