miércoles, 11 de agosto de 2010

CATEQUESIS DEL PAPA: "Dios nos llama a todos a la santidad, siguiendo más de cerca a Cristo"

Miércoles, 11 de ago (Radio Vaticana).- Con cuatro mil peregrinos presentes (el cupo máximo en el patio de la villa pontificia de Castel Gandolfo), esta mañana Benedicto XVI celebró la Audiencia General de los miércoles. El tema de la catequesis del Papa ha sido dedicado a la santidad imitando el ejemplo de quienes han perseverado en el camino siguiendo las huellas de Cristo, los santos y mártires.

El Papa en su catequesis ha citado las figuras de Maximiliano Kolbe y Edith Stein, mártires en Auschwitz, como ejemplos a seguir en un tiempo en el que parece prevalecer el egoísmo y el individualismo. Tal vez nosotros no estemos llamados al martirio pero nadie queda excluido de la llamada a la santidad, a la medida alta de la existencia, y a colocar a Cristo en un lugar preeminente para transformar nuestra vida y nuestro mundo”:

Aludiendo a la figura de los mártires, que con valor han afrontado los sufrimientos y la muerte en nombre de Cristo, recordó que debemos saber que la gracia de Dios no suprime o sofoca la libertad de quienes afrontan el martirio, antes bien, dijo, se trata de una libertad ejercida en un supremo acto de fe, ante el poder y el mundo.

El Papa recordó la figura de san Hipólito, Sacerdote y de san Lorenzo, Diácono, entre otros para destacar que Cristo es el siervo sufriente que se ha donado a sí mismo en rescate de muchos, por lo que nosotros, siguiendo su ejemplo todos los días debemos tomar nuestra cruz y seguirlo sobre el camino de rescate de la humanidad. Escuchemos las palabras del Papa en nuestro idioma:

Saludo a los peregrinos de lengua española. En particular a los grupos de fieles venidos de España, México y otros Países Latinoamericanos. Queridos hermanos: Dios nos llama a todos a la santidad. Nos llama a seguir más de cerca a Cristo, esforzándonos en transformar este mundo con la fuerza del amor a Dios y a los hermanos. Fijándonos en el ejemplo de los santos y los mártires, pidamos al Señor que inflame nuestros corazones, para que seamos capaces de amar como Él nos ha amado. Que Dios os bendiga.

Al saludar en polaco, el Papa ha solicitado la ayuda para las poblaciones europeas que se han visto asoladas por aluviones. Fue así que se unió espiritualmente a quienes han sufrido en los últimos días a causa de desastres naturales, pidiendo a Dios que les de fuerza para soportar las adversidad, pero también que estimule los corazones de los hombres de buena voluntad para brindar una ayuda generosa y eficaz.

Hablando en eslovaco, Benedicto XVI aludió a la celebración, el próximo domingo de la solemnidad de la Asunción de la Virgen María. Invocando de la Madre de Dios que acompañe a estos hijos en el camino hacia nuestra patria celeste.

Como siempre, antes de concluir la Audiencia General con el rezo del Padre Nuestro, el Santo Padre dirigió palabras de aliento y consuelo a los jóvenes, los enfermos y reciñen casados recordando la figura de Santa Clara de asís que ha sabido vivir con valentía y generosidad su adhesión a Cristo. A los jóvenes los invitó a imitar su ejemplo respondiendo con fidelidad a la llamada del Señor.

A los enfermos el Papa los animó a unirse a Jesús, sufriente, para llevar con fe su propia cruz. Y a los recién casados, los instó a ser en familia apóstoles del Evangelio del amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario