jueves, 12 de agosto de 2010

SANTO PADRE PIO: Sus 100 años de sacerdote

Queridos amigos y hermanos del blog: el pasado martes 10 de agosto se cumplieron 100 años de la ordenación sacerdotal del santo Padre Pío de Pietrelcina. El Arzobispo de Benevento (Italia), Mons. Andrea Mugione, que presidió una Misa por el aniversario y señaló que el ejemplo de este presbítero que se entregó por completo a la Iglesia de Cristo y al servicio de los demás, debe alentar a los católicos a "responder incondicionalmente a la voluntad de Dios".

El Prelado señaló que "este centenario de la ordenación es verdaderamente un momento especialísimo de oración, de gracia y también de reflexión". Luego de comentar que el Padre Pío consideraba que tenía una especial vocación a "hacerse víctima sacrificial para expiar el pecado en el mundo y por la conversión de toda la humanidad", recordó que el Santo de Pietrelcina obtuvo el permiso para ordenarse a los 23 años a causa de las diversas enfermedades que sufría que lo hacían pensar con frecuencia en una pronta muerte.

Comentando el don de Dios para el santo sacerdote italiano quien llevó durante años los estigmas del Señor, el Arzobispo refirió que "subrayamos mucho el ícono del Cristo Crucificado para el Padre Pío, pero debemos añadir que el icono verdadero es el de Cristo Crucificado. Es también aquel del Cristo Crucificado y Resucitado, porque al final él siempre nos comunica la alegría de vivir".

Finalmente indicó que el Santo de Pietrelcina vivía en la tierra "prácticamente en la eternidad y ha sabido vivir el Evangelio con la vida transformada en Cristo y por Cristo".

Momento en el cual exhuman el cuerpo incorrupto del Santo Padre Pío después de casi 40 años de su paso a la inmortalidad.


Vida del Santo Padre Pío

El Padre Pío nació en el seno de una humilde y religiosa familia de agricultores, el 25 de mayo de 1887, en una pequeña aldea del Sur de Italia, llamada Pietrelcina. Recibió su primera instrucción de un maestro privado y a la edad de 15 años hizo su ingreso en el Noviciado de los Padres Capuchinos en la Ciudad de Morcone. De débil salud, pero de excepcional fuerza de voluntad, pudo completar sus estudios y gracias a una continua asistencia divina tuvo la ansiada ordenación sacerdotal. El 10 de Agosto de 1910 celebró su primera Misa, en la Catedral de Benevento. Ocho años más tarde, el 20 de Septiembre de 1918, aparecieron visiblemente las llagas de Nuestro Señor en sus manos, pies y costado izquierdo del pecho, haciendo del P. Pío el primer sacerdote estigmatizado en la historia de la Iglesia (recuerden que San Francisco no era sacerdote).

Fue heroico en su apostolado sacerdotal, que duró 58 años. Grandes multitudes, de todas las nacionalidades pasaron por su confesionario. Las conversiones fueron innumerables. Diariamente recibía centenares de cartas de fieles, que pedían su consejo iluminado y su dirección espiritual, la cual ha siempre significado un retorno a la serenidad, a la paz espiritual y al coloquio con Dios. Toda su vida no ha sido otra cosa que una continua oración y penitencia, lo cual no impedía que sembrase a su alrededor felicidad y gran alegría entre aquellos que escuchaban sus palabras, que eran llenas de sabiduría o de un extraordinario sentido del humor. A través de sus cartas al Confesor, se descubren tremendos e insospechables sufrimientos espirituales y físicos, seguidos de dicha inefable, derivada de su intima y continua unión con Dios, que fomentaba su ardiente amor por la Eucaristía y por la Santísima Virgen.

El Papa Juan Pablo II lo conoció personalmente en 1947, poco después de su ordenación sacerdotal. Según trascendidos de gente cercana, el Padre Pío profetizó que aquel joven sacerdote sería un día Papa.

El Señor lo llamó a recibir el premio celestial el 23 de Septiembre de 1968. Tenía 81 años. Durante 4 días su cuerpo fue expuesto ante millares de personas que formaban una enorme columna que no conoció interrupción hasta el momento del funeral, al cual asistieron más de cien mil personas.

Millones visitan su tumba en el pueblo de San Giovanni Rotondo, Italia. Es visitado por un número siempre creciente de peregrinos de todo el mundo.

Los preliminares de su Causa de Beatificación y Canonización se iniciaron en noviembre de 1969. Declarado Venerable el 18 de diciembre de 1997 y Beato, el 2 de mayo de 1999. Fué declarado Santo el 16 de junio de 2002, en la Plaza de San Pedro en Roma, por S.S. Juan Pablo II.

En la Semana Santa del 2009 tuve la gracia de pasar unos días en San Giovanni Rotondo y pasar largos ratos de oración ante el cuerpo incorrupto del Santo Padre Pío. Aquí junto a mi siempre querido y recordado Obispo de Ordenación, Mons. Juan Rodolfo Laise, Obispo Emérito de San Luis, Argentina.

11 comentarios:

  1. Muy buen post.Gracias por recordar a este gran santo. San Pío de Pietrelcina, ruega por nosotros!

    ResponderEliminar
  2. Estimada Raquel: ¡gracias por visitar el blog! ¡Bendito sea Dios que mis sencillas palabras te hagan bien a tí y a muchos! ¡Que el Santo Padre Pío desde el cielo interceda por tí!
    Con mi bendición.
    P. José.

    ResponderEliminar
  3. GRACIAS POR RECORDARNOS AL PADRE PIO.GRACIAS A EL HE ABRAZADO CON MAS FUERZA LA FE CATOLICA...PERO EL PADRE PIO HIZO MUCHOS MILAGROS EN NOMBRE DE JESUCRISTO...QUEREMOS SABER CUALES FUERON

    ResponderEliminar
  4. Hola, dime por favor, en qué país vives, así puedo recomendarte alguna bibliografía concreta donde puedas encontrar con detalle esos aspectos de la vida del P. Pío.
    No le sueltes la mano, te guiará por buen camino.
    + Bendiciones.
    P. José.

    ResponderEliminar
  5. Padre..gracias por esta pagina, ya que somos una familia catolica , que si Dios quiere este proximo Febrero pretendemos ir a Roma y Tierra Santa...y queremos ir a San Giovanni Rotondo, quisiera que me informara, si podriamos ver el cuerpo incorrupto de Padre Pio, o esta reservado solamente para los grupos que van con sacerdotes o realmente esta al interior de su comunidad y se necesita permiso especial?
    esperando su respuesta, le pedimos a Dios que le bendiga abundantemente
    Lucy- iquique- Chile

    ResponderEliminar
  6. Es sin lugar a dudas, que quienes han optado por la vida del Ministerio Sacerdotal, Dios en su Misericordia, concede gracias imnumerables, un ejemplo palpable es: PADRE PIO DE PIETRELCINA. RUEGO QUE INTERCEDA POR MI ANTE JESUS, NUESTRO SEÑOR Y SALVADOR. Pedro Montero, San Cristobal, Republica Dominicana.

    ResponderEliminar
  7. Hola mil gracias por la información ,hoy puedo decir que el padre Pío hizo un milagro con una amiga ella tiene 6 meses de embarazo a sus 38 años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bendiciones por ese milagro, la vida es siempre un milagro de Dios. Encomiendate siempre al Padre Pío, será un muy buen padre para tu alma.
      + Bendiciones.
      Padre José Medina.

      Eliminar
  8. Gracias Padre Medina por éste blog, ha sido muy grato leerlo, adoro al Santo de Petrelcina,
    desde Valencia un abrazo.. Fco.Javier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Francisco Javier:
      Gracias por visitar mi blog, aquí serás siempre bienvenido.
      Ponte siempre en las manos del Santo Padre Pío, él te cuidará y te llevará por caminos de santidad y plenitud en la fe.
      Un fuerte abrazo y bendiciones.
      Padre José Medina.

      Eliminar
  9. SALVADORSORIANO840@HOTMAIL.COM20 de mayo de 2013, 22:22

    PADRE BUENAS TARDES LA FOTO QUE MUESTRA DEL FERETRO DE SANTO PADRE PIO NO ES DE LA EXHUMACION ES DEL DIA DE SU SEPULTURA SALUDOS

    ResponderEliminar