viernes, 24 de septiembre de 2010

SANTO PADRE PIO: Oración para después de recibir la Sagrada Comunión


Oración escrita por el Santo Padre Pío
para después de recibir la Sagrada Comunión


Quédate conmigo, Señor, porque es necesario tenerte presente para que no te pueda olvidar. Tú sabes que tan fácilmente te abandono.

Quédate conmigo, Señor, porque soy débil y necesito de tu fortaleza, para que no caiga tan frecuentemente.

Quédate conmigo, Señor, porque tú eres mi vida y sin Ti estoy sin fervor.

Quédate conmigo, Señor, porque tú eres mi luz y sin Ti estoy en la oscuridad.

Quédate conmigo, Señor, para mostrarme tu voluntad.

Quédate conmigo, Señor, para que pueda escuchar tu voz y seguirte.

Quédate conmigo, Señor, porque deseo amarte mucho y siempre estar en tu compañía.

Quédate conmigo, Señor, si tú deseas que sea fiel a ti.

Quédate conmigo, Señor, pobre como mi alma es, yo deseo que sea un lugar de consolación para Ti, un nido de amor.

Quédate conmigo, Señor, porque se hace tarde y el día se está terminando, y la vida pasa. La muerte, el juicio y la eternidad se acercan. Es necesario renovar mi fortaleza, para que no pare en el camino y por eso te necesito.

Se está haciendo tarde y la muerte se aproxima, tengo miedo de la oscuridad, las tentaciones, la aridez, la cruz, los sufrimientos.

O como te necesito, mi Jesús, en esta noche de exilio.

Quédate conmigo, esta noche, Jesús, en la vida con todos los peligros, te necesito.

Déjame reconocerte como lo hicieron tus discípulos en la partición del pan, para que la Comunión Eucarística sea la luz que dispersa la oscuridad, la fuerza que me sostiene, el único gozo de mi corazón.

Quédate conmigo, Señor, porque a la hora de mi muerte, quiero permanecer unido contigo, sino por la Comunión, por lo menos por la gracia y el amor.

Quédate conmigo, Señor, por que solamente eres tú a quien yo busco, tu amor, tu gracia, tu voluntad, tu corazón, tu espíritu, porque te amo y te pido no otra recompensa que amarte más y más.

Con un amor firme, te amaré con todo mi corazón mientras esté aquí en la tierra y continuaré amándote perfectamente durante toda la eternidad. Amén.


Oración al Señor por intercesión de
San Pío de Pietrelcina

Oh Dios, que a San Pío de Pietrelcina, sacerdote capuchino, le has concedido el insigne privilegio de participar, de modo admirable, de la pasión de tu Hijo: concédeme, por su intercesión, la gracia que ardientemente deseo (aquí se pide la gracia que se desea alcanzar) y otórgame, sobre todo, que yo me conforme a la muerte de Jesús para alcanzar después la gloria de la resurrección.

Gloria al Padre... (3 veces)


5 comentarios:

  1. Yo la rezo a diario, me hace mucho bien.
    Te invito a que la reces diariamente.
    Un fuerte abrazo.
    P. José.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado su blog, Felicidades, gracias por subir esta bella oración dirigida a Jesús, estaba buscando una oración para mi hermana que esta pasando momentos difíciles, le pido oraciones por ella se llama Jessi y yo Pili,un tío mío Sacerdote Salesiano siempre nos decía todo es providencia nada coincidencia, así creo que paso al entrar a su página.
    Gracias, que Dios le llene de Bendiciones y le guarde siempre en su amoroso corazón.

    ResponderEliminar
  3. Padre Jose,

    Dios le bendiga por la oracion en espaniol! Me encuentro en los USA, y mi sacerdote me regalo una tarjeta con la oracion en ingles. Por los cumpleanios de mis sobrinos, se los mande y su mama estuvo feliz de recibirla aunque queria la traduccion al espaniol. Gracias a su blog, ella tiene ahora la version y la compartira con su grupo de oracion del rosario.

    Santo Padre Pio es especial para mi, nacio a la vida eterna un dia antes que yo naciera para esta tierra.

    Dios tres veces Santo y nuestra Madre Santisima le permita llegar a muchos alrededor del mundo en este anio de la Fe!

    p.s.- Disculpe los errores de tipografia y omision de accentos (es debido al teclado de habla inglesa)

    ResponderEliminar
  4. Padre Pio te pido por la pureza de todos los sacerdotes y de todos nosotros los laicos para que demos ejemplo de santidad

    ResponderEliminar