sábado, 13 de noviembre de 2010

ACTUALIDAD: Benedictinos seguirán celebrando Misa en el Valle de los Caídos pese a la prohibición del gobierno socialista

MADRID, 12 Nov. 10 (ACI) El P. Anselmo Álvarez, abad de la Comunidad Monástica de los Padres Benedictinos de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, dio a conocer en una nota de prensa que seguirán celebrando Misa todos los domingos a las 11:00 a.m. dentro o en las inmediaciones del Valle de los Caídos mientras se mantenga la prohibición del gobierno socialista para ingresar a la Basílica Pontificia de la Santa Cruz.

El texto fue dado a conocer mientras organizaciones como HazteOir reúne 100 mil firmas para revertir la orden del gobierno que llevó al vicepresidente Alfredo Pérez Rubacalba a enviar a la guardia civil para hacer cumplir el mandato de cierre de la citada Basílica con lo que violenta la libertad religiosa.

El P. Álvarez señala en la nota de prensa que la Eucaristía de los domingos "se trata de un acto estrictamente religioso, por lo cual se pide a los fieles y visitantes que participen en la Santa Misa con el debido respeto, silencio y piedad característicos de las ceremonias litúrgicas, tanto durante el desarrollo de la Celebración Eucarística, como antes y después de finalizada la misma".

Este monje benedictino explica luego que "la Abadía de la Santa Cruz está exclusivamente vinculada a la Santa Sede, a la Archidiócesis de Madrid y a la Orden de San Benito, por lo tanto sólo estas instituciones eclesiales tienen la potestad y el derecho de actuar legalmente en todo lo relacionado con los aspectos religiosos y de culto que realiza la Comunidad Benedictina, así como con cualquier otro aspecto sobre el que nadie está autorizado a abrogarse representación de ningún tipo ni a realizar reivindicación alguna".

Finalmente indica que la Santa Misa no tiene un carácter reivindicativo ya que esto es "absolutamente impropio de una Celebración Eucarística y al respecto de lo cual manifestamos nuestro rotundo rechazo".


Historia del Valle de los Caídos

El Valle de los Caídos es un complejo monumental mandado a construir por Francisco Franco y donde ahora se encuentran sus restos.

Hasta hace dos años, cada 20 de noviembre –día de la muerte de Franco–, se celebraba una Misa en honor a todos los caídos de la Guerra Civil. Sin embargo, luego de la aprobación de la controvertida ley de memoria histórica, la Eucaristía fue trasladada al 3 de noviembre "precisamente para marcar su carácter religioso" y no político, explicó el abad a la prensa local.

Sin embargo, algunas fuentes señalan que el cierre del Valle de los Caídos respondería al interés del Gobierno socialista por erradicar todo símbolo que recuerde al franquismo, amparándose en la ley de memoria histórica. Esta controvertida legislación fue aprobada en 2007 luego de un arduo debate que obligó a los socialistas a aceptar modificaciones, una de ellas respecto a los símbolos religiosos.

El proyecto original penalizaba a las instituciones privadas, incluyendo la Iglesia, que no retiraran los símbolos considerados "franquistas", incluyendo cruces y memoriales erigidos en honor de los mártires de la Guerra Civil. Sin embargo, tras la modificación, la Iglesia puede ahora invocar razones "artístico-religiosas" para no retirar los símbolos conmemorativos a este periodo histórico.

En el caso del Valle de los Caídos, la ley señala que se rige por las normas aplicadas a los lugares de culto y cementerios públicos. Los fieles señalaron que el cierre viola la legislación, ya que las Misas no son actos políticos ni exaltan la Guerra Civil, sus protagonistas, o el franquismo.

Para sumarse a la campaña de HazteOir y enviar un correo pidiendo revertir la orden del gobierno socialista que impide el acceso a la Basílica Pontificia de la Santa Cruz en el Valle de los Caídos, ingrese a: http://www.hazteoir.org/firma/34094-firma-100-000-mensajes-monjes-valle-caidos-y-libertad-religiosa-en-espana

2 comentarios:

  1. El siglo XX en europeo, fue trágico y criminal, pues fue el siglo en donde todos los utópicos deseaban tomar el poder de las naciones por medio de la revolución. Así unos mencionaban su revolución como proletaria, otros la mencionaban como social, y otros como fascista. Pero en definitiva todos querían el poder imponiendo su ideal político. Y mientras en Rusia triunfa la revolución proletaria, en Alemania y triunfa la social, en Italia la fascista, y en España se bate una guerra en donde finalmente triunfa una dictadura que tomará de todos aquello que le interese.

    70 años después de dicha guerra, de los ideales de quienes la hicieron solo queda el recuerdo de la tragedia y la muerte, y en duelo por los muertos la honra fúnebre que se merecen. Pero dicha honra a los muertos nadie puede ni debe impedirla, ni mucho menos prohibirla. Cada bando que participó en dicha guerra tiene el deber y derecho de honrar a sus muertos. Y si quienes quieren honrar a sus muertos son agnósticos, deben de honrarlos agnósticamente. Si quienes quieren honrar a sus muertos son creyentes, deben de honrarlos en creencia. Cada cual debe de hacer aquello que en su creencia debe.

    Pero nadie en democracia puede ni debe impedir que sus enemigos honren a sus muertos. Quien tal cosa haga sepa que maldice la época en la que vive y a todos sus contemporáneos. Quienes esto ignoran son el colmo de la ignorancia.

    So. Andrés Castellano Martí. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Andrés:
    Gracias por tu visita al Blog y por tu, más que interesante y objetivo, aporte. Creo que por ahí debemos ir, crecer en el diálogo y en el respeto mutuo más allá de nuestras creencias o ideologías.
    Nuevamente gracias.
    Con mi bendición.
    Padre José Medina

    ResponderEliminar