sábado, 30 de octubre de 2010

ACTUALIDAD: ¿Y si celebramos "Holywins" ("la santidad gana") en lugar de "Halloween"?


Queridos amigos y hermanos del blog: el Grupo de Oración Misionero Nuestra Señora del Cielo se hizo eco de la convocatoria hecha por el arzobispado de París e invita a los cristianos a animarse a cambiar la celebración pagana de “Halloween”, del 31 de octubre, por la fiesta de “Holywins".

En la cruzada de ser creativos para el 31 de octubre, víspera del Día de todos los Santos, http://www.holywins.net/ cuenta cómo se organizan en la Diócesis de París.

La iniciativa, bautizada con el nombre de «Holy wins» («la santidad gana») -juego de palabras contrapuesto a Halloween- ha sido lanzada por la arquidiócesis de París. En el 2002, varios centenares de jovenes en la misión en las calles de París, más de 8000 personas al concierto del Place St-Sulpice, con una amplia cubierta en los medios. Con el éxito de respuesta a tal convocatoria desde la primera edición, la gente joven va otra vez por las calles el 31 de octubre. ¿Su motivación? "Atestigüe su esperanza y su fe en la Resurrección".

En una sociedad que tiende a eludir la cuestión de la muerte, la fiesta de Halloween tiene el mérito de interrogarnos sobre este tema, pero sólo hace referencia a los rituales morbosos y macabros. Por este motivo los jóvenes de París quieren aprovechar el éxito de Halloween para testimoniar su fe y la esperanza cristiana ante la muerte en la vigilia de la fiesta de Todos los Santos (1 de noviembre) y de los Difuntos, de los que se hace memoria al día siguiente.

Ocultismo y anticristianismo

Y, ¿qué hay de malo en una simple fiesta para pasárselo bien? «Que tiene un trasfondo de ocultismo y de anticristianismo», señala Joan María Canals, director del secretariado de la comisión episcopal de liturgia de la Conferencia Episcopal Española (CEE). El sacerdote es tajante al respecto: «Los padres deben ser conscientes y encauzar el sentido de fiesta hacia lo bueno y la belleza, en vez de hacia el terror, el miedo y la misma muerte».

Pero, además, Halloween ha supuesto el rescate de una fiesta pagana que celebraban los celtas antes de ser evangelizados. Es la fiesta de la muerte y el terror en la víspera, precisamente, de la festividad católica de Todos los Santos (1 de noviembre) y de los Fieles Difuntos (2 de noviembre), instituida por san Odilón, monje benedictino y quinto abad de Cluny, en el año 998.

¿En qué consiste la propuesta de Holywins?

“Nuestra propuesta es Holywins, para así poner la dulzura de Dios en cada corazón, como lo hicieron todos los santos”, explica en la convocatoria desde el portal católico http://www.reinadelcielo.org/ .

Con este objetivo invita a disfrazarse de “algo lindo” -una flor, una princesa, de Superman, de un Ángel o “de lo que quieras mientras sea bueno y alegre”- y sugiere decorar los hogares con motivos divertidos, sobre todo para “pedir y regalar dulces por gracias”.

Desde hace cuatro años, el Grupo distribuye en forma gratuita -también a través de Internet-, un instructivo con su propuesta dirigida a colegios, parroquias, centros parroquiales, asociaciones y laicos que “llenos del Espíritu Santo, deseen sumarse a la iniciativa de inculcar en los niños y jóvenes la celebración del 31 de octubre como fiesta de la víspera de Todos los Santos”

El material contiene relatos sobre la vida de los santos a manera de cuentos, un póster colorido y una guía con atractivas ideas y sugerencias para “encender en los corazones de los niños y jóvenes el fuego de la verdadera alegría; y reemplazar el culto a la superstición y lo oscuro por una cultura de la vida, la paz y el amor, en el que su entusiasmo sea el motor que transmita esa abundancia de dones sobre la comunidad”.

Informes: belendemaria@reinadelcielo.org


viernes, 29 de octubre de 2010

FE Y VIDA: Susan Boyle revela que fe católica de su madre la salvó del aborto

Queridos amigos y hermanos del blog: en su nueva autobiografía, la cantante Susan Boyle reveló que está viva gracias a la fe católica de su madre, quien se negó a someterse a un aborto cuando los médicos le dijeron que su hija podía nacer con serias complicaciones físicas.

Según recoge ReligionenLibertad.com, en el libro "The Woman I Was Born To Be" Boyle sostiene que los médicos recomendaron abortar "a su madre Bridget Boyle, que tenía otros ocho hijos, porque temían que hubiese complicaciones físicas (…) Su madre rechazó el consejo como ‘impensable’ dado que ella era ‘una católica devota’".

"Susan Boyle nació de emergencia por cesárea. Los médicos no felicitaron a Bridget con un ‘felicidades, tiene usted una bebé preciosa’, sino que, explica la biografía, asumieron una actitud desdeñosa hacia la pequeña Susan, sospechando que podría haber daño cerebral debido a una falta de oxígeno", indica el libro.

A Bridget Boyle le sugirieron aceptar "que la niña no alcanzará mucho en la vida".

"Estoy segura que ellos tenían la mejores intenciones, pero no creo que debieron decirle eso, porque nadie puede predecir el futuro. Lo que ellos no sabían era que yo soy un poco luchadora, y toda mi vida he estado intentando probarles que estaban equivocados", afirma Susan en el libro.

A los 49 años de edad, Susan Boyle se convirtió en fuente de inspiración para millones de personas en todo el mundo cuando en abril de 2009 ganó el concurso "Britain´s Got Talent". Su primer álbum vendió nueve millones de copias en seis semanas y fue el más vendido del año en Gran Bretaña.

Susan Boyle cantó ante el Papa Benedicto XVI

La cantante escocesa Susan Boyle, mundialmente famosa, ha descripto la oportunidad de cantar para el Papa Benedicto XVI como “su más grande sueño hecho realidad”. Hablando en una entrevista en televisión grabada por la Oficina de Prensa Católica Escocesa, la sensación global del canto habló de estar “honrada y sentirse humilde” por la invitación.

Susan actuó hoy tres veces en Bellahouston Park en Glasgow y cantó con un gran coro de 800 voces en la misa al aire libre que celebró el Papa Benedicto XVI durante su visita a Escocia. Susan Boyle cantó el himno “How great thou art” así como su clásica canción “I dreamed a dream.” Luego del himno final al término de la misa, también cantó una canción de despedida al Papa Benedicto.

Hablando desde su casa donde estaba ensayando, Susan dijo: “Poder cantar para el Papa es un gran honor y algo que yo siempre he soñado - es indescriptible. Yo pienso que el 16 de Septiembre quedará en mi memoria como algo que yo siempre he querido hacer, yo siempre quise cantar para su Santidad y no puedo expresar con palabras mi felicidad, que este sueño se ha hecho realidad al fin”.

Sobre la importancia de su fe católica, Susan dijo: “La visita del Papa es un evento muy grande para los Católicos Escoceses. Mi propia fé es la columna vertebral de mi vida, yo rezo y digo el rosario todos los días y estoy muy cercana a mi religión. Me siento humilde y honrada por esta invitación y espero dar lo mejor de mí.”

jueves, 28 de octubre de 2010

CATEQUESIS DEL PAPA: "Santa Brígida de Suecia unida al Señor mediante la oración, la penitencia y las obras de caridad"

CIUDAD DEL VATICANO, 27 OCT 2010 (VIS).-Santa Brígida de Suecia (1303-1373), proclamada por Juan Pablo II co-patrona de toda Europa, fue la figura a la que Benedicto XVI dedicó la catequesis de la audiencia general de los miércoles. En la vida de la santa, nacida en Finster (Suecia), se distinguen dos períodos: el primero caracterizado por su condición de mujer felizmente casada y madre de ocho hijos. Se inició entonces en el estudio de la Sagrada Escritura y adoptó como norma de vida, junto a su esposo, la Regla de los Terciarios franciscanos. Practicó también generosamente las obras de caridad y fundó un hospital.

Este primer periodo de la vida de Brígida, dijo el Papa, "nos ayuda a apreciar lo que hoy podríamos llamar una verdadera "espiritualidad conyugal": los esposos cristianos pueden seguir un camino de santidad, sostenidos por la gracia del Sacramento del Matrimonio. (...) ¡Que el Espíritu del Señor suscite también hoy en día la santidad de los esposos cristianos, para mostrar al mundo la belleza del matrimonio vivido de acuerdo con los valores del Evangelio: el amor, la ternura, la ayuda mutua, la fecundidad en la generación y educación de los hijos, la apertura y la solidaridad hacia el mundo, la participación en la vida de la Iglesia!".

Cuando Brígida enviudó comenzó el segundo período de su vida. Renunció a otra boda para profundizar "la unión con el Señor mediante la oración, la penitencia y las obras de caridad", y "después de distribuir sus bienes a los pobres, se estableció en el monasterio cisterciense de Alvastra, sin acceder a la consagración religiosa". En ese lugar comenzaron las Revelaciones divinas, que la acompañaron por el resto de su vida y cuyo contenido y estilo son muy diferentes.

"El valor de las Revelaciones de santa Brígida, que a veces ha sido objeto de algunas dudas -explicó el Papa- fue precisado por el Venerable Juan Pablo II, que en la Carta "Spes aedificandi" escribe: "Reconociendo la santidad de Brígida, la Iglesia, aunque no se pronuncia sobre las revelaciones individuales, ha aceptado la autenticidad global de su experiencia interior".

"De hecho -prosiguió el Santo Padre- la lectura de estas Revelaciones nos interpela sobre muchos temas importantes. Se describe con frecuencia (...) la Pasión de Cristo, (...) contemplando en ella el infinito amor de Dios por los seres humanos. (...) Otro argumento recurrente es la maternidad dolorosa de María, que la convirtió en Mediadora y Madre de la misericordia".

La santa estaba firmemente convencida de que "todos los carismas están destinados a edificar la Iglesia. Precisamente por esta razón, no pocas de sus revelaciones estaban dirigidas, incluso en forma de admoniciones muy graves, a los creyentes de su tiempo, incluidas las autoridades religiosas y políticas, para que vivieran con coherencia su vida cristiana. Pero se caracterizaba siempre por su actitud de respeto y de fidelidad plena al Magisterio de la Iglesia, en particular al Sucesor de Pedro".

En 1349 Brígida deja para siempre Suecia y peregrina a Roma para participar en el Jubileo de 1350 y pedir al Papa que aprobase la regla de fundación de la orden religiosa que quería dedicar al Santísimo Salvador, compuesta por monjes y monjas bajo la autoridad de la abadesa.

"Es un dato que no debe sorprendernos", observó el Papa. "En la Edad Media hay fundaciones monásticas con un ramo masculino y uno femenino que practicaban la misma regla monástica bajo la dirección de la abadesa. La gran tradición cristiana reconoce a la mujer una dignidad propia, y según el ejemplo de María, Reina de los Apóstoles, un propio lugar en la Iglesia, que, sin coincidir con el sacerdocio ordenado, es igualmente importante para el crecimiento espiritual de la comunidad".

Brígida peregrinó también a Asís y a Tierra Santa. Murió en 1373 y fue canonizada en 1391 por Bonifacio IX. Su santidad, caracterizada por múltiples dones y experiencias, "la convierte en una figura destacada en la historia europea" ya que "muestra cómo el cristianismo ha impregnado profundamente la vida de todos los pueblos de este continente".

"Proclamándola co-patrona de Europa, el Papa Juan Pablo II expresó su esperanza de que santa Brígida -que vivió en el siglo XIV, cuando la cristiandad occidental no estaba todavía herida por la división- intercediera ante Dios para obtener la gracia, tan esperada, de la plena unidad de todos los cristianos", concluyó Benedicto XVI, pidiendo también la intercesión de la santa para que "Europa se alimente siempre de sus raíces cristianas".

Llamamiento a la comunidad internacional para que ayude a Indonesia y Benin

Al final de la audiencia general de este miércoles, celebrada en la Plaza de San Pedro, el Papa hizo el siguiente llamamiento: "En las últimas horas, un nuevo terrible tsunami se ha abatido contra las costas de Indonesia, también afectada por una erupción volcánica, provocando muchos muertos y desaparecidos. Expreso a las familias de las víctimas mi más sentido pésame por la pérdida de sus seres queridos y aseguro a toda la población de Indonesia mi cercanía y mi oración.

También acompaño de cerca a la querida población de Benin, afectada por continuas inundaciones, que han dejado a muchas personas sin hogar y en precarias situaciones higiénico-sanitarias. Invoco sobre las víctimas y sobre toda la nación la bendición y el consuelo del Señor.

"Pido a la comunidad internacional que haga todos los esfuerzos para proporcionar la ayuda necesaria y para aliviar el dolor de los que sufren por estas devastaciones".

miércoles, 27 de octubre de 2010

PRO VIDA: Sevilla y la defensa de la vida en contra del aborto: "Sólo Dios es el Señor de la vida"

Queridos amigos y hermanos del blog: el pasado sábado 23 de octubre se realizó una concentración sin precedentes en Sevilla que mostró el rechazo de la ciudad a la reunión de la industria del aborto y a las instituciones públicas que la promueven. Ésta se llevó a cabo frente al Hotel Meliá Sevilla, que acogió el encuentro de propietarios de abortorios y “profesionales” del exterminio de seres humanos.

Miles de personas han mostrado durante más de una hora su condena ante la celebración de encuentros que, disfrazados de “congreso científico”, solo persiguen incrementar el negocio del aborto y además están patrocinados por el Ayuntamiento de la ciudad y la Junta de Andalucía con el dinero de todos los ciudadanos.

Más de 10.000 personas se concentraron durante la hora larga que duraron las intervenciones y la lectura del manifiesto, y muchas de ellas se congregaron en las inmediaciones del Hotel Meliá Sevilla desde primera hora de la mañana.

En el curso del acto se dio lectura a un manifiesto que reclamaba de las Administraciones públicas más responsabilidad a la hora de subvencionar actividades abortistas: “Dejen de financiar la industria del aborto, dediquen partidas presupuestarias a programas integrales de promoción de la maternidad y ayuda a la mujer ante un embarazo inesperado".

Gádor Joya, portavoz nacional de Derecho a Vivir, lamentó que la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento sevillano y el Gobierno amparen a los “negociantes del aborto, declarando de interés científico sanitario algo que en realidad no lo tiene" y afirmó que la presencia de miles de ciudadanos en las calles, tanto en Sevilla como en Valencia, es una nueva prueba de que la ciudadanía rechaza la ley del aborto promulgada por Zapatero.

Esther Peláez, portavoz de Derecho a Vivir Sevilla, se congratuló de que "los sevillanos de manera espontánea hayan respondido" a la reunión abortista internacional de manera masiva.

Sevilla y los abortos

En Sevilla, la ciudad elegida por la patronal del aborto para celebrar un encuentro internacional, el exterminio de niños no nacidos se ha duplicado en la última década. En 1999 hubo 1.781 niños que no llegaron a nacer en la capital andaluza. En 2008 esa cifra llegaba a los 4.623, según los datos oficiales, que proporciona la abortista Consejería de Salud. En cuanto a las mujeres que decidieron abortar durante los últimos 10 años en Sevilla, se trata de jóvenes de 20-24 años con estudios medios.

Con la venta libre de la “píldora del día después” los abortos quirúrgicos habrán crecido ligeramente en el último año y los abortos farmacéuticos se multiplicarán, superando el porcentaje de crecimiento de la última década.

Desde la Junta andaluza se ha transmitido a la patronal del aborto y a los abortistas reunidos en el Hotel Meliá Sevilla que la región se ha convertido en un paraíso para el aborto. A tenor de estas cifras, el esfuerzo del PSOE y de la Junta de Andalucía por exterminar niños ha tenido, en efecto, resultados notables para quienes cobran por cada niño a que impiden nacer.

Algunas voces del encuentro “Pro Vida”

La pediatra Gádor Joya, portavoz de la Plataforma Derecho a Vivir (DaV), saludó a los presentes afirmando que las personas reunidas en el citado congreso “no son profesionales de nada más que de la muerte, no buscan nada más que el dinero, su objetivo es conseguir más negocio con menos control”. “¿Conocéis alguna fundación de ayuda a la infancia que haya creado esta gente?”, preguntó Joya.

José Manuel Albiach, profesor de radiología y hermano mayor de la Hermandad de San Lorenzo, aseguró que “Sevilla, ciudad de la luz, del color, del olor y de la belleza, ciudad noble, mariana e invicta, no puede consentir que en su seno se celebre un congreso pro oscuridad y tinieblas, pro muerte y destrucción. Es contra natura y cruel ver en un congreso de médicos cuáles pueden ser las mejores técnicas de descuartizar a un ser indefenso. Los médicos tenemos el fin primordial de defender la vida desde el momento de la concepción. Un niño concebido en el seno de la madre nunca es un agresor injusto. Es un ser indefenso que espera ser acogido y ayudado”.

Esteban Rodríguez Marín, portavoz de Ginecólogos por la Vida, aseguró que “hoy, más que nunca, el reto de los auténticos profesionales de la salud es tratar de rescatar a la mujer de los intereses del abortismo político o empresarial. Ante una situación de presión –o de depresión– hacer un refuerzo positivo del vínculo amoroso que une a la madre con su hijo es una labor de gran dignidad humana y médica que salva vidas”.

Imágenes que muestran la fuerte defensa de la vida en Sevilla (fotos de arriba y abajo Diario "La Razón", España)


Contundente título de la crónica periodística del ABC de Sevilla.


viernes, 22 de octubre de 2010

ACTUALIDAD: Carta de Bienvenida al Papa Benedicto XVI a España ¡FIRMA TÚ TAMBIÉN!


Queridos amigos y hermanos del blog: es ya inminente la llegada, por gracia de Dios, del Santo Padre Benedicto XVI a España. La idea de redactar y firmar una carta de bienvenida es una iniciativa cívica de la sociedad española, nacida al margen de organizaciones, asociaciones y grupos de cualquier índole. Ya son miles los firmantes: hombres y mujeres de fe y de buena voluntad, personalidades del mundo cultural, científico, deportivo, jurídico, político, social, periodístico, taurino, empresarial, etc., han querido firmar un una carta de bienvenida al Papa Benedicto XVI con ocasión de sus próximas visitas a Santiago de Compostela y Barcelona. Los firmantes agradecen al Papa una visita que se produce “en un momento de grave crisis económica y social que hunden sus raíces en una profunda crisis moral”.

Texto de la Carta:

Cercana ya la visita del Papa Benedicto XVI a España para consagrar el Templo de la Sagrada Familia en Barcelona y peregrinar a Santiago de Compostela en el Año Santo, los abajo firmantes queremos dar las gracias al Pontífice por haber querido venir de nuevo a nuestra tierra, coincidiendo ahora con difíciles momentos de crisis económica y social, que hunden sus raíces en una profunda crisis moral.

Estamos seguros de que millones de españoles –y de personas que vinieron de otros países buscando una vida mejor- comparten este sentimiento de gratitud y bienvenida y aguardan con alegría y esperanza la venida del Papa a España el próximo otoño.

Queremos expresar públicamente nuestra gratitud por su ejemplo, por su extraordinario Magisterio y por su incansable defensa de la dignidad humana y de los valores que necesita el mundo de hoy.

Sus permanentes enseñanzas al servicio del bien y de la verdad muestran una honda sensibilidad por los problemas a los que se enfrenta la humanidad en los comienzos del siglo XXI. El lema de su Pontificado –“Cooperadores de la Verdad”- es un firme compromiso de promover un fecundo diálogo entre razón y fe con el objetivo de una mayor humanización de la sociedad. Un diálogo que, con el concurso de todos, exige la plena protección del ejercicio de la libertad religiosa coherente con una concepción de laicidad positiva del Estado.

Queremos agradecer también al Papa su clarividencia e insistencia sobre el auge del relativismo. Benedicto XVI advierte a todos los hombres de buena voluntad de un relativismo que pretende prescindir de las categorías del Bien, la Verdad y la Belleza, fomentando un individualismo insolidario, origen principal de la crisis de nuestra sociedad.

Es precisamente ese relativismo la fuente inspiradora de iniciativas contrarias al derecho a la vida, a la familia y a los derechos de los padres como primeros responsables de la educación de sus hijos.

La humanidad del Papa también se manifiesta en su permanente estímulo al compromiso social de la Iglesia, hoy igual que siempre, por ser la primera en ayudar a los más necesitados, a los rechazados de la sociedad: enfermos de SIDA, drogodependientes, presos, enfermos mentales y terminales, víctimas de la prostitución, menores abandonados y los millones de personas que viven en la pobreza en los países menos desarrollados.

Y ante conductas indignas de algunos miembros de la Iglesia, que nos ofenden a todos, Benedicto XVI ha dado ejemplo de humildad y transparencia, exigiendo además, junto a la consiguiente reparación por la acción de la justicia, una honda purificación en la Iglesia.

En fin, la cordial cercanía de sus viajes ofrece siempre a todos sin distinción un mensaje de paz y de concordia, una propuesta de sabiduría y esperanza.

Firma tú también:

Si quieres sumar tu firma a la Carta de Bienvenida a Benedicto XVI, haz clic en http://bb16.org/firma-tu-tambien/ ,pon tus datos en el formulario y pulsa el botón “enviar” (todas las firmas enviadas son revisadas antes de ser publicadas).


miércoles, 20 de octubre de 2010

CATEQUESIS DEL PAPA: "Santa Isabel de Hungría: amor intenso a Dios y al prójimo"

CIUDAD DEL VATICANO, 20 OCT 2010 (VIS).-En la audiencia general de este miércoles, celebrada en la Plaza de San Pedro, el Papa habló sobre Santa Isabel de Hungría, "llamada también Isabel de Turingia".

Benedicto XVI explicó que Santa Isabel nació en 1207 y tras vivir los cuatro primeros años en la corte húngara fue entregada en matrimonio a Luis de Turingia. "A pesar de que el noviazgo se decidió por motivos políticos, entre los dos jóvenes nació un amor sincero, animado por la fe y por el deseo de hacer la voluntad de Dios".

"Se comportaba del mismo modo ante Dios y ante sus súbditos", dijo el Santo Padre. "Es un verdadero ejemplo para todos los que desempeñan un papel de guía: el ejercicio de la autoridad, en todos los niveles, se debe vivir como un servicio a la justicia y a la caridad, en la búsqueda constante del bien común".

Tras poner de relieve que la santa "practicaba asiduamente las obras de misericordia", Benedicto XVI subrayó que "su matrimonio fue muy feliz: Isabel ayudaba a su marido a elevar sus cualidades humanas a nivel sobrenatural, y él, a su vez, protegía a su esposa en su generosidad con los pobres y en sus prácticas religiosas. (...) Es un claro testimonio de cómo la fe y el amor a Dios y al prójimo fortalecen la vida familiar y hacen aún más profunda la unión matrimonial".

Isabel encontró un apoyo en los Frailes Menores y, a partir de aquel momento, "hizo más decidido su seguimiento de Cristo pobre y crucificado, presente en los pobres".

El Papa señaló que el esposo de Isabel murió en 1227. "Sin embargo, le esperaba otra prueba: su cuñado usurpó el gobierno de Turingia, declarándose verdadero heredero de Luis y acusando a Isabel de ser una mujer piadosa incompetente para el gobierno. La joven viuda, con sus tres hijos, fue expulsada del castillo de Wartburg y comenzó a buscar un lugar donde refugiarse. (...) Durante esta prueba, soportada con gran fe, paciencia y dedicación a Dios, algunos familiares, que habían permanecido leales y consideraban ilegítimo el gobierno del cuñado, rehabilitaron su nombre. De este modo, a principios de 1228, Isabel recibió una renta adecuada y se retiró al castillo de familia en Marburgo".

"Isabel pasó los tres últimos años de su vida en el hospital que fundó, al servicio de los enfermos, velando a los moribundos. Trataba siempre de realizar los servicios más humildes y los trabajos más repugnantes. Se convirtió en lo que podríamos llamar una mujer consagrada en medio del mundo (soror in saeculo) y formó con otras amigas, vestidas con hábitos grises, una comunidad religiosa. No es una casualidad que sea patrona de la Tercera Orden Regular de San Francisco y de la Orden Franciscana Secular".

En noviembre de 1231, tras varios días con fiebre alta, murió. "Los testimonios sobre su santidad -continuó el Papa- eran tantos y tales que sólo cuatro años más tarde, el Papa Gregorio IX la proclamó santa, y el mismo año fue consagrada la hermosa iglesia construida en su honor en Marburgo".

Benedicto XVI concluyó afirmando que "en la figura de Santa Isabel vemos cómo la fe, la amistad con Cristo, crean el sentido de la justicia, de la igualdad de todos, de los derechos de los demás y crean el amor, la caridad. De esta caridad nace también la esperanza, la certeza de que somos amados por Cristo y de que su amor nos espera y nos capacita para imitarle y ver a Cristo en los demás".

Consistorio para la creación de 24 nuevos Cardenales

El Santo Padre dio a conocer al final de la audiencia general los nombres de 24 nuevos cardenales que serán creados en el Consistorio del próximo 20 de noviembre, víspera de la solemnidad de Cristo Rey. El consistorio es el tercero de su pontificado.

"Los cardenales -dijo el Papa-, tienen la tarea de ayudar al sucesor del apóstol Pedro en el cumplimiento de su misión de principio y fundamento perpetuo y visible de la unidad de la fe y de la comunión en la Iglesia".

jueves, 14 de octubre de 2010

CATEQUESIS DEL PAPA: El camino espiritual de la mística medieval Beata Ángela de Foligno

CIUDAD DEL VATICANO, 13 OCT 2010 (VIS).-Benedicto XVI dedicó la catequesis de la audiencia general de los miércoles a la beata italiana Ángela de Foligno (1248 c.a.- 1309). La audiencia se celebró en la Plaza de San Pedro y contó con la presencia de 25.000 personas.

En esta "gran mística medieval" causan admiración habitualmente, dijo el Papa, "las cimas de la experiencia de su unión con Dios, pero quizá se consideran poco sus primeros pasos, su conversión y el largo camino que la llevó desde el punto de partida, el "gran temor del infierno", hasta la meta: la unión total con la Trinidad".

Ángela nació en una familia acomodada y recibió una educación mundana. Se casó joven y tuvo varios hijos. Su vida era despreocupada hasta que algunos acontecimientos dramáticos, como el violento terremoto de 1279 y las consecuencias de la guerra contra la ciudad de Perugia la hicieron recapacitar sobre el sentido de su existencia. En 1285 se le apareció en una visión Francisco de Asís, al que pidió que la aconsejara para hacer una confesión general de sus pecados. Tres años después, fallece toda su familia y Ángela vende todos sus bienes para entrar en 1291 en la Tercera Orden Franciscana.

Su historia está recogida por su confesor en "El libro de la beata Ángela de Foligno". Al principio de su recorrido espiritual, la beata siente miedo del infierno por sus pecados. "Este temor -explicó el Papa- corresponde al tipo de fe que Ángela tenía en el momento de su conversión; una fe todavía pobre de caridad, es decir del amor de Dios. El arrepentimiento, ese miedo al infierno y la penitencia le abren la perspectiva del doloroso camino de la cruz que la llevará (...) al camino del amor".

"Ángela siente que tiene que dar algo a Dios para reparar sus pecados, pero lentamente comprende que no tiene nada que darle, que no es nada ante Él y entiende que no será su voluntad la que le dará el amor de Dios porque ésta puede darle solamente su "nada", su "no amor". Poco a poco en su camino místico entenderá "profundamente la realidad central: lo que la salvará de su indignidad y del infierno no será su "unión con Dios", ni su posesión de la "verdad", sino Jesús crucificado, (...) su amor. (...) Identificarse, transformarse en el amor y en los sufrimientos de Cristo crucificado".

"La conversión de Ángela -concluyó el Santo Padre- (...) madurará solo cuando el perdón de Dios se presentará a su alma como el don gratuito del amor del Padre, fuente de amor. (...) En su itinerario espiritual, el paso de la conversión a la experiencia mística, de lo que se puede expresar a lo inexpresable, sucede a través del Crucificado. Toda su experiencia mística es, por lo tanto, tender a una perfecta semejanza con Él, mediante purificaciones y transformaciones siempre más profundas y radicales. (...) Esa identificación significa también vivir lo que Jesús vivió: pobreza, desprecio, dolor. (...) Un camino altísimo, cuyo secreto es la oración constante".

Oración por los mineros de Chile y recuerdo de Juan Pablo II

En sus saludos a los peregrinos en diversas lenguas al final de la audiencia general, el Santo Padre, hablando en castellano, encomendó a la beata Ángela de Foligno "con esperanza a los mineros de la región de Atacama, en Chile" y afirmó posteriormente en húngaro que recordaba en sus oraciones "a los habitantes de Kolontar, que han tenido que abandonar sus hogares y a todos aquellos afectados por el fango tóxico, especialmente a cuantos han perdido la vida".

"Se acerca el aniversario de la elección de Juan Pablo II", dijo a los peregrinos polacos. "Junto a vosotros doy gracias a Dios por el testimonio de fe, esperanza y amor que nos dio mi gran predecesor en la Sede de Pedro y rezo para que los frutos de su vida, de su ministerio y sus enseñanzas permanezcan en la Iglesia y en el corazón de los seres humanos".

martes, 12 de octubre de 2010

VIRGEN MARÍA: Nuestra Señora del Pilar, Patrona de la Hispanidad

Queridos amigos y hermanos del blog: según documentos del siglo XIII, el Apóstol Santiago el mayor, hermano de San Juan, viajó a España a predicar el evangelio (año 40 d.C.), y una noche la Virgen María se le apareció en un pilar.

La tradición nos cuenta que Santiago había llegado a Aragón, el territorio que se llamaba Celtiberia, donde está situada la ciudad de Zaragoza, y una noche, estando en profunda oración junto a sus discípulos a orillas del río Ebro, la Santísima Virgen María se manifestó sobre un pilar, acompañada por un coro de ángeles, (ella aun vivía en Palestina).

La Virgen le habló al Apóstol pidiéndole que se le edificase ahí una iglesia con el altar en derredor al pilar y expresó: "Este sitio permanecerá hasta el fin del mundo para que la virtud de Dios obre portentos y maravillas por mi intercesión con aquellos que imploren mi ayuda".

El lugar, ha sobrevivido a invasiones de diferentes pueblos y a la guerra de 1936-1939, cuando tres bombas cayeron sobre el templo y no estallaron. También se cree que la Virgen le dio al Apóstol la pequeña estatua de madera.

Luego de la aparición, Santiago junto a sus discípulos comenzaron a construir una capilla en donde se encontraba la columna, dándole el nombre de "Santa María del Pilar". Este fue el primer templo del mundo dedicado a la Virgen.

Después de predicar en España, Santiago regresó a Jerusalén. Fue ejecutado por Herodes Agripas alrededor del año 44 d.C. siendo el primer apóstol mártir, luego del suceso sus discípulos tomaron su cuerpo y lo llevaron a España para su entierro. Siglos después el lugar fue encontrado y llamado Compostela (campo estrellado).

El primer santuario sobre la tumba de Santiago fue mandado a construir por el rey Alfonso II, el Casto de Asturias y por el obispo Teodomiro en el siglo IX. Hoy una magnifica catedral se encuentra en ese sitio.

El milagro de Miguel de Calandra:

Entre muchos milagros ocurridos en el sagrado lugar donde la Virgen se apareció, el del amputado de Calandra es el más grandioso, en 1637 a este hombre le amputaron una pierna y en 1640 la pierna volvió a aparecer entera en su cuerpo, se cree que esto ocurrió cuando se colocó aceite de la lámpara de la Virgen del Pilar o que sucedió mientras soñaba que visitaba la basílica. Cientos de personas fueron testigos de este acontecimiento y actualmente en la pared derecha de la basílica hay un cuadro recordándolo.

La basílica de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza,
provincia de Aragón, España:

Esta maravillosa basílica tiene once cúpulas y cuatro torres. La Capilla del Pilar es el lugar en el cual se sitúa la columna sobre la que se apareció la Virgen a Santiago. Según la tradición era una construcción externa al templo y que luego cuando se reformó el lugar fue integrado en el interior de la basílica.

El lugar más sagrado del templo es la santa columna en donde apareció la Virgen, éste pilar es de jaspe, mide casi 2 metros y la pequeña estatua es de madera y tiene 38 cm. El Papa Clemente XII estableció la fecha del 12 de Octubre para la festividad de la Virgen del Pilar. En España, sobre todo en Aragón, es muy conocida la plegaria: "Bendita sea la hora en que la Virgen vino en carne mortal a Zaragoza".

"¡Qué pequeña eres, pero qué influencia tan grande tienes!" dijo Juan Pablo II en una de sus visitas a la Virgen de la columna. Y así es efectivamente. Los 38 cm. de la imagen de la Virgen del Pilar, sobre una columna de jaspe de 1.77 m., parecen la viva expresión material del Magnificat: "Ha mirado la pequeñez de su sierva… Ha hecho grandes cosas por mi".

María del Pilar, en su fiesta del 12 de octubre de 1492, se convierte en proa de nave misionera. Es ella quien parece regalar a su hijo un nuevo mundo, a través de Colón y sus marineros, a bordo de tres carabelas, cuya capitana se llama la Santa María. Por eso Juan Pablo II, hace un alto en Zaragoza el 10 de octubre de 1984, camino de Santo Domingo para inaugurar la novena de años que van a preparar la celebración de la llegada del cristianismo a tierras americanas. Dice el Papa:

"Brilla aquí en la tradición firme y antiquísima del Pilar la dimensión apostólica de la Iglesia en todo su esplendor (…) La fe que los misioneros españoles llevaron a Hispanoamérica es una fe apostólica heredada de la fe de los apóstoles, según venerable tradición que aquí junto al Pilar tiene su asiento".


"Virgen Santa del Pilar: aumenta nuestra fe, consolida nuestra esperanza, aviva nuestra caridad… Fomenta en los jóvenes la disponibilidad para una entrega plena a Dios. Protege a España entera y a sus pueblos, a sus hombres y mujeres. Y asiste maternalmente, oh María, a cuantos te invocan como patrona de la Hispanidad."

sábado, 9 de octubre de 2010

FAMILIA: Carta del Papa Benedicto XVI para el VII Encuentro Mundial de las Familias

Queridos amigos y hermanos del blog: les ofrezco a continuación la Carta de Benedicto XVI al presidente del Consejo Pontificio para la Familia, el cardenal Ennio Antonelli, en preparación al VII Encuentro Mundial de las Familias, que se celebrará en Milán del 30 de mayo al 3 de junio de 2012 sobre el tema La familia: el trabajo y la fiesta. En la misma el Santo Padre plantea el desafío a las familias de conciliar trabajo y familia y recuperar el sentido de la verdadera fiesta.

Venerable Hermano
Cardenal ENNIO ANTONELLI
Presidente del Consejo Pontificio para la Familia

Al final del VI Encuentro Mundial de las Familias, celebrado en Ciudad de México en enero de 2009, anuncié que la siguiente cita de las familias católicas de todo el mundo con el Sucesor de Pedro tendría lugar en Milán, en 2012, sobre el tema La familia: el trabajo y la fiesta. Deseando ahora empezar la preparación de ese evento tan importante, estoy contento de precisar que se celebrará, si Dios quiere, del 30 de mayo al 3 de junio, y de ofrecer, al mismo tiempo, algunas indicaciones más detalladas sobre la temática y la manera de actuar.

El trabajo y la fiesta están íntimamente ligados a la vida de las familias: condicionan las decisiones, influyen en las relaciones entre los cónyuges y entre los padres y los hijos, e inciden en la relación de la familia con la sociedad y con la Iglesia. La Sagrada Escritura (cf Gn 1-2) nos dice que familia, trabajo y día festivo son dones y bendiciones de Dios para ayudarnos a vivir una existencia plenamente humana. La experiencia cotidiana confirma que el desarrollo auténtico de la persona incluye tanto la dimensión individual, familiar y comunitaria, como las actividades y las relaciones funcionales, así como la apertura a la esperanza y al Bien sin límites.

En nuestros días, por desgracia, la organización del trabajo, pensada y realizada en función de la competencia del mercado y del máximo beneficio, y la concepción de la fiesta como oportunidad de evasión y de consumo, contribuyen a disgregar la familia y la comunidad y a difundir un estilo de vida individualista. Por eso hay que promover una reflexión y un compromiso dirigidos a conciliar las exigencias y los momentos del trabajo con los de la familia y a recuperar el verdadero sentido de la fiesta, especialmente de la dominical, pascua semanal, día del Señor y día del hombre, día de la familia, de la comunidad y de la solidaridad.

El próximo Encuentro Mundial de las Familias constituye una ocasión privilegiada para replantear el trabajo y la fiesta desde la perspectiva de una familia unida y abierta a la vida, bien integrada en la sociedad y en la Iglesia, atenta a la calidad de las relaciones además de a la economía del mismo núcleo familiar. El evento, para lograr un éxito verdaderamente fructífero, no debe permanecer aislado, sin embargo, sino colocarse en un adecuado itinerario de preparación eclesial y cultural. Auspicio por tanto que ya durante el año 2011, XXX aniversario de la Exhortación apostólica Familiaris consortio, "magna carta" de la pastoral familiar, se pueda emprender un itinerario válido con iniciativas en el ámbito parroquial, diocesano y nacional, encaminadas a mostrar experiencias de trabajo y de fiesta en sus aspectos más reales y positivos, con particular referencia a su efecto en la experiencia concreta de las familias. Que familias cristianas y comunidades eclesiales de todo el mundo se sientan por ello interpeladas e implicadas y se pongan solícitamente en camino hacia “Milán 2012”.

El VII Encuentro Mundial tendrá, como los anteriores, una duración de cinco días y culminará el sábado por la tarde con la “Fiesta de los Testimonios” y el domingo por la mañana con la Misa solemne. Estas dos celebraciones, que yo presidiré, nos mostrarán a todos los reunidos como “familia de familias”. El desarrollo del evento en su conjunto estará preparado para armonizar completamente las diversas dimensiones: oración comunitaria, reflexión teológica y pastoral, momentos de fraternidad y de intercambio entre las familias acogidas y las del lugar y eco mediático.

Que el Señor recompense desde ahora, con abundantes favores celestiales, a la arquidiócesis ambrosiana por su generosa disponibilidad y compromiso organizativo al servicio de la Iglesia Universal y de las familias pertenecientes a tantas naciones.

Mientras invoco la intercesión de la santa Familia de Nazaret, dedicada al trabajo cotidiano y asidua en las celebraciones festivas de su pueblo, Le imparto de corazón, venerable Hermano, y a sus Colaboradores la Bendición Apostólica que, con especial afecto, extiendo de buen grato a todas las familias comprometidas en la preparación del gran Encuentro de Milán.

Desde Castel Gandolfo, 23 de agosto de 2010.

BENEDICTUS PP. XVI

viernes, 8 de octubre de 2010

VIRGEN MARÍA: Las promesas de la Virgen María a los que recen el Santo Rosario

Queridos amigos y hermanos del blog: luego de la intervención de Santo Domingo de Guzmán dando los primeros esbozos de la difusión del Santo Rosario de la Santísima Virgen (comienzos del 1208). El Rosario se mantuvo como la oración predilecta durante casi dos siglos.

Cuando la devoción empezó a disminuir, la Virgen se apareció a Alano de la Rupe y le dijo que reviviera dicha devoción. El Beato Alano de la Rupe (1428-1475), dominico, unificó los elementos del Rosario y le dio forma definitiva. Eligió el nombre de los quince misterios y fundó las cofradías del Rosario. La Virgen le dijo también que se necesitarían volúmenes inmensos para registrar todos los milagros logrados por medio del rosario y reiteró las promesas dadas a Sto. Domingo referentes al rosario.

Promesas de Nuestra Señora, Reina del Rosario,
tomadas de los escritos del Beato Alano:

1. Quien rece constantemente mi Rosario, recibirá cualquier gracia que me pida.

2. Prometo mi especialísima protección y grandes beneficios a los que devotamente recen mi Rosario.

3. El Rosario es el escudo contra el infierno, destruye el vicio, libra de los pecados y abate las herejías.

4. El Rosario hace germinar las virtudes para que las almas consigan la misericordia divina. Sustituye en el corazón de los hombres el amor del mundo con el amor de Dios y los eleva a desear las cosas celestiales y eternas.

5. El alma que se me encomiende por el Rosario no perecerá.

6. El que con devoción rece mi Rosario, considerando sus sagrados misterios, no se verá oprimido por la desgracia, ni morirá de muerte desgraciada, se convertirá si es pecador, perseverará en gracia si es justo y, en todo caso será admitido a la vida eterna.

7. Los verdaderos devotos de mi Rosario no morirán sin los Sacramentos.

8. Todos los que rezan mi Rosario tendrán en vida y en muerte la luz y la plenitud de la gracia y serán partícipes de los méritos bienaventurados.

9. Libraré bien pronto del Purgatorio a las almas devotas a mi Rosario.

10. Los hijos de mi Rosario gozarán en el cielo de una gloria singular.

11. Todo cuanto se pida por medio del Rosario se alcanzará prontamente.

12. Socorreré en sus necesidades a los que propaguen mi Rosario.

13. He solicitado a mi Hijo la gracia de que todos los cofrades y devotos tengan en vida y en muerte como hermanos a todos los bienaventurados de la corte celestial.

14. Los que rezan Rosario son todos hijos míos muy amados y hermanos de mi Unigénito Jesús.

15. La devoción al Santo Rosario es una señal manifiesta de predestinación de gloria.

jueves, 7 de octubre de 2010

VIRGEN MARÍA: Nuestra Señora del Rosario


Queridos amigos y hermanos del blog: hoy celebramos junto con toda la Iglesia a Nuestra Señora del Rosario. Esta fiesta fue instituida por el Papa san Pío V el 7 de octubre, aniversario de la victoria obtenida por los cristianos en la Batalla naval de Lepanto (1571), atribuida a la Madre de Dios, invocada por la oración del rosario. La celebración de este día es una invitación para todos a meditar los misterios de Cristo, en compañía de la Virgen María, que estuvo asociada de un modo especialísimo a la encarnación, la pasión y la gloria de la resurrección del Hijo de Dios.

Historia del Santo Rosario:

Desde el principio de la Iglesia, los cristianos rezan los salmos como lo hacen los judíos. Mas tarde, en muchos de los monasterios se rezan los 150 salmos cada día. Los laicos devotos no podían rezar tanto pero querían según sus posibilidades imitar a los monjes. Ya en el siglo IX había en Irlanda la costumbre de hacer nudos en un cordel para contar, en vez de los salmos, las Ave Marías. Los misioneros de Irlanda mas tarde propagaron la costumbre en Europa y hubo varios desarrollos con el tiempo.

La intervención de Santo Domingo:

La Madre de Dios, en persona, le enseñó a Santo Domingo a rezar el rosario en el año 1208 y le dijo que propagara esta devoción y la utilizara como arma poderosa en contra de los enemigos de la Fe. Domingo de Guzmán era un santo sacerdote español que fue al sur de Francia para convertir a los que se habían apartado de la Iglesia por la herejía albingense. Su convento se encontraba en Prouille, junto a una capilla dedicada a la Santísima Virgen. Fue en esta capilla en donde Domingo le suplicó a Nuestra Señora que lo ayudara, pues sentía que no estaba logrando casi nada.

La Virgen ayuda a Santo Domingo:

La Virgen se le apareció en la capilla. En su mano sostenía un rosario y le enseñó a Domingo a recitarlo. Dijo que lo predicara por todo el mundo, prometiéndole que muchos pecadores se convertirían y obtendrían abundantes gracias. Domingo salió de allí lleno de celo, con el rosario en la mano. Efectivamente, lo predicó, y con gran éxito por que muchos albingenses volvieron a la fe católica.

Un creciente número de hombres se unió a la obra apostólica de Domingo y, con la aprobación del Santo Padre, Domingo formó la Orden de Predicadores (Dominicos). Con gran celo predicaban, enseñaban y los frutos de conversión crecían. A medida que la orden crecía, se extendieron a diferentes países como misioneros para la gloria de Dios y de la Virgen.

Excelencia del Rosario:

A lo largo de los siglos los Papas han fomentado la pía devoción del rezo del rosario y le han otorgado indulgencias. Dijo Nuestro Señor: "Donde dos o tres estén reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos" (Mt 18:20). El rosario en familia es algo maravilloso. Es un modo práctico de fortalecer la unidad de la vida familiar. Es una oración al alcance de todos. Los Papas, especialmente los más recientes, han hecho gran énfasis sobre la importancia del rosario en familia.

El Papa dominico, San Pío V (1566 - 1572) dio el encargo a su congregación de propagar el santo rosario. Muchos Papas han sido grandes devotos del rosario y lo han propagado con profunda convicción y confianza.

Su Santidad León XIII escribió doce encíclicas referentes al rosario. Insistió en el rezo del rosario en familia, consagró el mes de octubre al rosario e insertó el título de "Reina del Santísimo Rosario" en la Letanía de la Virgen. Por todo esto mereció el título de "El Papa del Rosario". Todos los Papas del siglo XX han sido muy devotos del Santo Rosario.

Recomendado por la misma Virgen:

A la Virgen María le encanta el rosario. Es la oración de los sencillos y de los grandes. Es tan simple, que está al alcance de todos; se puede rezar en cualquier parte y a cualquier hora. El rosario honra a Dios y a la Santísima Virgen de un modo especial. La Virgen llevaba un rosario en la mano cuando se le apareció a Bernardita en Lourdes. Cuando se les apareció a los tres pastorcitos en Fátima, también tenía un rosario. Fue en Fátima donde ella misma se identificó con el título de "La Señora del Rosario".

El Siervo de Dios Juan Pablo II solía repetir que el Santo Rosario era “su oración predilecta”, ojalá que también sea para nosotros “nuestra oración predilecta”. ¡Que nunca se caiga de nuestras manos!, para Gloria de Dios, para Honra de Nuestra Madre del Cielo.

Con mi bendición.
Padre José Medina

miércoles, 6 de octubre de 2010

CATEQUESIS DEL PAPA: "Santa Gertrudis influyó de manera única en la espiritualidad cristiana"

CIUDAD DEL VATICANO, 6 OCT 2010 (VIS).-En la audiencia general de este miércoles, celebrada en la Plaza de San Pedro, el Papa habló de Santa Gertrudis, "una de las místicas más famosas, la única mujer de Alemania que recibió el apelativo de "Grande" por su talla cultural y evangélica: con su vida y su pensamiento influyó de manera única en la espiritualidad cristiana".

Nacida en 1256, a los cinco años, explicó Benedicto XVI, "Gertrudis entra en el monasterio, como era costumbre con frecuencia en aquella época, para la formación y el estudio. Aquí transcurre toda su existencia".

Gertrudis "es una estudiante extraordinaria. (...) Pasa a consagrarse totalmente a Dios en la vida monástica y no sucede nada de extraordinario durante dos décadas: el estudio y la oración son su actividad principal". A los 25 años tuvo "la visión de un joven que la guía para superar la maraña de espinas que oprime su alma, tomándola de la mano. En aquella mano reconoce (...) a Aquel que en la Cruz nos ha salvado con su sangre, a Jesús".

"A partir de ese momento -continuó-, su vida de comunión íntima con el Señor se intensifica. (...) Abandona los estudios humanísticos profanos para consagrarse totalmente a los teológicos y, en la observancia monástica, pasa de una vida que ella define negligente a una de oración intensa, mística, con un excepcional ardor misionero".

El Santo Padre puso de relieve que Gertrudis "comprende que en el pasado se ha alejado de Dios, (...); que se ha dedicado con demasiada codicia a los estudios liberales, a la sabiduría humana, descuidando la ciencia espiritual, privándose del gusto por la verdadera sabiduría; ahora es conducida al monte de la contemplación, donde deja al hombre viejo para revestirse del nuevo".

La santa alemana "se dedica a la escritura y a la difusión de la verdad de fe con claridad y sencillez, gracia y persuasión, sirviendo con amor y fidelidad a la Iglesia, llegando a ser apreciada por los teólogos y las personas pías". Entre los pocos escritos que se conservan, "a causa de las vicisitudes que condujeron a la destrucción del monasterio de Helfta", se hallan "El heraldo del amor divino" o "Las revelaciones" y los "Ejercicios Espirituales, una rara joya de la literatura mística espiritual".

"A las oraciones y penitencias de la regla monástica -afirmó el Papa-, Gertrudis añade otras con tanta devoción y confianza en Dios, que suscitan en quien la encuentra la conciencia de estar en la presencia del Señor. De hecho, Dios mismo le hace comprender que la ha llamado para que sea un instrumento de su gracia. Gertrudis se siente indigna de este inmenso tesoro divino y confiesa que no lo ha custodiado y valorado". Muere en 1301 ó 1302.

Benedicto XVI concluyó haciendo hincapié en que el ejemplo de Santa Gertrudis "nos muestra que el centro de una vida feliz, de una vida verdadera, es la amistad con Jesús, el Señor, que se aprende en el amor por la Sagrada Escritura, por la liturgia, en la fe profunda, en el amor por María, para conocer cada vez más realmente a Dios mismo y así la verdadera felicidad, la meta de nuestra vida".

Octubre: mes del Santo Rosario

Al final de la catequesis, el Santo Padre recordó a los diversos grupos de peregrinos que octubre es el mes dedicado al Santo Rosario y que mañana se celebra la memoria de la Bienaventurada Virgen del Rosario.

"El rosario -dijo dirigiéndose a los peregrinos polacos- es una oración especial de la Iglesia y un arma espiritual para cada uno de nosotros. La meditación de la vida de Jesús y María sea para todos nosotros luz sobre el camino evangélico de la renovación espiritual y de la conversión del corazón".

martes, 5 de octubre de 2010

DIVINA MISERICORDIA: Santa María Faustina Kowalska, apóstol de la Divina Misericordia

Queridos amigos y hermanos del blog: hoy, 5 de octubre, celebra la Iglesia la festividad de Santa María Faustina Kowalska (1905-1938), apóstol de la Divina Misericordia, forma parte del círculo de santos de la Iglesia más conocidos. A través de ella el Señor Jesús transmite al mundo el gran mensaje de la Divina Misericordia y presenta el modelo de la perfección cristiana basada sobre la confianza en Dios y la actitud de caridad hacia el prójimo.

Apuntes biográficos:

Nació el 25 de agosto de 1905 como la tercera hija entre diez hermanos en la familia de Mariana y Estanislao Kowalski, campesinos de la aldea de Głogowiec. En el santo bautizo, celebrado en la iglesia parroquial de Świnice Warckie, se le impuso el nombre de Elena. Desde pequeña se destacó por el amor a la oración, la laboriosidad, la obediencia y una gran sensibilidad ante la pobreza humana. A los 9 años recibió la Primera Comunión. La vivió muy profundamente, consciente de la presencia del Huésped Divino en su alma. Su educación escolar duró apenas tres años. Al cumplir 16 años abandonó la casa familiar para, trabajando de empleada doméstica en casas de familias acomodadas de Aleksandrów, Łódź y Ostrówek, mantenerse a sí misma y ayudar a los padres.

Ya desde los 7 años sentía en su alma la llamada a la vida religiosa, pero ante la negativa de los padres para su entrada en el convento, intentó apagar dentro de sí la voz de la vocación divina. Sin embargo, apresurada por la visión de Cristo sufriente fue a Varsovia y allí, el 1 de agosto de 1925 entró en la Congregación de las Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia donde, como sor María Faustina, vivió trece años. Trabajó en distintas casas de la Congregación. Pasó los períodos más largos en Cracovia, Płock y Vilna cumpliendo los deberes de cocinera, jardinera y portera.

Para quien la observara desde fuera nada hubiera delatado su singular intensa vida mística. Cumplía sus deberes con fervor, observaba fielmente todas las reglas del convento, era recogida y callada, pero a la vez natural, llena de amor benévolo y desinteresado al prójimo. Su vida, aparentemente ordinaria, monótona y gris, se caracterizó por la extraordinaria profundidad de su unión con Dios.

Sor María Faustina extenuada físicamente por la enfermedad y los sufrimientos que ofrecía como sacrificio voluntario por los pecadores, plenamente adulta de espíritu y unida místicamente con Dios murió en Cracovia el 5 de octubre de 1938, con apenas 33 años. La fama de la santidad de su vida iba creciendo junto con la propagación de la devoción a la Divina Misericordia y a medida de las gracias alcanzadas por su intercesión.

Entre los años 1965-67 en Cracovia fue llevado a cabo el proceso informativo sobre su vida y sus virtudes y en 1968 se abrió en Roma el proceso de beatificación, concluido en diciembre de 1992. El 18 de abril de 1993, en la Plaza de San Pedro de Roma, el Santo Padre Juan Pablo II beatificó a Sor María Faustina. Sus reliquias yacen en el santuario de la Divina Misericordia de Cracovia-Łagiewniki. Fue canonizada el 30 de abril de 2000.


Espiritualidad de Santa Faustina:

Su espiritualidad se basa en el misterio de la Divina Misericordia, que ella meditaba en la Palabra de Dios y contemplaba en lo cotidiano de su vida. El conocimiento y la contemplación del misterio de la Divina Misericordia desarrollaban en ella una actitud de confianza de niño hacia Dios y la caridad hacia el prójimo. “Oh Jesús mío -escribió- cada uno de tus santos refleja en sí una de tus virtudes, yo deseo reflejar tu Corazón compasivo y lleno de misericordia, deseo glorificarlo. Que tu misericordia, oh Jesús, quede impresa sobre mi corazón y mi alma como un sello y éste será mi signo distintivo en esta vida y en la otra” (Diario 1242).

Santa Faustina era una fiel hija de la Iglesia a la que amaba como a Madre y como el Cuerpo Místico de Jesucristo. Consciente de su papel en la Iglesia, colaboró con la Divina Misericordia en la obra de salvar a las almas perdidas. Con este propósito se ofreció como víctima cumpliendo el deseo del Señor Jesús y siguiendo su ejemplo. Su vida espiritual se caracterizó por el amor a la Eucaristía y por una profunda devoción a la Madre de la Divina Misericordia.

Los años de su vida en el convento abundaron en gracias extraordinarias: revelaciones, visiones, estigmas ocultos, la participación en la Pasión del Señor, el don de bilocación, los dones de leer en las almas humanas, de profecía y de desposorios místicos. Un contacto vivo con Dios, con la Santísima Madre, con ángeles, santos y almas del purgatorio: todo el mundo extraordinario no era para ella menos real que el mundo que percibía a través de los sentidos.

Colmada de tantas gracias extraordinarias sabía, sin embargo, que no son éstas las que determinan la santidad. En el Diario escribió: “Ni gracias, ni revelaciones, ni éxtasis, ni ningún otro don concedido al alma la hace perfecta, sino la comunión interior de mi alma con Dios. Estos dones son solamente un adorno del alma, pero no constituyen ni la sustancia ni la perfección. Mi santidad y perfección consisten en una estrecha unión de mi voluntad con la voluntad de Dios” (Diario 1107).

El Señor Jesús escogió a santa Faustina por secretaria y apóstol de su misericordia para, a través de ella, transmitir al mundo su gran mensaje. “En el Antiguo Testamento -le dijo- enviaba a los profetas con truenos a mi pueblo. Hoy te envío a ti a toda la humanidad con mi misericordia. No quiero castigar a la humanidad doliente, sino que deseo sanarla, abrazarla con mi Corazón misericordioso” (Diario 1588).

Misión de Santa Faustina:

1) Acercar y proclamar al mundo la verdad revelada en la Sagrada Escritura sobre el amor misericordioso de Dios a cada persona.

2) Alcanzar la misericordia de Dios para el mundo entero, y especialmente para los pecadores, por ejemplo a través de la práctica de las nuevas formas de culto a la Divina Misericordia, presentadas por el Señor Jesús: la imagen de la Divina Misericordia con la inscripción: Jesús, en ti confío, la fiesta de la Divina Misericordia, el primer domingo después de la Pascua de Resurrección, la coronilla a la Divina Misericordia y la oración a la hora de la Misericordia (las tres de la tarde). A estas formas de la devoción y a la propagación del culto a la Divina Misericordia el Señor Jesús vinculó grandes promesas bajo la condición de confiar en Dios y practicar el amor activo hacia el prójimo.

3) Inspirar un movimiento apostólico de la Divina Misericordia que ha de proclamar y alcanzar la misericordia de Dios para el mundo y aspirar a la perfección cristiana siguiendo el camino trazado por Santa María Faustina. Este camino es la actitud de confianza de niño hacia Dios que se expresa en cumplir su voluntad y la postura de caridad hacia el prójimo. Actualmente este movimiento dentro de la Iglesia abarca a millones de personas en el mundo entero: congregaciones religiosas, institutos laicos, sacerdotes, hermandades, asociaciones, distintas comunidades de apóstoles de la Divina Misericordia y personas no congregadas que se comprometen a cumplir las tareas que el Señor Jesús transmitió por santa María Faustina.

El “Diario” de la
Divina Misericordia:

Santa María Faustina manifestó su misión en el Diario que escribió por mandato del Señor Jesús y de los confesores. Registró en él con fidelidad todo lo que Jesús le pidió y describió todos los encuentros de su alma con Él. “Secretaria de mi más profundo misterio -dijo el Señor Jesús a María Faustina- tu misión es la de escribir todo lo que te hago conocer sobre mi misericordia para el provecho de aquellos que leyendo estos escritos, encontrarán en sus almas consuelo y adquirirán valor para acercarse a mí” (Diario 1693). Esta obra acerca de modo extraordinario el misterio de la misericordia Divina. Atrae no solamente a la gente sencilla sino también a científicos que descubren en ella un frente más para sus investigaciones. El Diario ha sido traducido a muchos idiomas, por citar algunos: inglés, alemán, italiano, español, francés, portugués, árabe, ruso, húngaro, checo y eslovaco.

Desde estas páginas y en este día de Santa Faustina os invito a consolidar en vuestras vidas una profunda devoción a la Divina Misericordia, manantial inagotable que brota del Corazón de Jesús abierto por nosotros en la Cruz.

Con mi bendición.
Padre José Medina


sábado, 2 de octubre de 2010

INTENCIONES DEL PAPA: Octubre de 2010

Queridos amigos y hermanos del blog: les comparto las intenciones del Santo Padre Benedicto XVI para este mes de octubre de 2010 con un breve comentario que nos ayuda a comprender la importancia y necesidad de acompañar con nuestra oración la propuesta oracional del Papa.

La INTENCIÓN GENERAL para el mes de OCTUBRE de 2010 es: "Para que las Universidades Católicas sean cada vez más lugares donde, gracias a la luz del Evangelio, sea posible experimentar la armónica unidad que hay entre fe y razón".

Comentario pastoral: Toda universidad tiene como objetivo la investigación, la enseñanza de la verdad y el servicio a la sociedad, pero junto a ellas, una Universidad Católica, por compromiso institucional, aporta también la inspiración y la luz del mensaje cristiano y la propuesta de hacer vida la fe tal como es presentada y querida por la Iglesia.

Una universidad es y se dice católica ante todo por su compromiso institucional católico. Esto significa que no basta que las personas que la dirigen sean católicas; ni tampoco que cuente con una facultad o departamento de teología católica, ni siquiera que proporcione un servicio pastoral a la comunidad universitaria. Es a la universidad, como institución que le corresponde ser católica y conformar con esta identidad todos los actos oficiales y todas sus actividades fundamentales: la investigación, la formación profesional, el diálogo con la cultura.

Este compromiso institucional abarca a todos y a cada uno de los que tienen responsabilidades en la universidad: profesores, estudiantes, personal administrativo. Ciertamente es una realidad perfectamente legítima la presencia de profesores no católicos, ante los cuales hay que mostrar un gran respeto y espíritu de apertura. No obstante, se pide justamente que los no católicos respeten en su investigación y en su enseñanza el carácter católico de la institución donde trabajan, es decir la doctrina y la moral católicas.

La universidad es, en su mismo origen, una de las expresiones más significativas de la solicitud pastoral de la Iglesia y se vincula íntimamente con su misión de anunciar la fe, ya que la fe que la Iglesia anuncia en una fe que impregna la inteligencia y el corazón del hombre; una fe que debe ser pensada para ser vivida. Por tanto, la presencia eclesial en la universidad no se limita a una intervención meramente cultural y científica, sino que busca integrar la vida con la fe, ofreciendo la posibilidad efectiva de un encuentro personal con Jesucristo.

No existe ninguna contraposición entre la finalidad específica de una universidad y la fidelidad de las universidades católicas a la misión evangelizadora de la Iglesia. Si el primer objetivo de toda universidad es la investigación de la verdad y su transmisión desinteresada a los jóvenes, la Universidad Católica, iluminada por la Verdad que procede de Cristo, goza de una mayor capacidad para la búsqueda desinteresada de tal verdad.


La INTENCIÓN MISIONERA para OCTUBRE de 2010 es: "Para que la celebración de la Jornada Misionera Mundial sea ocasión para comprender que la tarea de anunciar a Cristo es un servicio necesario e irrenunciable que la Iglesia está llamada a desempeñar en favor de la humanidad".

Comentario pastoral: En el mes de octubre, la Iglesia Católica celebra el Mes de las Misiones, puesto que fue en este mes, que se descubrió el continente Americano, abriendo así una nueva página en la historia de la Evangelización.

Este debe ser considerado en todos los países como el mes de la misión universal. El penúltimo domingo de Octubre, proclamado "Jornada Mundial de las Misiones" constituye el punto culminante. En algunos países, como por ejemplo en la República Argentina, por ser el tercer domingo de Octubre el Día de la Madre, esta Jornada se anticipa para el 2º domingo. Esta Jornada se celebrará en todas las Iglesias locales como fiesta de la catolicidad y de la solidaridad universal. Este día, los cristianos del mundo entero tomarán conciencia de su responsabilidad común frente a la evangelización del mundo. "Los Obispos y las Conferencias Episcopales elaborarán invocaciones especiales por las misiones, que se añadirán a la oración de los fieles durante la Misa" (Estatutos de las OMP 11, Motu Proprio "Ecclesiae Sanctae" III, 3).

La Jornada Misionera Mundial, orientada a sensibilizar sobre el problema misionero, así como a recoger donativos, es una cita importante en la vida de la Iglesia, porque enseña cómo se ha de dar: en la celebración eucarística, esto es, como ofrenda a Dios, y para todas las misiones del mundo (RM 81). La finalidad fundamental de esta Jornada es dar a conocer la actividad misional de la Iglesia, en su más amplio sentido, tanto evangelizador como de desarrollo y promoción humana.

A esta jornada se la conoce popularmente con el nombre de DOMUND, término acuñado en 1943 por Monseñor Ángel Sagarminaga, primer Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias en España, quien guiado por su imaginación y su sentido de animación misionera, unió las dos sílabas iniciales de las palabras Domingo Mundial y lanzó a la calle el eslogan: DOMUND.

El Papa Pío XI fue el gran impulsor del Domund. Electo Papa en 1922, toma un gran cariño a las Misiones, demostrado en la Fiesta de Pentecostés de ese mismo año cuando interrumpió su Homilía, despertando un silencio azaroso; tomó su solideo blanco y lo hizo circular entre los Cardenales, Obispos, Sacerdotes y Fieles en la Basílica de San Pedro de Roma, haciéndose así el mismo recaudador de una colecta en favor de las misiones. A pedido de los miembros de las OMP, Pío XI el 14 de abril de 1926 instituyó la JORNADA MUNDIAL DE LAS MISIONES.

Ese día debía ser celebrado en toda la Iglesia católica del mundo, el penúltimo domingo de octubre. (Recordemos que el último domingo era la recién creada Fiesta de Cristo Rey) Así se vinculaba la obra de las misiones con el Reinado de Cristo. Nació así la "Jornada Mundial de las Misiones", que más tarde recibió el nombre oficial de "Domingo Mundial de las Misiones", popularizada con el nombre de "DOMUND".

Sucesor de Pío XI, y gran promotor de la Evangelización de los pueblos, Pablo VI recuerda: "Fue una genial intuición en la vida de la Iglesia, una oportunidad de hacer sentir la vocación misionera de la Iglesia a nuestros hermanos los obispos, al clero, a los religiosos y religiosas y a todos los católicos; una ayuda insustituible a las misiones; un acicate a la fe tanto de las Iglesias de muchos siglos de fundación como de las Iglesias jóvenes, un gran días de la catolicidad".

viernes, 1 de octubre de 2010

SANTORAL: Santa Teresa del Niño Jesús, Virgen y Doctora de la Iglesia

Queridos amigos y hermanos del blog, hoy 1º de octubre es la fiesta litúrgica de una de las santas yo que más quiero, Santa Teresa del Niño Jesús, o de Lisieux, o simplemente Santa Teresita, como es mundialmente conocida, amada e imitada.

Nació el 2 de enero de 1873 y se llamaba María Francisca Teresa Martín. A los tres años ya procura “no rehusar nada al buen Dios”. El 8 de mayo, de 1884 toma su primera Comunión la cual constituye una “fusión” con Jesús, al cual le pide “que le quite su libertad”. En la Navidad de sus 15 años tuvo una visión en la cual le sonrió la Virgen María alumbrando la noche de su alma.

Su misión providencial consistió en dirigir almas por el caminito de la infancia espiritual, según la doctrina del Evangelio: “Ante Dios, nuestro Padre –insistía Teresita- debemos reconocernos como niños y, por lo tanto, ser humildes y sencillos, y confiar en su bondad y su misericordia, que son infinitas”.

En noviembre de 1887, el Papa León XIII recibe la visita de peregrinos franceses. Con ellos venía Teresita Martín, casi una niña. En silencio se acercaron al Sumo Pontífice y le tributaron el beso ritual, pero Teresita además, se dirigió a él con estas palabras: “Santísimo Padre, en honor de vuestro jubileo, permitidme ingresar en la Orden del Carmelo a los quince años”.

El venerable Papa miró a la muchachita extrañado. Afirmaron los que la acompañaban que se sintieron como sumergidos en algo mágico. Dos años después hizo sus votos como Carmelita Descalza, a sus 17 años, en el convento de Lisieux.

Poco a poco se quebranta su salud. Un mal pulmonar se agudiza. Duras tareas cumple en la comunidad, y lo hace con honda resignación y extraordinario valor. Pero un día, en el lecho, exhausta, cae sin conocimiento.

Desde junio de 1895 hasta su muerte fueron 27 meses de un terrible martirio. Llegará a decir al final de sus días Teresa “que nunca pensó que fuera capaz de sufrir tanto como sufrió”. También tuvo durante este tiempo profundos y abundantes gozos espirituales. A las “noches de las nadas” y a los dolores que le ocasionaban “los hermanos pecadores” se unía “el océano de gracias” y “los tiempos pascuales”.

“¡Dios mío –murmura- cuánto os amo!”. El amor: esa fue la vocación de Teresita de Lisieux. Nos cuenta en su autobiografía titulada “Historia de un alma”: “Mi vocación es el amor. Yo no he dado a Dios más que amor. Él me devolverá amor… Y en el corazón de mi madre la Iglesia, yo quiero ser el amor”.

Comenzaba el otoño francés. El eco recorría el convento repitiendo sus últimas palabras: “¡Dios mío, cuánto os amo!”. Era el 30 de septiembre de 1897, cuando a sus 24 años entrega su alma a Dios. El primero de agosto había declarado con tono inspirado: “Ah, lo sé, todo el mundo me amará”. No se equivocó. En veinticinco años se contaron más de cuatro mil prodigios atribuidos a su intercesión.

San Pío X, antes de incoar el proceso de su beatificación, ya había dicho: “Es la Santa más grande de los tiempos modernos”. Han sido innumerables las conversiones que se ha hecho por su medio, especialmente por la lectura de su autobiografía conocida mundialmente como “Historia de un alma”. Su estela y su recuerdo llenan aún hoy las iglesias, las familias cristianas e innumerables almas que la invocan con fraternal devoción.

Veintiocho años después, era solemnemente canonizada por Pío XI el 17 de mayo de 1925, y el mismo Papa, el 14 de diciembre de 1927, la proclamó Patrona Universal de las Misiones, junto con San Francisco Javier. Ella había dicho: “Después de mi muerte, haré llover rosas desde el cielo”, es decir, las gracias divinas. “Presiento que mi misión recién va a comenzar: la misión de hacer amar a Dios como yo lo amo, de enseñar mi caminito a las almas… Quiero pasar mi cielo haciendo el bien en la tierra”.

Su doctrina y su ejemplo de santidad han sido recibidos con gran entusiasmo por todas las categorías de fieles de este siglo, y también más allá de la Iglesia Católica y del Cristianismo.

Con ocasión del Centenario de su muerte, el Papa Juan Pablo II la declaró Doctora de la Iglesia por la solidez de su sabiduría espiritual, inspirada en el Evangelio, por la originalidad de sus intuiciones teológicas, en las cuales resplandece su eminente doctrina, y por la acogida en todo el mundo de su mensaje espiritual, difundido a través de la traducción de sus obras en una cincuentena de lenguas diversas. La ceremonia del nombramiento tuvo lugar el 19 de octubre de 1997, precisamente en el domingo en el que se celebra la Jornada Mundial de las Misiones

Que Santa Teresita nos enseñe a ser pequeños en el espíritu para que nos entreguemos para siempre con una confianza ilimitada en las manos del Padre Dios.

Con mi bendición.
Padre José Medina



ORACIÓN A SANTA TERESITA

Oh bienaventurada Santa Teresa del Niño Jesús, que habéis prometido hacer caer una lluvia de rosas, desde el cielo, dirigid a mí vuestros ojos misericordiosos y escuchadme en mis múltiples necesidades. Grande es vuestro poder porque Dios os ha hecho grande entro los santos del cielo.

Os suplico, pues, oh mi amable protectora, me alcancéis de Dios las gracias que os pido, siempre que sea para mayor honra de Dios y salvación de mi alma. Os suplico de un modo especial que me hagáis participar de las rosas que nos habéis prometido, apartando mi corazón de las vanidades y placeres caducos de esta vida, y enseñándome a amar a Jesús y a María con amor verdadero, para que así pueda un día gozar con vos de la eterna bienaventuranza. Así sea.

V. Rogad por nosotros, oh bienaventurada Santa Teresita.
R. Para que seamos dignos de la lluvia de rosas que nos habéis prometido.