viernes, 21 de enero de 2011

CINE: "Cartas al Padre Jacob" o la esperanza vía papel, sobre y estampilla


Queridos amigos y hermanos del blog: días pasados se estrenó en Madrid una película finlandesa rodada en el 2009 titulada: “Cartas al Padre Jacob”. Me pareció interesante la trama, fui a verla, y no me defraudó, todo lo contrario, me gustó mucho y os la recomiendo.

¿De qué trata? Filmada al estilo “kammerspielfilm” (cine de cámara), es una conmovedora historia de dos personajes. Leila, una mujer sentenciada a prisión perpetua, que tras doce años de cárcel, recibe el perdón. Antes de dejar la prisión, un funcionario le explica que Jacob, un cura rural anciano y ciego, ha solicitado su ayuda como asistente. Contra su voluntad, ella acepta esta labor, que consiste básicamente en responder las cartas que él recibe diariamente de parte de los fieles que le solicitan su ayuda. Aquí comienza la historia.

Responder las cartas es el fundamento de la misión de servicio de Jacob, mientras que Leila lo considera una tarea estéril. La relación entre ambos personajes se ve recorrida por una permanente tensión como consecuencia de los lazos de interdependencia que se establecen. Más aún cuando el cura… (no voy a contarles toda la película) percibe que su misión en la vida se desmorona a pedazos. Es aquí donde aparece el punto de inflexión que será el desencadenante para que finalmente se dé a conocer una dramática revelación.

Dos mundos radicalmente opuestos se entrelazan en esta emotiva historia sobre el perdón, la amistad, el cuidado del día a día, las dificultades de hacerse mayor y el inmenso poder de la redención.

Klaus Härö es su director. Nació en Porvoo, Finlandia, en 1971. Este es su cuarto largometraje. Sus películas recibieron más de 60 premios en distintos festivales internacionales. Sobre su película afirma que habitualmente no suele leer los guiones que le mandan, pero un día la gripe lo tenía confinado en su cama. Aburrido se decidió a leer lo primero que estuviera a su alcance y así estando en la lectura de la página 10 del mismo se decidió a filmarlo. Afirma: “Me interesó la simplicidad de la historia. No me gustan las películas con muchos personajes o subtramas. En esta cinta los temas principales no se quedan escondidos detrás de otras cosas. Por eso me gusta el cine de Chaplín y de Saura, en el que si ves algo en la pantalla sabes que va a ser importante. Y ‘Cartas al Padre Jacob’ tiene esa filosofía”.

A España no suele llegar mucho cine finlandés, tampoco es grande la producción anual de la industria cinematográfica en ese país. Pero si el film muestra algo que es muy real. Los finlandeses no son personas esencialmente religiosas, pero en su ser más profundo está fuertemente arraigada la oración y el sentido del deber de ayudar a los demás. Por eso es que Härö afirma que ni el cine finlandés ni su cine: “Nunca había estado tan cerca de la religión en una película”.

¿Cómo encajan una asesina y un cura? Como en la vida, todos somos diferentes y sin embargo encajamos. Kaarina Hazard es la actriz que encarna a Leila, una actriz de profundo corte intelectual y Heikki Nousiainen es el actor que encarna al Padre Jacob, un típico actor de teatro. Sin embargo, la magia que hay entre ellos es sorprendente y hacen totalmente creíble la especial relación entre la ex convicta y el anciano sacerdote. Son de especial lucimiento para ambos y de gozo para el espectador los momentos más intensos de la trama, que surgirán durante la lectura de las cartas que la gente envía al sacerdote en busca de consejo espiritual.

¿Quién soy yo cuando mi mundo se derrumba? ¿Qué queda de mí cuando he dejado de ser útil a los ojos de los demás? ¿Es posible recuperar la esperanza y el sentido de la vida luego de haber tocado fondo? En esta época en la cual las películas son excesivamente largas, la respuesta se va encontrando a lo largo de los escasos 74 minutos del metraje del film, que a mí me hizo pensar en esos buenos libros que no necesitan abundancia de palabras ni de hojas para serlo y dejan una buena huella en aquellos que los leen.

No sé si seguirá en cartel en algún cine de España, en muchos países de algunos visitantes del blog ya se ha estrenado hace tiempo, y en otros ya está en DVD. Bien, cada uno puede buscar una alternativa para encontrarse con esta buena película. Y estoy seguro que mirando a los ojos sin luz del Padre Jacob, podrán ver otra luz, muy bella y potente que les hará descubrir que toda vida tiene sentido y que siempre hay lugar para la esperanza y la propia redención.

Padre José Medina

Heikki Nousiainen, un típico actor de teatro, es quien encarna al creíble Padre Jacob.

No hay comentarios:

Publicar un comentario