martes, 22 de marzo de 2011

ACTUALIDAD: La sentencia a favor del crucifijo es histórica, "el crucifijo expresa identidad cultural y religiosa"

Queridos amigos y hermanos del blog: la Corte Europea de Derechos Humanos con sede en Estrasburgo resolvió el pasado 18 de marzo, en una sentencia inapelable, que los crucifijos pueden permanecer en las escuelas públicas. Este fallo se da luego de la posición favorable a los crucifijos en Italia y Austria, luego de los fallos de la Corte Suprema de Casación, en el primer caso, y de la Corte Constitucional, en el segundo.

Con esta resolución la Corte Europea establece que "no existe violación del artículo 2 del protocolo N° 1 (derecho a la educación) de la Convención Europea de Derechos Humanos" Este artículo se refiere a la obligación del estado, "en el ejercicio de sus funciones en relación a la educación, a respetar el derecho de los padres a educar a sus hijos de acuerdo a sus convicciones religiosas y filosóficas".

El fallo de la Corte indica que "si bien el crucifijo es por encima de todo un símbolo religioso, no hay evidencia para la Corte de que su exposición en una pared de un aula influencie en los alumnos". "Además -dice la resolución- si bien se comprende que la demandante haya visto que esta exposición del crucifijo en las aulas a la que asistían sus hijas como una falta de respeto del Estado a su derecho de educar en conformidad a sus propias convicciones filosóficas, su percepción subjetiva no ha sido suficiente para establecer una violación al artículo 2 del protocolo 1".

El fallo también recuerda que el gobierno italiano explicó en su apelación que "la presencia de los crucifijos en las escuelas públicas corresponde a una tradición que consideran importante perpetuar". Asimismo, las autoridades de Italia resaltaron que el crucifijo no es solo un símbolo religioso sino que "representa los principios y valores que formaron los cimientos de la democracia y la civilización occidental, y que su presencia en las clases es justificable a este respecto".

La Corte Europea de Derechos Humanos aceptó la apelación presentada por el gobierno de Italia el pasado 28 de enero de 2010, luego de que en noviembre de 2009 decidiera que los crucifijos no debían estar en las aulas de las escuelas. La resolución de noviembre de 2009 le daba la razón a una madre de familia de dos alumnas que alegaba que los crucifijos "no correspondían" a la forma que sus hijas deberían ser educadas. Ante esta decisión, el gobierno de Italia defendió la presencia de los crucifijos en las aulas de los colegios públicos, como un símbolo que representa las raíces cristianas del país.


Fallo de corte a favor de crucifijo es victoria para Europa

El Presidente del Consejo de Conferencias Episcopales de Europa, Cardenal Péter Erdő, señaló que la sentencia de la Corte Europea de Derechos Humanos a favor de la presencia de los crucifijos en las escuelas públicas constituye "primero que nada una victoria para Europa". En sus declaraciones dadas a conocer luego de la sentencia inapelable de la Corte sobre el caso de una madre que demandó a Italia por considerar que el crucifijo era una violación a su derecho de educar a sus hijas de acuerdo a sus convicciones, el Cardenal dijo que "la sentencia de ahora es un signo de buen sentido, sabiduría y libertad".

"Hoy -continuó- se ha escrito una página de la historia. Se ha abierto una esperanza no solo para los cristianos, sino para todos los ciudadanos europeos, creyentes y laicos, que estaban profundamente golpeados por la sentencia del 3 de noviembre de 2009 (en contra del crucifijo) y que estaban preocupados ante procedimientos que tienden a desmoronar una gran cultura como la cristiana y a minar en definitiva la propia identidad".

En opinión del también Arzobispo de Esztergom-Budapest (Hungría), "considerar la presencia del crucifijo en el espacio público como contraria a los derechos del hombre sería negar la idea misma de Europa. Sin el crucifijo la Europa que hoy conocemos no existiría. Por este motivo la sentencia es primero que nada una victoria para Europa".

Finalmente el Cardenal dijo estar convencido de que esta sentencia "contribuirá a confiar en la Corte y en las instituciones europeas por parte de muchos ciudadanos europeos. Con ella los jueces han reconocido que la cultura de los derechos del hombre no debe excluir a la fuerza a la civilización cristiana".

Vaticano: Sentencia a favor del crucifijo es histórica

El Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, P. Federico Lombardi, señaló ayer por la tarde que el fallo de la Corte Europea de Derechos Humanos, a favor de los crucifijos en las aulas de las escuelas, es una "sentencia histórica" que respeta las bases de la civilización europea y la libertad religiosa.

En su declaración sobre el fallo del viernes 18 de marzo de la Corte Europea que resolvió que el crucifijo en las aulas de las escuelas públicas de Italia no viola el derecho de los padres a educar a sus hijos de acuerdo a sus convicciones, el vocero vaticano dijo que la sentencia de este tribunal "se ha recibido con satisfacción por parte de la Santa Sede". "Se trata de una sentencia histórica, como demuestra el resultado al que ha llegado la Gran Sala al final de un examen profundo sobre la cuestión", añadió.

"De hecho, ha rebatido desde todos los puntos de vista una sentencia de primera instancia, adoptada por unanimidad por una Cámara del Tribunal, que suscitó no sólo el recurso del Estado Italiano, sino también el apoyo de numerosos Estados europeos, como nunca antes había sucedido, y la adhesión de muchas organizaciones no gubernamentales, expresión de un amplio sentimiento de la población".

Con este fallo, continuó, se reconoce que "la cultura de los derechos del hombre no debe ponerse en contraposición con los fundamentos religiosos de la civilización europea, a los que el cristianismo ha dado una contribución esencial". Asimismo, la resolución reconoce que "es un deber garantizar a cada país un margen de aprecio del valor de los símbolos religiosos en la propia historia cultural y en la identidad nacional y del lugar de su exposición (como ha sido confirmado en estos días también por sentencias de tribunales supremos de algunos países europeos)".

"En caso contrario, en nombre de la libertad religiosa, se tendería paradójicamente a limitar o incluso a negar esta libertad para excluir de la vida pública toda manifestación. De este modo, se violaría la misma libertad, obscureciendo las identidades específicas y legítimas". Con esos argumentos, dijo luego el sacerdote jesuita, el tribunal dejó claramente establecido que "la exposición del crucifijo no es adoctrinamiento, sino expresión de la identidad cultural y religiosa de los países de tradición cristiana".

"La nueva sentencia de la Gran Sala es bien acogida también porque contribuye eficazmente a restablecer la confianza en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por parte de una gran parte de europeos, convencidos y conscientes del papel determinante de los valores cristianos en su propia historia, pero también en la edificación de la unidad europea y en su cultura de derecho y de libertad", concluyó.

2 comentarios:

  1. Juan C ha escrito desde Facebook: Europa conoce por experiencia propia lo que significa apartarse de Dios, especialmente de la Iglesia Católica. No quieren regresar a las dictaduras deshumanizantes ni campos de concentración... Saben muy bien que al quitar un crucifijo, aunque en apariencia la pared quedara vacía, lo estarían reemplazando por esas ideologías, invisibles al ojo humano, que mutilan y crucifican al hombre y al mundo.

    ResponderEliminar
  2. Padre yo comento anónimo porque no tengo cta en google, solo en face(bouvetelisa@hotmail.com) y quiero tener la oracion para los sacerdotes, pero clicqueo y no puedo entrar. Podría publicarla por éste para que me llegue a face? Disculpe mi atrevimiento pero lo dejo a Jesús que apriete las teclas. Gracias por tanto AMOR DE DIOS QUE RECIBIMOS DE UD. Y TANTOS OTROS SACERDOTES SANTOS.LE ENVIO ESPIRITU SANTO EN EL CORAZON DE MARIA.

    ResponderEliminar