sábado, 27 de agosto de 2011

EJERCICIOS ESPIRITUALES: Una nueva tanda de Ejercicios Espirituales Ignacianos en Palencia, España

Queridos amigos y hermanos del blog: en estos últimos días de agosto me encuentro en las afueras de la ciudad de Palencia, que es una ciudad española en la comunidad de Castilla y León, capital de la provincia del mismo nombre y situada en la llanura de Tierra de Campos, a orillas del río Carrión. ¿Qué hago aquí? Estoy en la Casa Generalicia de las “Auxiliares Parroquiales de Cristo Sacerdote”, que es una Congregación de Vida Religiosa Femenina, de espíritu sacerdotal. Su carisma y misión es dilatar el Reino de Cristo en las parroquias mediante la oblación de sus vidas. Su fundador es el Siervo de Dios Don José Pío Gurruchaga (1881-1967), cuyo proceso diocesano de canonización se cerró en 1993 y ahora se encuentra en su fase romana y está en estudio un posible milagro a él atribuido. Estas religiosas me han invitado a predicarles sus Ejercicios Espirituales del corriente año y con el método de San Ignacio de Loyola.

¿Qué son los Ejercicios Espirituales Ignacianos?

“Los Ejercicios son todo lo mejor que yo en esta vida puedo pensar, sentir y entender, así para el hombre poderse aprovechar a sí mismo, como para poder fructificar, ayudar y aprovechar a otros muchos” (Monumenta Ignatiana, v.1, p.113). Esta es la opinión que -sin ninguna presunción- daba san Ignacio sobre su libro de Ejercicios Espirituales. Por eso, cuando veía a alguna persona que podía hacer mucho bien en la Iglesia, trataba con todo su afán para que hiciese sus Ejercicios Espirituales.

Los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola son una secuencia ordenada de meditaciones y contemplaciones -ejercicios- que surgen de la profunda experiencia espiritual que Ignacio vive a partir de su conversión, con el fin de ayudar al que se ejercita en ellos a descubrir cuál es la voluntad de Dios para su vida. Se remontan al Cuaderno de notas en el que Ignacio describe sus experiencias espirituales durante su visita a la cuidad de Manresa, donde -como lo escribe en su Autobiografía- le trataba Dios de la misma manera que trata un maestro de escuela a un niño (Autobiografía 27).

Ignacio decide escribir este Cuaderno de los Ejercicios Espirituales con el propósito de ayudar a otros, comunicándoles las ideas y sentimientos que a él le habían transformado. Por ello, los concibe y realiza mas bien como una guía dirigida -no tanto al que los experimenta-, sino al que los Predica.

El objetivo de los Ejercicios Espirituales Ignacianos es ayudar al ejercitante ayudar al que los experimenta, a discernir y conocer lo que Dios quiere de él, y a desear y elegir esto. De modo particular, los Ejercicios Espirituales, son muy útiles para organizar la vida diaria de acuerdo a la Voluntad divina, e incluso a descubrir a qué Vocación Dios me esta llamando, para aquellos que todavía no han decidido.

La experiencia completa de los Ejercicios Espirituales Ignacianos dura aproximadamente 30 días, los cuales se hacen en silencio y bajo la guía del Predicador. Pero es posible adaptar el mes de Ejercicios Espirituales a la situación real de cada ejercitante. De aquí que se puedan hacer versiones reducidas de 8, 5 o hasta 3 días.

¿Qué piensa la Iglesia de los 
Ejercicios Espirituales Ignacianos?

Los elogios prodigados a los “Ejercicios” son más que excelentes. Como son considerados una escuela de santidad, es interesante saber que pensaron los santos de ellos. La práctica de los santos Felipe Rómulo Neri, Carlos Borromeo, Francisco de Sales y Alfonso María de Ligorio es un testimonio más elocuente en favor de los “Ejercicios” que cualquier cosa que ellos hayan escrito; y será suficiente recordar las palabras de san Leonardo de Puerto Mauricio: “Durante esos santos días debimos ejercitarnos en el Divino arte de asegurar el grandemente importante asunto de nuestra salvación. Como Dios ha inspirado al glorioso fundador de la ilustre Compañía de Jesús con este precioso arte, tenemos que seguir el método establecido por él en su admirable libro de los Ejercicios.”

Desde la aprobación concedida por Pablo III en 1548, los “Ejercicios” han sido a menudo favorecidos por los soberanos pontífices; los elogios que les han otorgado se hallan mezclados con recomendaciones de los retiros, el uso de de los cuales, de acuerdo con san Francisco de Sales, fue reavivado por san Ignacio. Debemos mencionar solamente a Alejandro VII, Clemente XII, Benedicto XIV, Clemente XIII, y Pío IX. Todos sus elogios han sido resumidos por León XIII en su Instrucción del 8 de Febrero de 1900: “La importancia del libro de San Ignacio con relación al eterno bienestar de las almas ha sido probada por una experiencia de tres siglos y por la evidencia de aquellos hombres destacados, que, durante este lapso de tiempo, se han distinguido en los ascéticos caminos de la vida o en la práctica de la santidad.”

Mgr Camus, Obispo de Belley, llama al libro de los “Ejercicios”, un “Dorado libro de puro oro, más precioso que el oro o el topacio” ('Direction à l'Oraison mentale', Lyons, 1623, c. xix, p. 157); Mgr Freppel “Un libro que yo podría llamar el trabajo de un hombre de genio, si no fuera el de un santo, un maravilloso libro, que, con la “Imitación de Cristo”, es quizás, de todos los libros escritos por el hombre el que gana más almas para Dios ('Discours-Panégyriques', Paris, 1882, II, 36, 37); y el Cardenal Wiseman: “Hay muchos libros de los que han enseñado al hombre a esperar mucho; pero que, leidos, le dejan poco beneficio. Hay unos pocos y mas preciosos, que, a primera vista, y por exiguo conocimiento, parecen contener poco; pero cuanto más se los estudia, cuanto más instrucción, más sólidos beneficios producen; que son como un terreno que parece desnudo y no adornado, pero que contiene bajo sus superficie ricos tesoros que deben ser excavados y extraídos desde gran profundidad. No conozco un libro que tan justamente pertenezca a esta segunda clase como este pequeño trabajo aquí presentado al público” (Prefacio a la ed. Fr. de los “Ejercicios” por Seager. Londres, 1847,p. xi). Janssen dice “Este pequeño libro, considerado por los propios Protestantes como una obra maestra sicológica de primera clase, ha sido para la nación Germana, y para la historia de su fe y civilización, uno de los más importantes escritos de los tiempos modernos... Ha obrado tan extraordinaria influencia sobre las almas, que ningún otro trabajo ascético puede comparársele ('L'Allemagne et la Réforme', Fr. ed., IV, 402).

El Beato Juan Pablo II y los 
Ejercicios Espirituales Ignacianos:

Entre las muchas citas del Beato Papa que hacen referencia a los “Ejercicios Espirituales Ignacianos” les presento la reflexión del Ángelus del 16 de diciembre de 1979, con ocasión del 50º aniversario de la Encíclica Mens Nostra de Pio XI:

“El próximo 20 de diciembre es el 50 aniversario de la publicación de la Encíclica 'Mens Nostra' de mi venerado predecesor Pío XI, sobre los ejercicios espirituales. Se trata de un documento que ha incidido fuertemente en la pastoral de los últimos decenios; es bueno leerlo de nuevo atentamente.

Pío XI recomienda el método de San Ignacio, guía segura en este camino, por el carisma especial que recibió de Dios para provecho de toda la Iglesia. De este documento histórico Pastores de almas e institutos religiosos han recibido inspiración y aliento para abrir casas de ejercicios, que se pueden definir bien como 'pulmones de la vida espiritual' para las almas y para las comunidades cristianas, ya que los ejercicios son un conjunto de meditaciones y oraciones en atmósfera de recogimiento y de silencio, y sobre todo un particular impulso interior ―suscitado por el Espíritu Santo― para abrir amplios espacios en el alma a la acción de la gracia.

El cristiano con el fuerte dinamismo de los ejercicios es ayudado a entrar en el ámbito de los pensamientos de Dios, de sus designios para confiarse a Él, Verdad y Amor así como para tomar decisiones comprometidas en el seguimiento de Cristo, midiendo claramente sus dones y las responsabilidades propias.

Espero que la conmemoración de este 50 aniversario resulte ocasión providencial para que sacerdotes, religiosos y laicos continúen siendo fieles a esta experiencia y le den incremento: hago está invitación a todos los que buscan sinceramente la verdad. La escuela de los ejercicios espirituales sea siempre un remedio eficaz para el mal del hombre moderno arrastrado por el torbellino de las vicisitudes humanas a vivir fuera de sí, excesivamente absorbido por las cosas exteriores; sea fragua de hombres nuevos, de cristianos auténticos, de apóstoles comprometidos. Es el deseo que confío a la intercesión de la Virgen, la contemplativa por excelencia, la maestra sabia de los ejercicios espirituales”.

Encomiendo estos Ejercicios 
a vuestras oraciones

Mis queridos amigos y hermanos, encomiendo a vuestras oraciones los frutos de estos ejercicios que estoy predicando, para que Dios me ilumine y sepa proponerles con caridad y sabiduría el camino de las salvación a estas queridas religiosas; también rezad por ellas, para que sean días de gracia y bendición, y que los frutos esperados se logren y perduren hasta la vida eterna.

Con mi bendición.
Padre José Medina.

Siervo de Dios Don José Pío Gurruchaga, 
Fundador de las “Auxiliares Parroquiales de Cristo Sacerdote”

Casa Generalicia de las “Auxiliares Parroquiales de Cristo Sacerdote” en Palencia, donde me encuentro predicando estos Ejercicios Espirituales

Al caer la tarde de cada día: Adoración, Plática y Vísperas ante el Señor Jesús Sacramentado

7 comentarios:

  1. Padre José, me resultó muy ilustrativo leerte.
    Rezo por vos y por las Hermanitas de la Congregación de las Auxiliares Parroquiales de Cristo Sacerdote.
    Siento q eres Fiel a nuestro Señor, por lo tanto sé q el Espíritu Santo hará q este Retiro Espiritual dé frutos para Su reino.
    Estan en mis oraciones.
    Un abrazo en Cristo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Alicia por tus palabras. Las Hermanas y yo nos encomendamos con ilusión a tus oraciones.
    + Con mi bendición.
    P. José

    ResponderEliminar
  3. María Elena ocd-is28 de agosto de 2011, 0:12

    Hola Padre!!!Bendito sea Dios que le ha llamado ha dictar estos ejercicios según s. Ignacio. En julio hicimos 8 días en el Foyer.Son un regalo de Dios. Rezo por tí y por las monjas...para que encuentren en estos días que es "lo más" que Dios les pide para su Iglesia...Padre...si puede visite en Vta de Baños la tumba de mi entrañable amigo Fr.María Rafael. Luis Fernando no se dónde está sepultado. Va mi recuerdo y mi cariño hecho oración.

    ResponderEliminar
  4. Hola María Elena, ¡tanto tiempo! Tienes razón en decir que son un "regalo de Dios" los Ejercicios Espirituales Ignacianos. Yo lo experimento así, al dictarlos y vivirlos. Tengo presente lo de visitar a Fr. María Rafael, pero me has desconcertado con lo de Luis Fernando, ¿a quién haces referencia?
    Gracias por tus oraciones.
    + Con mi bendición.
    P. José.

    ResponderEliminar
  5. Maria Cristina Eizayaga ha escrito desde Facebook: "desde ya rezaré por ud y la predicación de los ejercicios ignacianos!. Acabo de hacer ejercicios ignacianos de 1 semana y son verdaderamente transformadores por eso creo todo lo que dice y como expresa Juan Pablo II representan un pulmón espiritual para todos".

    ResponderEliminar
  6. Gracias María Cristina por tu testimonio. Tenemos que ser difusores y propulsores de los Ejercicios Espirituales Ignacianos, es mucho el bien que Dios, Nuestro Señor, realiza por medio de ellos. Gracias por tus oraciones, cuenta con mi oración por tí y los tuyos.
    + Con mi bendición.
    P. José.

    ResponderEliminar
  7. +Hola P.José !!!!!En primer lugar pido perdón por un error ortográfico "groso". Puse ha dictar con H!!!! y es simplem. "a dictar" En fin....Luego, espero que haya podido visitar a "fr. M.Rafael. -Luis Fernando es su hermano el cartujo, al que le permitieron vivir "cartujanamente" pero en La trapa. Creo que su ermita estaba cerca de la Capilla destinada a los restos de Fr.M.Rafael.-Por esas cosas...tamb. admiro a Luis Fernando aunque se muy poco de Él...pero lo que se, me resulta suficiente...por ej. su Amor incodicional a la Ssima Virgen. Un cariño enorme P.José. Se que mañana más que nunca estaremos unidos en la Eucaristía...pues estaré en tu patena adherida a Él.Graciasssssssssssss

    ResponderEliminar