martes, 2 de agosto de 2011

INTENCIONES DEL PAPA: Agosto de 2011

Queridos amigos y hermanos del blog: el Santo Padre Benedicto XVI indica para cada año y para cada mes, cuales son las intenciones generales y misioneras de la Iglesia en todo el mundo, por las que quiere que se ore. Éstas intenciones las confía al Apostolado de la Oración, quienes propagan en el mundo entero la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, a fin de que éste las difunda con la mayor amplitud posible. Les comparto ahora las intenciones para este mes de agosto de 2011 con una síntesis del comentario que ofrece el P. Claudio Barriga, S.J., Director General Delegado del Apostolado de la Oración.

La Intención General para agosto de 2011 es: “Para que la Jornada Mundial de la Juventud que se realiza en Madrid aliente a todos los jóvenes del mundo a fundar y arraigar su vida en Cristo”.

COMENTARIO PASTORAL: Cuando era joven y escuché que venía la Jornada Mundial  de la Juventud (JMJ), no quería asistir. Era universitario y vivía de un modo no muy arraigado en Cristo. Pero mi abuela, a quien quería mucho, me convenció de ir. ¡Gracias a Dios por las abuelas!

La gracia que encontré en esa JMJ fue lo que el Papa Benedicto nos pide que oremos este mes: que los jóvenes se atrevan a arraigar y construir sus vidas en Jesucristo. Esa JMJ convirtió mi vida de fe como joven adulto y fue también el momento en que se plantaron las semillas de mi vocación a la vida religiosa y el sacerdocio.

La JMJ 2011 será del 16 al 21 de Agosto en Madrid, España. Consiste en un encuentro de una semana de 45 jóvenes católicos que se celebra cada 2-3 años en diferentes ciudades del mundo. El Papa Juan Pablo II los inició en los 1980s, y la tradición continúa con Benedicto XVI. Los últimos tres fueron en Sydney, Australia (2008); Colonia, Alemania (2005); y Toronto, Canada (2002). Cientos de miles de peregrinos de todo el mundo llegan a unirse a estas celebraciones de la Iglesia universal.

El tema bíblico para esta JMJ es: “Plantados y Construidos en Jesucristo, Firmes en la Fe” (Col. 2:7). Es claro que la intención general del Papa para el mes en que se celebra el Día Mundial se refiere a este versículo de San Pablo. Pablo escribe a los cristianos en la iglesia de Colosas cuando ya han recibido a Cristo, pero están siendo tentados a volverse a otras formas de vida que contradicen una auténtica vida arraigada en Jesús. ¿No es este un desafío para muchos jóvenes cristianos de nuestro tiempo? Para mí sí lo fue cuando mi abuela me motivó a la Jornada Mundial de la Juventud.

Por eso pedimos con el Papa y nuestros hermanos\as del Apostolado de la Oración de todo el Mundo que los cientos de miles de jóvenes que se juntan en Madrid este mes sean pues alentados – por el mismo Papa, por sus pares reunidos en fe y gozo y en especial por el amor al Corazón de Cristo – a seguir viviendo arraigados y cimentados en Cristo. ¡Cómo cambiaría el mundo con esto!

Para más información, ver http://en.madrid11.com

Fr. Phil Hurley, S.J. AO, U.S.A.
Director de Jóvenes y Jóvenes adultos

La Intención Misionera para agosto de 2011 es: “Para que los cristianos de Occidente, dóciles a la acción del Espíritu Santo, reencuentren la frescura y el entusiasmo de su fe”.

COMENTARIO PASTORAL: el Beato Juan Pablo II, en una de sus visitas a España, animó a la juventud a superar cualquier complejo para vivir su fe y, al mismo tiempo, declararse decididos testigos y defensores del progreso. Esta afirmación despertó la crítica de algún columnista, que ha vuelto a repetir la manida “incompatibilidad entre fe y progreso”.

Es curioso constatar cómo entre algún sector cultural muy concreto se reitera ese viejo prejuicio que, al menos en la enseñanza católica desde el Concilio Vaticano II, debería estar ya totalmente superado. Más aún, es preciso caer en la cuenta de que tal incompatibilidad es falsa en su mismo origen, pues la historia confirma que la Iglesia ha sido siempre fuente de civilización y de cultura. He aquí algunos hechos muy concretos que lo testifican.

El cristianismo, primero, desde su reconocimiento como profesión de fe tolerada y más tarde como religión oficial, influyó notablemente en la vida y organización del Imperio Romano. Y, tras la caída de Roma, de inmediato, la fe cristiana fue decisiva en el paso a la unidad y culturización de los grupos germanos invasores.

De este modo, lentamente, con la conversión al cristianismo de los pueblos eslavos, surge Europa, que aúna el amor al conocimiento racional como herencia de Grecia, suma el aprecio a la dignidad del hombre que reconocía el Derecho Romano y profesa la fe en el Dios único de Israel. Como escribió Paul Valery, “Europa es Atenas, Roma y Jerusalén”.

Pero esas tres realidades han sido fecundadas en las entrañas del cristianismo, en cuya matriz se gesta Occidente, y con él nace la que, comúnmente, se denomina “cultura atlántica”, que engloba la amplia geografía de la tradición cristiana.

Más tarde, en Occidente –si se orillan los prejuicios ideológicos- se reconoce universalmente que el cristianismo estuvo al frente de la modernidad, dado que gran parte de las novedades culturales, la filosofía, el arte, la literatura, la ciencia... fueron tarea inicial y recibieron el impulso de hombres creyentes.

Más en concreto, en el campo de las letras, es fácil constatar que la literatura clásica española –también buena parte de la más reciente y lo mismo cabría afirmar de otros países en el área cultural de Occidente- no sólo se movió en una temática religiosa, sino que en su mayoría fue escrita por hombres y mujeres con hábito, es decir, por curas y monjas.

En resumen, si se está atento a las manifestaciones culturales de nuestro occidente de hoy, se constata que la fe ha sido y es un vehículo de verdadero progreso y, al mismo tiempo, cada día se tratan con más seriedad los temas relativos al hecho religioso.

También es cierto lo contrario, pues el secularismo más radical se profesa en amplios foros de la sociedad. Pero esas actitudes son más sectarias que científicas. Esto empieza a ser una obviedad y conviene advertir que es señal clara de inteligencia estar abiertos para percibirlo.

1 comentario:

  1. Maria Cristina ha escrito desde Facebook: "Gracias por el comentario de las intenciones del santo padre para agosto. Nunca las había leído de esta manera y creo que rezaré con fuerza y plena conciencia sobre las mismas"

    ResponderEliminar