sábado, 21 de enero de 2012

VIVENCIAS PERSONALES: Peregrinación al “Santuario de Nuestra Señora de Schoenstatt” en Pozuelo de Alarcón, Madrid


Queridos amigos y hermanos del blog: el 21 de enero de 2012, siendo Cura Párroco en Aranjuez, Madrid, con un grupo de hermanos de la comunidad parroquial peregrinamos al Santuario de Nuestra Señora de Schoenstatt, que está situado en Pozuelo de Alarcón, en Madrid. Fue un hermoso e intenso momento mariano del cual quiero compartirles algunas imágenes y contarles un poco, para aquellos que no conocen, algunas reflexiones sobre esta devoción mariana y sobre el Movimiento en torno a ella fundado.

Conociendo Schoenstatt

Schoenstatt, es una parte del pueblo de Vallendar, cerca de Koblenza, Alemania, es el origen y centro mundial del Movimiento internacional de Schoenstatt.

Diariamente se acercan peregrinos de todo el mundo hasta el 'Santuario Original', centro tanto de Schoenstatt en cuanto lugar mariano de peregrinación, como del Movimiento Apostólico de Schoenstatt, al que pertenecen más de 20 comunidades independientes.

La gente busca y encuentra en Schoenstatt orientación, hogar y renovadas fuerzas para vivir su fe en la vida diaria y plasmar el mundo con el amor de Jesús.

Schoenstatt se originó con la Alianza de Amor con la Santísima Virgen, que el Padre Kentenich (1885 - 1968) sellara por primera vez el 18 de octubre de 1914.

El Padre Kentenich pasó varios años en el campo de concentración de Dachau y su amor por la Iglesia fue duramente probado en tiempos de poca comprensión jerárquica hacia nuevas corrientes espirituales vitales.

Falleció el 15 de septiembre de 1968 en la Iglesia de la Adoración sobre el Monte Schoenstatt. Allí se encuentra hoy su tumba.

A lo largo y a lo ancho del mundo existen hoy unos 200 centros del Movimiento de Schoenstatt, cuyo punto principal es el Santuario, réplica del pequeño Santuario Original que se encuentra en el valle de Schoenstatt. A través de la Virgen Peregrina se unen hoy en día a Schoenstatt varios millones de personas en más de 110 países en los 5 continentes.

La Madre tres veces Admirable de Schoenstatt

El núcleo de Schoenstatt lo constituye la Alianza de Amor con la Virgen. El rasgo mariano quizá es el que más se conozca de Schoenstatt. Como en la imagen de gracias de Schoenstatt, tambien en su espiritualidad mariana se destaca la relación de María con Jesús, la "biunidad". Ella es la gran Portadora de Cristo a los hombres, la compañera y colaboradora permamente de Cristo, el Redentor, en toda la obra de la salvación.

La gran gracia que se pide de María en Schoenstatt es la gracia de asemejarse a ella. María es el concepto incorruptible de Dios sobre el hombre, la mujer plenamente humana pero configurada con Cristo, colaboradora en el plan del Padre, que invita a construir libre y activamente su Reino.

¿Cuál es el origen de esta imagen mariana?

En los años 1914-15 los primeros buscaban una imagen adecuada de la Virgen María para su capilla. Un profesor del colegio les regaló una reproducción litográfica de un cuadro del pintor italiano Luigi Crosio. Al inicio, esta imagen no les agradó especialmente, ya que para algunos merecía reparos desde el punto de vista estético. Como no tenían dinero para comprar otra, colocaron esta imagen en la capilla, muy probablemente en abril de 1915. Desde ese momento ha permanecido siempre en el Santuario.

Originalmente la imagen que se colocó tenía el nombre de "Refugium peccatorum", "Refugio de los pecadores". Sin embargo los estudiantes de Schoenstatt descubrieron un título con el que se identificaban más por su propia historia: “Mater Ter Admirabilis”, Madre tres veces Admirable. A mediados del año 1916 se empezó a venerar la imagen de la Santísima Virgen en el Santuario de Schoenstatt bajo este título. "MTA" (como muchas veces se la nombra en Schoenstatt) es la abreviación de la advocación latina "Mater Ter Admirabilis". Su significado gramatical vendría a ser "Madre muy admirable". Posteriormente se ha explicado este título en forma simbólica. Así, por ejemplo, se la llama Tres Veces Admirable como Madre de Dios, Madre del Redentor y Madre de los redimidos; o bien, admirable por su fe, su amor y su esperanza, etc.

La Alianza de Amor

La Alianza de Amor con María es la forma original que tiene Schoenstatt de vivir la alianza bautismal. En ella se expresa y se garantiza nuestra alianza con la Santísima Trinidad. Entendida así, es "la fuente de la vitalidad y el centro de la espiritualidad de Schoenstatt", el corazón de Schoenstatt.

El amor a María, expresado en esta Alianza, se transforma en el medio más rápido y seguro de vivir en un contacto vivo y permanente con el Dios de nuestra vida y de nuestra historia. Por la Alianza de Amor nos convertimos en "Familia", pues todos los que sellan la Alianza se saben y sienten hijos de María y, por ello, hermanos entre sí.

De esta Alianza de Amor, vivida en profundidad, nace también una fuerte conciencia de misión; lleva a quienes la sellan a convertirse en eficaces instrumentos en manos de María, para colaborar con ella en la renovación religioso-moral del mundo. Por esta Alianza de Amor, Schoenstatt realiza su compromiso de construir la historia en dependencia y contacto filial, libre y total con Cristo, el Señor de la historia, a través de María, su Colaboradora permanente.
Luego de la Santa Misa en la Iglesia Grande -compartida con peregrinos de toda la Comunidad de Madrid-, partimos hacia el Santuario de la Virgen, como en el camino de la vida, al encuentro con María Santísima.

En el interior del Santuario fuimos instruídos por una de las religiosas de la comunidad sobre el sentido del mismo y la importancia de la devoción mariana en nuestra vida.

El Retablo y Altar Mayor del Santuario con la Imagen de la Virgen "Tres veces Admirable" y la "Cruz de la Unidad", enmarcados en una de las ideas fuerza de esta espiritualidad mariana: "Nada sin Ti, nada sin nosotros".

Otro momento de la peregrinación: la quema de papeletas con las intenciones de la comunidad, pedidos y gratitudes a la Madre del Cielo y a su término la Oración de Consagración a María Santísima.

Momento para la oración más íntima y personal en el Oratorio del P. José Kentenich, situado en el subsuelo (cripta) del Santuario de Pozuelo de Alarcón.

El úitimo tramo de la peregrinación fue el compartir un vídeo institucional en el cual conocimos la historia del Movimiento de Schoenstatt y los desafíos en post a la Nueva Evangelización planteada por el Santo Padre Benedicto XVI.

La "foto de familia" que nos queda como recuerdo de ese día de gracia y bendición junto a Nuestra Señora de Schoenstatt.

No hay comentarios:

Publicar un comentario