sábado, 19 de mayo de 2012

ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS: Silencio y palabra: camino de evangelización


Queridos amigos y hermanos del blog: les comparto un artículo periodístico, que me han publicado en la edición de mayo de 2012 en “Padre de todos” la Revista de la Diócesis de Getafe, España:

Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales

SILENCIO Y PALABRA: 
CAMINO DE EVANGELIZACIÓN

Como es tradicional, el 24 de enero, memoria litúrgica de san Francisco de Sales, patrón de los periodistas, se ha dado a conocer el Mensaje del Papa para la LXVI Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales 2012 que lleva por título: «Silencio y Palabra: camino de evangelización».

Benedicto XVI en su mensaje aborda “la relación entre silencio y palabra: dos momentos de la comunicación que deben equilibrarse, alternarse e integrarse para obtener un auténtico diálogo y una profunda cercanía entre las personas”. La celebración de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales será el 20 de mayo de 2012. Les propongo, a mi criterio, dos ideas fundamentales del texto papal:

El silencio es parte integrante de la comunicación

Cuando palabra y silencio se excluyen mutuamente, la comunicación se deteriora, ya sea porque provoca un cierto aturdimiento o porque, por el contrario, crea un clima de frialdad; sin embargo, cuando se integran recíprocamente, la comunicación adquiere valor y significado: «El silencio es parte integrante de la comunicación y sin él no existen palabras con densidad de contenido. En el silencio escuchamos y nos conocemos mejor a nosotros mismos; nace y se profundiza el pensamiento, comprendemos con mayor claridad lo que queremos decir o lo que esperamos del otro; elegimos cómo expresarnos. Se abre así un espacio de escucha recíproca y se hace posible una relación humana más plena».

El silencio es necesario para aprender a escuchar y entender lo comunicado

Del silencio brota una comunicación más exigente todavía, que evoca la sensibilidad y la capacidad de escucha que a menudo desvela la medida y la naturaleza de las relaciones: «Aprender a comunicar quiere decir aprender a escuchar, a contemplar, además de hablar, y esto es especialmente importante para los agentes de la evangelización: silencio y palabra son elementos esenciales e integrantes de la acción comunicativa de la Iglesia, para un renovado anuncio de Cristo en el mundo contemporáneo».

En esto también es maestra María Santísima

Reflexionemos este mensaje del Santo Padre a la luz del misterio de María Santísima. Ella es la Madre muda del Verbo silencioso, como canta la liturgia: “Verbi silentis, muta Mater”. ¡Qué elocuente su silencio!¡Cuánto tenemos que aprender! Se siente Madre y Maestra de toda la Iglesia. Ella nos enseña a callar –también en clave comunicacional- para «percibir sólo hablas de amor» (San Juan de la Cruz) y comunicarlas eficazmente.

P. José Antonio Medina



No hay comentarios:

Publicar un comentario