viernes, 1 de junio de 2012

INTENCIONES DEL PAPA: Junio de 2012


Queridos amigos y hermanos del blog: el Santo Padre Benedicto XVI indica para cada año y para cada mes, cuales son las intenciones generales y misioneras de la Iglesia en todo el mundo, por las que quiere que se ore. Éstas intenciones las confía al Apostolado de la Oración, quienes propagan en el mundo entero la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, a fin de que éste las difunda con la mayor amplitud posible. Les comparto ahora las intenciones para este mes de junio de 2012 con una síntesis del comentario que ofrece el P. Claudio Barriga, S.J., Director General Delegado del Apostolado de la Oración.

La INTENCIÓN GENERAL para JUNIO 2012 es: “Para que los creyentes sepan reconocer en la Eucaristía la presencia viva del Resucitado, que les acompaña en la vida cotidiana”.

COMENTARIO PASTORAL: La Madre Teresa de Calcuta dijo en su momento que la pobreza más grande de nuestro tiempo no es la pobreza material, sino la soledad. Son tantas las personas que se sienten o están muy solas, muchas veces sumidas en la tristeza y la desesperanza. ¿Dónde encontrar un amigo? Hoy proliferan en el internet las redes sociales, donde se puede tener fácilmente cientos de “amigos”, aunque sean en realidad perfectos desconocidos. Hay también en la red servicios de búsqueda de amistad o de pareja amorosa pauteados por los gustos personales de los internautas… que a veces dan resultado en verdaderos encuentros de personas.

Necesitamos y buscamos estar conectados, es una condición humana básica, desde nuestras primeras experiencias en el útero materno, cuando el papá golpeaba la panza de mamá con el dedo, y respondíamos con una patada… hasta la dramática experiencia de los mineros de Chile el 2010, perdidos y desconectados durante diecisiete angustiosos días, a 700 metros bajo tierra, antes de ser encontrados.

Podemos decir que también la fe cristiana es fundamentalmente un encuentro, una conexión. Conexión tanto con Cristo resucitado como entre nosotros, los miembros de su comunidad.

La petición de oración del Papa este mes nos recuerda una verdad consoladora: en cada Eucaristía, independiente de la devoción o habilidad del sacerdote celebrante, está presente para nosotros el Resucitado. Allí, como en lugar privilegiado, nos podemos conectar realmente con él y nos constituimos en comunidad celebrante. A la luz de la Palabra de Dios y bajo el velo de los símbolos sacramentales, humildes y cotidianos, viene a nuestro encuentro la persona bondadosa y cercana de Jesús resucitado.

Para el pueblo de Dios que peregrina entre los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias del mundo de hoy, la Eucaristía se constituye en una fuente y un foco central de esa conexión que anhelamos.

Como cristianos estamos invitados cada domingo y ojalá cada día a acudir a este encuentro. Pedimos la gracia de reconocer en cada Eucaristía el rostro sonriente del Señor y de fortalecernos con su cuerpo entregado por cada uno de nosotros. Allí podemos confirmar que una vez finalizada la eucaristía, Él nos sigue acompañando en nuestra vida cotidiana, “todos los días, hasta el fin del mundo” (Mt 28,20).

Claudio Barriga, S.J.
Director General Delegado del Apostolado de la Oración

La INTENCIÓN MISIONERA para JUNIO 2012 es: “Para que los cristianos en Europa redescubran la propia identidad y participen con mayor empeño en el anuncio del evangelio”.

COMENTARIO PASTORAL: Durante casi dos mil años la fe cristiana ha estado activa en Europa. Llegó a situarse en el corazón del imperio romano – en la misma ciudad de Roma – en la que los apóstoles Pedro y Pablo dieron un último testimonio de Cristo muerto y resucitado a través de su martirio. Una larga historia entonces había comenzado. Esta historia consta de páginas gloriosas y de horas sombrías.

Los misioneros han abierto caminos, han atravesado Europa, y han hecho de este continente una tierra donde el cristianismo se ha arraigado profundamente. Podemos recordar grandes personajes: Benito, Columbano, Cirilo y Metodio por ejemplo. Más tarde, un gran ardor misionero incitó a hombres y mujeres de Europa a abandonar su tierra de origen para anunciar a Jesucristo en el otro lado del mundo.

Pero el cristianismo en Europa también ha sido atravesado por la división y las violencias fratricidas, la incomprensión, y las persecuciones. Fue necesario que pasara a través de estas pruebas. Una generación después de otra, los cristianos de Europa han tenido que ponerse a la escucha de Aquel que dijo a sus apóstoles que estaría con ellos hasta el fin de los tiempos.

Hoy, el cristianismo en Europa atraviesa por un tiempo de crisis. Muchos europeos se forman en la teología y leen la Biblia, pero un número más grande aun ha perdido sus raíces cristianas. Hay muchos signos que indican la presencia de una sed espiritual, pero un buen número de parroquias se vacían.

Muchos cristianos viven su bautismo como un compromiso personal muy profundo, pero se percibe la resistencia para anunciar el Evangelio.

Los cristianos en Europa se encuentran en un momento muy particular de su larga historia, una historia que heredan del pasado, pero no los hace prisioneros de ese pasado. Su historia no es un patrimonio para aferrarse a él, sino más bien un don que acoger para vivir mejor el hoy de Dios. Su identidad se encuentra en la historia de una relación abierta al Dios que es, que era y que vendrá. ¿Cómo llevar el Evangelio a un mundo donde el desarrollo y el progreso de la tecnología han hecho aparecer preguntas o cuestiones morales nuevas? ¿Cómo llevar el Evangelio a un mundo donde pueblos de orígenes muy diversos – y particularmente de tradiciones religiosas diferentes – se entrecruzan diariamente? ¿Cómo llevar el Evangelio a un mundo donde la relación a la autoridad se ha transformado?

Hoy, en un mundo que experimenta el trastorno y la turbación profunda, se invita a los cristianos en Europa a redescubrir la riqueza del don que han recibido en Jesucristo y a aprender de nuevo a dar a los demás lo que ellos mismos han recibido. Hoy, como a lo largo de estos dos mil años en los cuales la experiencia cristiana ha penetrado en Europa, ¡el Espíritu está actuando! Él abre caminos nuevos de vida. ¡Acojamos su presencia y pongámonos en camino!

Padre Antoine Kerhuel, S. J.
Consejero y Asistente del Padre General de la Compañía de Jesús

2 comentarios:

  1. Ana Dominguez Piquer ha comentado desde Facebook: En el colegio me daban la estampa con las intenciones de cada mes. Ahora las puedo leer en el blog

    ResponderEliminar
  2. Estimada Ana: Así es, todo cambia, y en algunos aspectos para bien. Lo importante es que con la estampa o a través de la pantalla del ordenador hagamos nuestras las intenciones del Santo Padre y por ellas recemos. + Bendiciones.

    ResponderEliminar