martes, 3 de julio de 2012

INTENCIONES DEL PAPA: Julio de 2012


Queridos amigos y hermanos del blog: el Santo Padre Benedicto XVI indica para cada año y para cada mes, cuales son las intenciones generales y misioneras de la Iglesia en todo el mundo, por las que quiere que se ore. Éstas intenciones las confía al Apostolado de la Oración, quienes propagan en el mundo entero la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, a fin de que éste las difunda con la mayor amplitud posible. Les comparto ahora las intenciones para este mes de julio de 2012 con una síntesis del comentario que ofrece el P. Claudio Barriga, S.J., Director General Delegado del Apostolado de la Oración.

La INTENCIÓN GENERAL para JULIO 2012 es: “Para que todos tengan trabajo y lo puedan desempeñar en condiciones de estabilidad y seguridad”.

COMENTARIO PASTORAL: Un día, hace como un año un amigo me preguntó a qué hora iba a trabajar cada día. Dudé un poco en responder, porque tenía que recordar qué era mi “trabajo” – sencillamente porque no consideraba la actividad que realizaba cada día como “trabajo” sino más bien qué era lo que “hacía”. La palabra “trabajo” daba cierta connotación negativa a mi actividad de párroco en una parroquia y director del ministerio católico en el campus universitario en la Universidad del Estado.

Creo que el término trabajo adquiere esta imagen negativa de la historia de Adán y Eva que fueron expulsados del Paraíso, y que tuvieron que trabajar como consecuencia de su caída, de su desobediencia. ¿Es que esto significa que antes de la caída no tenían que recoger, cosechar los alimentos de los árboles? ¿Significa que no tenían que preparar la carne antes de cocinarla? ¿Significa que no tenían que cuidar de la limpieza, o que no tenían que “tirar la basura”? Claro que sí tenían que hacerlo...! No estoy seguro cómo lo llamaban antes de la caída pero después ha adquirido ese nombre tan horrible “trabajo”. ¿Cuál es la diferencia? ¿Por qué el trabajo tiene esa connotación de carga? ¿Un mal necesario?

Quizá la diferencia está en nuestro punto de vista. Si somos más concientes de lo que no tenemos entonces el trabajo se convierte en la necesidad lamentable, en la desgracia, que debe eliminar ese deseo, esa necesidad - una necesidad que jamás será plenamente satisfecha. Llegamos a estar cansadas del trabajo luchando por lograr hacer las cosas, por el sentido que tenemos de lo que nos falta, esa mordida a la manzana cambia nuestra mirada del aprecio verdadero y el gozo por lo que tenemos hacia aquello que no es y esto quizá nubla nuestro aprecio de lo que sí tenemos. De hecho, Génesis comienza diciendo que Dios trabajó seis días - y descansó el séptimo disfrutando de lo que había hecho. Su “trabajo” no fue una carga sino más bien un placer al crear algo nuevo, el placer, el gusto de darse a Sí mismo. El trabajo no es algo malo, más bien habiendo sido creados a la imagen y semejanza de Dios, podemos cooperar en la obra creadora de Dios.

Ciertamente, todos tenemos necesidades, algunos más que otros. Sería ingenuo negarlo. Algunos periodos de nuestra vida son más pesados que otros, y nos exigen mayor esfuerzo y energía, y a veces, quizá nos piden más de lo que creemos que podemos hacer. En esos momentos el trabajo puede parecer algo negativo, una carga, porque nos sentimos abrumados por lo que necesitamos. Y aun, en “tiempos buenos” nuestra cultura sutilmente nos hace fijarnos en lo que no tenemos. Cada anuncio en el periódico o en la televisión juega sobre la sugestión, y piensas que te falta algo y que lo que ofrecen es algo que necesitas. (Alguna vez ¿has visto un anuncio sencillamente felicitándote por lo que eres o tienes?)

Pidamos al Señor que nos enseñe a desarrollar la capacidad de apreciar mayormente lo que tenemos: la vida, nuestros talentos, las personas que son importantes para nosotros y las riquezas que son importantes sólo para nosotros. Y, entonces con ese conocimiento podemos continuar, juntamente con Dios, el proceso permanente de la creación, o aun mejor, de “recreación” para beneficio de todos.

Rezamos este mes con el Santo Padre pidiendo que todos tengan trabajo, y que puedan vivir con alegría en condiciones seguras y estables.

Thomas McClain, sj
Tesorero General de la Compañía de Jesús

La INTENCIÓN MISIONERA para JULIO 2012 es: “Para que los voluntarios cristianos presentes en territorios de misión sepan dar testimonio de la caridad de Cristo”.

COMENTARIO PASTORAL: Algunas claves del VOLUNTARIADO CRISTIANO

Por un voluntario cristiano entendemos la persona que dedica parte de su tiempo, de sus energías o bienes a colaborar en una causa de forma libre y gratuita. En nuestros días ha habido un auge de esta forma de servicio en una sociedad que pide acción, cansada de tantas palabras vacías.

Podemos decir que el voluntariado siempre ha existido en la tradición de la Iglesia, aunque con nombres diferentes. Podemos también afirmar que todo cristiano está llamado a ser siempre “voluntario”, por amor a Cristo, atento al servicio de sus hermanos y hermanas. Esto se comprueba en nuestras parroquias e instituciones: en tareas intra-eclesiales, en tareas de ayuda a los más necesitados, en la educación de niños, en los catequistas, visitadores de enfermos, grupos solidarios, coros litúrgicos, etc.

Lo específico del voluntario cristiano es el seguimiento de Cristo, que inspira y motiva su servicio. Un voluntario no-cristiano puede realizar tareas muy semejantes a las nuestras, incluso puede que técnicamente mejor hechas, pero no actuará movido por la motivación que nos anima de imitación de Cristo y su Corazón caritativo y acogedor hacia todos.

Claudio Barriga, S.J.

Compartimos con ustedes un testimonio tomado de un Sitio Web Católico sobre la pastoral penitenciaria en India: 
http://thecsf.org/csf/2011/06/07/catholic-volunteers-impress-jail-officials/

Los voluntarios católicos impresionan a los funcionarios de una cárcel en India. Junio 7, 2011

Un oficial mayor en una cárcel en el noreste del país después de haber visto el trabajo gratuito de los voluntarios, dice que él mismo se asociaría a la pastoral penitenciaria católica. “Lo que hacen los voluntarios en la pastoral de la cárcel es bastante audaz y admiro su generosidad”, dice P.K. Saika, Director de la prisión federal de Guwahati.

Él dijo a un grupo de voluntarios de la pastoral carcelaria que sólo llegó a comprender cuánto trabajaban por el bienestar de los presos cuando en enero pasado lo invitaron a que hablara en su reunión regional. Saikia dijo que esto le dio la oportunidad de leer las metas y los objetivos de este ministerio pastoral.

Convencido del impacto que el trabajo de los voluntarios tiene en los presos, pidió permiso al Inspector General de Assam para que los voluntarios visitaran la cárcel cuatro veces al mes en lugar de una sola vez. Saikia dijo que a él le gustaría asociarse a la pastoral penitenciaria después de que se retire y poder impulsar este movimiento en el noreste de la India. “Estoy seguro que este ministerio también puede hacer bien en otros Estados en la Región”, añadió.

Saikia dijo que esta tarea es muy difícil y dura ya que la prisión de Guwahati tiene los principales líderes terroristas como también ladrones de poca monta. Él dijo que las visitas frecuentes ayudarían a los voluntarios a entender mejor a los presos. “Si damos pasos teniendo en cuenta las necesidades de los presos lograremos alcanzar la meta deseada” añadió Saikia, que ha pasado 30 años como funcionario de la cárcel.

Él dijo que solamente unos 200 de los 783 presos o condenados de la cárcel de Guwahati son verdaderamente criminales de corazón. ”Otros han sido obligados a cometer crímenes”. Y se lamentó diciendo que el dinero puede hacer cualquier cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario