martes, 11 de diciembre de 2012

MEDIOS & REDES: Benedicto XVI aparece en el continente digital para tuitear



Queridos amigos y hermanos del blog: el Papa Benedicto XVI iniciará su presencia formal en la red social Twitter con su primer mensaje mañana miércoles 12 de diciembre, fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, y su cuenta en español será:

@pontifex_es 

“Benedicto XVI comenzará su presencia en la festividad de Guadalupe, algo que es muy bueno para los mexicanos y todos los latinoamericanos, no fue algo planeado pero resulta muy sugestivo”, dijo hoy Greg Burke, asesor en comunicación del Vaticano. “Todos los tuiteos del Papa serán las palabras del Papa. El no tendrá un iPad ni será personalmente quien escriba, pero nadie pondrá en la boca del Papa otras que no sean sus palabras”, agregó.

La Santa Sede presentó este lunes el perfil oficial del obispo de Roma en el sitio web de mensajes cortos, que tendrá ocho variantes según diversos idiomas.

El mismo Joseph Ratzinger enviará el primer texto de su cuenta mañana día 12, utilizando un dispositivo móvil durante la audiencia general de los miércoles en el Aula Pablo VI del Vaticano. Los primeros mensajes serán respuestas del pontífice a preguntas sobre temas de fe.

A partir de este día la comunidad de tuiteros podrá lanzar sus interrogantes en la misma red social utilizando la palabra clave (hashtag) #askpontifex en los ocho idiomas.

“La presencia del Papa en Twitter puede ser vista como la punta del iceberg que es la presencia de la Iglesia en el mundo de los nuevos medios”, indicó una nota de la sala de prensa vaticana.

“La presencia del Papa es, en definitiva, un apoyo a los esfuerzos de estos pioneros de asegurar que la buena noticia de Jesucristo y la enseñanza de su Iglesia puedan permear a ese lugar público de intercambio y de diálogo que ha sido creado por las redes sociales”, apuntó. Estableció que el desembarco del pontífice en ese sitio de internet quiere ser un estímulo a todas las instituciones eclesiales y a los creyentes a poner atención en el desarrollar un perfil para sí y para las propias convicciones en el “continente digital”.

Además aclaró que los tuiteos del Papa estarán disponibles a los creyentes y a los no creyentes para compartir, discutir y animar al diálogo. “Parte del desafío para la Iglesia en el mundo de los nuevos medios es establecer una presencia ramificada, capilar, que pueda efectivamente medirse con los debates, las discusiones y los diálogos que son vehiculados por las redes sociales”, apuntó.

“El Papa en Twitter representará su voz como voz de unidad y de guía para la Iglesia, pero constituirá también una fuerte invitación a todos los creyentes a expresar sus voces, a involucrar a sus seguidores y amigos a compartir con ellos el evangelio”, ponderó.

La parábola del Papa que aparece 
en el continente digital para tuitear

El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, padre Federico Lombardi SJ, dedicó su editorial para el informativo semanal Octava Dies, del Centro Televisivo Vaticano, al desembarco del papa Benedicto XVI en la red social Twitter. En formato de parábola, el vocero papal explicó cómo el Santo Padre, el nuevo tuiteador “apareció en el continente digital para tuitear". 

Algunos habitantes de ese continente dijeron: “¿Qué hace aquí este intruso? ¡En este campo solo nosotros sabemos qué cosa y cómo se debe tuitear!”. Y se burlaron de él y le dieron la espalda. Otros habitantes del continente digital dijeron: “¡Interesante! Veamos si tendrá más seguidores que otros personajes famosos, actores o futbolistas”. Hicieron sus apreciaciones sobre las cifras, pero no pensaron en qué decían los tuits y luego perdieron un poco el interés.

Otros dijeron: “Bien. Hay alguien que se preocupa en decirnos cosas que considera importantes para cada uno de nosotros. Estaremos pendientes para ver y escuchar, y estaremos contentos de re tuitearlas a nuestros amigos que se encuentran en búsqueda como nosotros”. Y los tuits dieron fruto y se multiplicaron, por treinta, por sesenta, por cien... Quien tenga oídos para escuchar, que escuche.

140 caracteres -cuantos contiene un tuit- no son pocos. La mayor parte de los versículos del Evangelio tiene menos, las bienaventuranzas son mucho más breves. Un poco de concisión no hace mal. Desde hace siglos sabemos que escuchar una palabra de Jesús por la mañana y llevarla en la mente y en el corazón sostiene el camino de una jornada... o de una vida. Pero es necesario entender por qué esta palabra es importante, de dónde viene y a dónde va, en qué contexto de la vida encuentra su sentido.

En resumen, el tuit no lleva vida por sí mismo o automáticamente. No puede encontrar por si solo una acogida entusiasta o un rechazo. La semilla puede caer en un terreno pedregoso o en medio de las zarzas de los prejuicios y sofocar, o caer también en un terreno bueno y disponible y así dar fruto y multiplicarse. Naturalmente el mundo no se salvará a ritmo de tuits, pero sobre el millar de bautizados católicos y sobre los siete mil millones de habitantes del mundo, algunos millones de personas podrán también por este medio sentir al Papa más cerca.

Benedicto podrá decirles una palabra, darles una chispa de sabiduría para llevar en la mente y en el corazón y así la gente podrá compartir con los demás amigos el tuit. Una nueva forma de servicio al Evangelio, concluyó el Padre Lombardi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario