viernes, 3 de mayo de 2013

IGLESIA HOY: Benedicto XVI regresó al Vaticano ¡Bienvenido a casa, querido Benedicto!



Queridos amigos y hermanos del blog: a las 16,49 de ayer, jueves 2 de mayo, el helicóptero que portaba al papa emérito Benedicto XVI de vuelta, tras dos meses en Castel Gandolfo, mientras se hacían obras en su residencia definitiva, aterrizó en el helipuerto de la Ciudad del Vaticano.

Su santidad Benedicto XVI ha permanecido 62 días en la residencia de descanso de los papas, en los alrededores de la capital italiana, desde que concluyera su pontificado el pasado 28 de febrero.

En el recibimiento al papa emérito estaban presentes en el helipuerto el secretario de Estado Tarcisio Bertone, el cardenal decano del Colegio Cardenalicio Angelo Sodano y el cardenal Giuseppe Bertello, presidente del Gobernatorado, además de Angelo Becciu sustituto de la Segretaría de Estado, monseñor Dominique Mamberti, "ministro" de Exteriores y monseñor Giuseppe Sciacca, secretario del Gobernatorado.

El papa Francisco tenía previsto acoger a su predecesor en el monasterio Mater Ecclesiae donde residirá el papa emérito Ratzinger.

El monasterio Mater Ecclesiae, ha sido reestructurado tal como recordó recientemente el padre Federico Lombardi, portavoz vaticano, que había recordado que Joseph Ratzinger era una persona de edad avanzada pero no tenía ninguna enfermedad.

Desde esta tarde el papa emérito residirá en este monasterio reestructurado para acogerle en su nueva vida dedicada a la oración y la reflexión, como el mismo anunciara tras renunciar al pontificado. Con el residirán su secretario y prefecto de la Casa Pontificia, monseñor Georg Gaenswein, y las cuatro laicas consagradas memores Domini, que lo acompañaron en los últimos años.

Desde el helipuerto Benedicto XVI se trasladó en automóvil hasta el monasterio, donde fue recibido por el papa Francisco hacia las 16,50. El pontífice dio la bienvenida al papa emérito "con gran fraternidad y cordialidad", informó hoy la Sala de Prensa vaticana. Juntos se trasladaron a la capilla del monasterio "para un breve momento de oración".

Come se recordará, Benedetto XVI se había trasladado el 28 de febrero a Castel Gandolfo, mientras se iniciaba el periodo de Sede Vacante. Durante su estancia en la residencia de descanso de los papas, recibió el pasado 23 de marzo, la visita de su sucesor Francisco, mientras esperaba que finalizaran las obras de remodelación de su nueva residencia.

"Ahora se siente contento de regresar a El Vaticano, al lugar en el que desea dedicarse, como el mismo lo anunció, el 11 de febrero pasado, al servicio de la Iglesia, sobre todo con la oración", puntualiza el comunicado vaticano.

A su llegada a Castel Gandolfo, el papa emérito hace dos meses había saludado a los numerosos fieles reunidos allí para acogerle, difiniéndose como "un sencillo peregrino", llegado a la última etapa de su existencia, pero siempre cercano a la Iglesia con el corazón, el amor y la oración.


Su nueva residencia

El monasterio Mater Eccesiae estaba vacío desde el inicio del invierno, cuando lo dejaron las monjas de clausura que vivían en él, y necesitaba, sobre todo, que el techo fuera remozado ya que se filtraba el agua cuando llovía.

El papa emérito alemán llevará la vida de oración que ha elegido con su renuncia al pontificado y vivirá atendido por las cuatro laicas y con el diácono que desde hace unas semanas lo ayuda en labores de secretaría, dijeron fuentes vaticanas.

No se descarta que Benedicto XVI y Francisco se encuentren en sus paseos por los jardines vaticanos dada la buena relación existente entre ambos, como se demostró el pasado 23 de marzo, cuando el papa viajó a Castelgandolfo para saludar y almorzar con su antecesor.

Asimismo a ambos les gusta rezar en la réplica de la gruta de Lourdes levantada en los jardines vaticanos por lo que no sería extraño que mantuvieran “frecuentes y discretos contactos”, según fuentes vaticanas.

Benedicto XVI está bien de salud, no tiene ningún problema específico, sólo con los achaques típicos de la edad, según precisó el portavoz vaticano, Federico Lombardi, saliendo al paso de las informaciones que aseguraban que se encuentra enfermo.

"Ahora se siente contento de regresar a El Vaticano, al lugar en el que desea dedicarse, como el mismo lo anunció, el 11 de febrero pasado, al servicio de la Iglesia, sobre todo con la oración", puntualiza el comunicado vaticano.

A su llegada a Castel Gandolfo, el papa emérito hace dos meses había saludado a los numerosos fieles reunidos allí para acogerle, definiéndose como "un sencillo peregrino", llegado a la última etapa de su existencia, pero siempre cercano a la Iglesia con el corazón, el amor y la oración.



 EL PAPA FRANCISCO Y BENEDICTO XVI REZAN JUNTOS
Esta foto fue tomada por L'OSSERVATORE ROMANO, tras la llegada de 

Benedicto XVI al convento Mater Ecclesiae, donde residirá a partir de ahora. 
El Papa Francisco recibió a Su Santidad Benedicto en la puerta del convento, 
y luego fueron juntos a orar a la capilla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario