miércoles, 6 de noviembre de 2013

VIVENCIAS PERSONALES: Sacerdote, escritor y periodista, de San Martín a Cádiz

Queridos amigos y hermanos del blog: el pasado domingo 3 de noviembre de 2013, el periódico más importante de mi provincia natal, período decano de la prensa escrita argentina, que está celebrando sus 130 años de vida, ha tenido a bien tenerme presente en su sección dominical “Mendocinos por el mundo”. Uno de sus periodistas, el Sr. Federico Fayad, fue el encargado de hacerme la entrevista y con muy buen criterio supo ordenar y sintetizar las ideas que dieron como resultado el artículo que ahora les comparto. Agradezco a “Los Andes” la atención de haberse acordado de este “mendocino por el mundo”.


José Antonio Medina Pellegrini, el “cura argentino, que trabaja pastoralmente en España, pero con acento mendocino” -tal como él mismo se define- es el que popularizó la canción de Palito Ortega sobre el papa Francisco.

“La vida me dio siempre mucho más de lo que yo le pedí”, dice el padre José Antonio Medina Pellegrini (50) quien apareciera en los medios de comunicación durante la semana que se acaba de ir junto al músico Ramón “Palito” Ortega estrenando una canción dedicada al Papa Francisco.

Lo que no se dijo con frecuencia, al menos en los medios nacionales, es que el sacerdote que actualmente reside en Cádiz, España, es mendocino oriundo de San Martín “la ciudad del Este, la ciudad gentil, la que lleva el nombre del Gran Paladín...”, como recuerda por la canción del Colegio Nacional, donde atravesó su adolescencia.

“San Martín, hace ya casi 30 años que es sólo un lugar de visita para mí. Y vaya contradicción, lugar de visita y vacaciones, el único lugar en el mundo que es verdaderamente mío y yo de él... Allí nací, allí están mis raíces y mi historia; allí mi madre Chiquita, hermanas y sobrinos; allí mis amigos a los cuales estrecho cada día fuertemente en mi corazón; allí están mis muertos, mi padre Manuel, mi hermana Carmen y mis abuelos”, cuenta con verdaderas palabras de emoción y metiéndose de lleno en el relato de su vida.

Y fue en ese departamento donde se gestaron los dos caminos más importantes por los que ha transitado. Por un lado, en los medios de comunicación y por otro junto a Cristo, como sacerdote.

“Hoy, pasado ya bastante tiempo, reconozco, que no se trataba de dos ideales diferentes, sino de una misma fidelidad a dos vivencias muy profundas: mis sueños de muchacho y el amor de Dios y a Dios, hecho llamado, hecho vocación, ambos, caminando siempre juntos”, asegura José quien fuera ordenado por monseñor Juan Rodolfo Laise en 1991, de quien más tarde fue Delegado Episcopal de Comunicación Social. 

Lleva 22 años como sacerdote, además es periodista y escritor, y describe que siempre le ilusionó conocer nuevas experiencias, nuevas gentes y nuevos lugares: “Hay personas que nacemos con alas, un poco o bastantes, ambiciosas. Alas que hay que saber contener y orientar, como el buen capitán hace con el timón de su barco. Entonces ser sacerdote, periodista y escritor es una síntesis apasionante. Poder transmitir sensaciones, sentimientos, ilusiones en mis escritos, y por supuesto, transmitir la verdad, que para mí, y no porque sea sacerdote, se identifica con una persona y esa persona es Jesucristo”.

Con total humildad, ya que cuenta con seis libros escritos y va por el séptimo, recientemente se asume como escritor, la última de sus vocaciones elegidas hasta el momento. “Un día hablaba con el editor español del nuevo libro que estoy escribiendo y le pregunté: ¿Cuándo uno se recibe de escritor? Y me contestó con total certeza: el día que edita su primer libro. Así me dije: “Ya vas por el séptimo, es hora de que comiences a llamarte escritor”.

La inquietud del hombre

José, quien fuera cura párroco de San Charbel (San Luis), Nuestra Señora del Carmen (Wilde) y Nuestra Señora de Fátima (Valentín Alsina), relata que la partida de su padre “al cielo” marcó un nuevo rumbo en su vida.

“Yo, su hijo sacerdote, le cerré los ojos para la vida de la tierra, y estoy seguro, que San José se los abrió para la vida del cielo”, confía y cuenta que al año de su tránsito decidió irse a vivir a la tierra natal paterna. “Y aquí estoy en España. Vine por un  año, ya llevo cinco, y me quedan dos para terminar de cumplir los objetivos y los compromisos asumidos”.

Estos objetivos y compromisos a los que hace referencia no son menores. Realizó un master en Mística y Ciencias Humanas, una licenciatura en Teología Espiritual y ahora va camino al doctorado. Además fue capellán en el Santuario de Lourdes, Francia, fue cura párroco en la ciudad de Aranjuez, y ahora respondiendo al pedido de un obispo español, es el director espiritual del Seminario de Cádiz, acompañando a un grupo de “chavales” al sacerdocio.

En los medios de comunicación ha aparecido en la Televisión Española, y tiene sus propios programas en Radio María España y Cadena Cope, a través de los cuales llega a evangelizar a todos los rincones de España. Cuenta con un Blog, Facebook y Twitter, desde los cuales le visitan y comparten su vida muchos mendocinos.

En agosto pasado estuvo en Argentina con el propósito de hacer un trabajo de investigación para un futuro libro biográfico sobre el Santo Padre Francisco. El anterior fue “Francisco, el Papa de todos”, editado por la Editorial Bonum de Buenos Aires. “Tuve la gracia de regalárselo en mano al papa Francisco. Y en este viaje entrevisté a personas muy cercanas a su persona y trabajo ministerial en Buenos Aires, recopilé material de archivo y me traje todo lo que encontré publicado de él y sobre él”.

José y Palito

“Cuando me encontré con Palito Ortega en su casa de Buenos Aires le hablé del proyecto, del libro sobre el Papa, y de los programas que sobre él empezaría en Radio María España y Cadena Cope, ante lo cual con mucha generosidad me ofreció escribirme la canción y regalármela para que fuese la cortina musical de esos programas”, explica respecto del hit.

De esta forma nació “La luz de Francisco” con su melodía bien del norte del país, casi un taquirari, una sencilla canción festiva en honor de Francisco, que estrenó mundialmente en más de 100 emisoras el pasado viernes 25 de octubre en mis programas en España.

Orgulloso destaca que después de unos pocos días la canción, que donará las ganancias a perpetuidad a obras de caridad, se ha metido en el corazón de la gente, ya que tiene cerca de 200.000 reproducciones y descargas desde YouTube en su video oficial y radios de toda Hispanoamérica la pasan en sus programas.

“A mí, como sacerdote, me conmueve profundamente los comentarios que a través de los foros y correos electrónicos me van llegando: la gente se emociona con la canción, reza con su letra y al ritmo de su melodía, coros de cofradías y parroquias de España y de muchos lugares del mundo me piden la partitura para sumarla a sus repertorios”, desliza.

Para terminar explica que por lo que ha contado y por otras tantas historias que quedan en su corazón comenzó por esas palabras iniciales. Y así se despide: “Me resta decirles a todos los mendocinos -con una mano en el corazón- que intento cada día llevar bien en alto el sano orgullo de ser argentino, y esencialmente mendocino. Soy un cura argentino, que trabaja pastoralmente en España, pero con acento mendocino. ¡Dios los bendiga!”.

® Federico Fayad - Diario Los Andes, Mendoza, Argentina

Link permanente de la entrevista:

No hay comentarios:

Publicar un comentario