jueves, 29 de agosto de 2013

JÓVENES: El Papa Francisco reitera llamado a jóvenes a “hacer ruido” e ir contracorriente

VATICANO, 29 Ago. 13 (ACI/EWTN Noticias).- Al cumplirse un mes de la Misa final de la Jornada Mundial de la Juventud celebrada en Río de Janeiro (Brasil), el Papa Francisco desafió a los jóvenes a hacer ruido e ir a contracorriente, con los valores de la belleza, la bondad y la verdad para alcanzar grandes ideales.

Así lo indicó ayer, al recibir en la Basílica de San Pedro a un grupo de 500 peregrinos de la diócesis de Piacenza-Bobbio, al norte de Italia, quienes llegaron a Roma con motivo del Año de la Fe.

“Por favor, vayan contracorriente. Sean valerosos, valerosas: caminen a contracorriente. Si nos dicen ‘No hombre, toma esto, toma un poco de alcohol, un poco de droga…’. ¡No! Vayan a contracorriente de esta civilización que nos está haciendo tanto mal. ¿Entendieron? Vayan a contracorriente: esto significa hacer ruido. Caminen hacia delante, pero siempre con los valores de la belleza, la bondad y la verdad”.

“Desafíen sus más grandes ideales, los ideales de hacer un mundo de bondad, belleza y verdad. Ustedes pueden hacerlo. Tienen el poder de hacerlo. Si no lo hacen ustedes es por holgazanería: ¡Ánimo! Vayan hacia adelante y hagan ruido ¿eh? Donde hay jóvenes debe haber ruido. Después se equilibran las cosas, pero la ilusión de un joven es hacer ruido siempre”, exhortó el Santo Padre.

El Papa Francisco también les animó a convertirse en constructores del futuro: “Cuando a mí me dicen: Pero, Padre, qué feos tiempos éstos… ¡Mira, no se puede hacer nada! ¿Cómo no se puede hacer nada? ¡Se puede hacer mucho! Pero cuando un joven me dice: ¡Qué feos tiempos, éstos, Padre, no se pude hacer nada!, lo mando al psiquiatra, ¡eh! Porque… es verdad, ¡eh! ¡No se entiende! No se entiende a un joven, a un muchacho, a una muchacha que no quieran hacer una cosa grande, apostar por ideales grandes, grandes para el futuro, ¿no? Después harán lo que puedan, ¿no? Pero la apuesta es por las cosas grandes y bellas”.

“Su Obispo dijo que yo hice un gran gesto, al venir aquí. Pero... lo hice por egoísmo, ¿saben por qué? Porque me gusta estar con ustedes ¡eh! ¡Y eso es egoísmo!”.

El Pontífice explicó que le gusta estar con los jóvenes “tienen en su corazón una promesa de esperanza”. “Ustedes –continuó–, son portadores de esperanza. Ustedes, y es verdad, viven en el presente, pero ustedes están mirando hacia el futuro, ustedes son artífices del futuro, constructores del futuro”.

Además les animó “a ser artífices del futuro”, y les recordó que albergan en su interior el tesoro de anhelar grandes cosas.

En primer lugar, dijo, el deseo de la belleza: la música, el teatro, la pintura. “En segundo lugar el ser profetas de bondad, amar la bondad y ser buenos. Y en tercero, tener sed de verdad: buscar la verdad, la más grande –Dios-, algo que no se pueda poseer, sino encontrar”.

Por último, el Papa impartió su bendición apostólica, e invitó a rezar a la Virgen, que es la Madre de la belleza, la Madre de la bondad y la Madre de la Verdad, “para pedirle la gracia del coraje: porque la Virgen era valerosa. ¡Tenía coraje, esta mujer!”, concluyó.

martes, 27 de agosto de 2013

ESPIRITUALIDAD: En la Transverberación de Santa Teresa de Jesús se nos propone el «horizonte insospechado de la mística»

Cada 26 de agosto, el monasterio de La Encarnación, en Ávila, celebra la fiesta de la transverberación del corazón de Santa Teresa, la experiencia mística que vivió en 1562 esta santa, en la que veía un ángel meter una lanza en su corazón que, en sus palabras, "me dejaba toda abrasada en amor grande de Dios".

En esta ocasión, como en años anteriores, presidió la eucaristía el cardenal Antonio Cañizares, prefecto de la Congregación para el Culto Divino, que fue obispo de Ávila de 1992 a 1997.

Esta fiesta de espiritualidad teresiana congregó en el monasterio a autoridades civiles como el alcalde en funciones, José Francisco Hernández , junto a algunos ediles y Ángel Acebes, diputado por Ávila hasta 2011 y antiguo alcalde de la ciudad. Acompañaron al cardenal los obispos de Ávila, Jesús García Burillo; Salamanca, Carlos L. Hernández; Segovia, Ángel Rubio y el arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez; además de decenas de capellanes y diáconos entre los que se encontraba el capellán del convento de la Encarnación, Nicolás González.

La falta de Dios, la peor indigencia

"En estos tiempos de crisis y de incertidumbre, de nada estamos tan faltos como de Dios", predicó el cardenal. Esta falta de Dios, insistió, es "la principal carencia, la principal indigencia del hombre contemporáneo". Afirmó que "viviendo la eucaristía podremos cambiar el mundo".

Puso como ejemplo el testimonio de Santa Teresa de Jesús y los “horizontes insospechados para el hombre” que ofrece la mística.

Santa Teresa, dijo el cardenal, es “testigo del amor misericordioso de Dios, rico e infinito en su misericordia”, añadió Cañizares. La celebración terminó con la veneración de una reliquia de Santa Teresa.

Fuego que traspasa el corazón

La "transverberación" (del latín "transverberatio", que significa "traspasar") es una experiencia mística de cercanía a Dios que implica un "fuego" y una "herida" en el corazón. Santa Teresa la describe en su "Libro de la Vida" (cap. 29,2), así:

«Ví a un ángel cabe mí hacia el lado izquierdo en forma corporal, lo que no suelo ver sino por maravilla. [...] No era grande, sino pequeño, hermoso mucho, el rostro tan ecendido que parecía de los ángeles muy subidos, que parecen todos se abrasan. Deben ser los que llaman Querubines [...]. Viale en las manos un dardo de oro largo, y al fin de el hierro me parecía tener un poco de fuego. Este me parecía meter por el corazón algunas veces, y que me llegaba a las entrañas. Al sacarle, me parecía las llevaba consigo y me dejaba toda abrasada en amor grande de Dios.»

Joan Carroll, en su libro sobre doctores de la Iglesia y mística, enumera otros santos que han experimentado este fenómeno místico: Catalina de Siena, Margarita María Alacoque, Pío de Pietrelcina, Francisco de Sales y Verónica Giuliani, entre otros.

Artículo original de “Religión en Libertad”.

lunes, 26 de agosto de 2013

viernes, 23 de agosto de 2013

IGLESIA HOY: Benedicto XVI habla ante sus más cercanos de las maravillas que el Espíritu Santo hace con Francisco

Benedicto XVI visitó este domingo 18 de agosto Castel Gandolfo. Allí paseó, rezó y escuchó un concierto. Sin embargo, su vida está dentro del convento en el que decidió retirarse. Allí recibe algunas visitas y según cuentan el Papa está feliz con Francisco y dice que al verle nota aún más claro que hizo bien al renunciar.

Quizás tenía necesidad de respirar un aire diverso del de los jardines del Vaticano, o quizás al concluir el verano europeo deseaba ver esa residencia que ocho veces lo recibió y al lago de Albano que desde allí se aprecia.

El hecho es que este domingo 18 por la tarde, Benedicto XVI se concedió un breve paseo a Castel Gandolfo, en el palacio que es la residencia de verano de los pontífices desde Urbano VIII, donde estuvo los primeros dos meses después de su renuncia al ministerio de Pedro.

El papa emérito -según refirieron fuentes vaticanas- pasó unas tres horas en Castel Gandolfo, en donde paseó por los jardines del palacio, rezó el rosario y asistió a un concierto de música clásica tocado con el piano.

Al atardecer retornó al Vaticano, al monasterio Mater Ecclesiae, en donde decidió vivir escondido del mundo después de la histórica renuncia del 11 de febrero pasado.

Le acompañaron las señoras Loredana, Carmela, Cristina y Manuela, ´memores domini´ laicas consagradas de Comunión y Liberación, que se ocupaban del departamento, la capilla y la ropa de Ratzinger durante los años de pontificado, y que aún le asisten.

El papa Francisco había invitado a Ratzinger a ir durante este verano a Castel Gandolfo, visto que él se quedaba en Roma por motivos de trabajo. El papa emérito entretanto había declinado la invitación, manteniendo el perfil discreto que ha elegido. No obstante la vida de clausura, Ratzinger recibe esporádicamente a algunas visitas en el monasterio Mater Ecclesiae.

En estos encuentros el pontífice emérito no comenta, no desvela, no da declaraciones que podrían ser entendidas como las palabras del otro Papa. Al máximo comenta las maravillas que el Espíritu Santo está haciendo con su sucesor, o habla de como esta decisión de dimitir haya sido una inspiración divina.

Uno de los huéspedes de estos encuentros con Benedicto XVI comentó sobre su renuncia:  “Me lo dijo Dios”. Y precisó que no se trató de una aparición o fenómeno de este tipo, sino “una experiencia mística” en la que el Señor le hizo nacer en su corazón “un deseo absoluto” de quedarse sólo en oración con Él.

La decisión de Benedicto XVI no fue por lo tanto un huir del mundo, pero un refugiarse en Dios y vivir de su amor. El mismo Ratzinger -reveló la fuente que prefirió quedarse anónima- ha declarado que esta “experiencia mística” se ha prolongado durante estos meses y que cuanto más observa el carisma de Francisco, más entiende que su decisión fue la voluntad de Dios.

Salvatore Cernuzio/ Zenit

miércoles, 21 de agosto de 2013

MIS LIBROS: HOY CONFERENCIA y PRESENTACIÓN del libro "FRANCISCO, EL PAPA DE TODOS" en la CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES, ARGENTINA

Un libro que cruza los perfiles 
de Juan XXIII, Juan Pablo II y Francisco

Buenos Aires (AICA): El presbítero José Antonio Medina presentará este miércoles 21 de agosto, en el auditorio de la fundación FECIC (Moreno 431), desde las 18, su libro Francisco, el Papa de todos. Se trata de un relato que aborda la historia de vida y el mensaje del Santo Padre, y que muestra el retrato de quien ya es comparado con el papa Juan XXIII y con el beato Juan Pablo II.

Durante la presentación, el sacerdote intentará responder a los siguientes interrogantes: ¿Qué opina el Papa Francisco de los grandes temas de la fe y de la vida? ¿Cómo es su oración y cómo nos invita a orar? ¿Qué piensa sobre el amor y la misericordia de Dios?.

Acompañarán al autor la periodista Virginia Bonard; Nelson Pollicelli, publicista y miembro del Equipo de la Pastoral Urbana de Buenos Aires, y monseñor Alejandro Alonso, en representación del obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Rubén Oscar Frassia.


lunes, 19 de agosto de 2013

PRO VIDA: Bebé con síndrome de Down se salva del aborto gracias a usuarios de Facebook

Queridos amigos y hermanos del blog: al enterarse de que una pareja planeaba abortar a su bebé que nacería con síndrome de Down, la parroquia católica de la Santa Trinidad en Gainesville, estado de Virginia (Estados Unidos) se apresuró a buscar en la red social Facebook quién podría adoptarlo, obteniendo a las pocas horas más de mil parejas dispuestas a hacerlo.

Si no encontraban una pareja dispuesta a adoptar al bebé, ese mismo día sería abortado, indicó el P. Thomas Vander Woude, párroco de Santa Trinidad.

Sin embargo, a las pocas horas de realizada la publicación en Facebook, cientos de parejas de diversas partes del mundo contactaron a la iglesia para ofrecerse como padres adoptivos.

"Es realmente hermoso" aseguró el sacerdote, pues "tienes a este bebé no nacido con discapacidad y todas estas personas se ofrecieron a cuidarlo casi de inmediato. Es realmente un testimonio de la bondad de la gente".

La parroquia incluso tuvo que buscar personal adicional para atender las llamadas de países como Holanda, Puerto Rico y Canadá.

Al día siguiente de la publicación, una agencia local de adopciones le presentó a la pareja tres familias candidatas para adoptar a su bebé.

Este es el pedido publicado en Facebook para salvar al bebé
En declaraciones recogidas por CNN, Martha Drennan, directora de Formación de la Fe en Adultos y Liturgia de la parroquia, señaló que "debe haber más de 1,000 parejas interesadas en adoptar al bebé", y aseguró que la parroquia ha recibido más de 600 correos electrónicos sobre la adopción del niño con síndrome de Down.

Geraldine Erikson, quien publicó el mensaje en Facebook, remitiendo a los interesados al correo del P. Vander Woude, aseguró que "fue muy emocionante ver a todas esas personas ofrecerse para dar voz a ese bebé, para darle una vida".

El presidente de la Sociedad Nacional para el Síndrome de Down de Estados Unidos, Jon Coleman, destacó que "ver que hay tantas familias que valoran a un niño que tiene síndrome de Down como a cualquier otro niño y que lo quieren criar como propio es una llamada de atención para nuestra sociedad".

"La gente que tiene síndrome de Down está logrando grandes avances para vivir más independientemente, para asistir a la universidad y trabajar. Con el apoyo adecuado, pueden hacer mucho si se les brinda la oportunidad", aseguró.

® ACI/EWTN Noticias

jueves, 15 de agosto de 2013

COLUMNISTA INVITADO: Recensión de “Francisco, el Papa de todos” por Carlos García Costoya

Escribe: Carlos García Costoya*

La elección de Jorge Mario Bergoglio como pontífice de la Iglesia pilló a todo el mundo con el pie cambiado. Si recurrimos a un lenguaje, quizá mediático, quizá especulativo, se podría decir que los primeros meses de su pontificado han estado marcados por una concatenación de revoluciones.

La primera revolución fue la renuncia de Benedicto XVI, hecho desconocido en la Iglesia moderna, y que el papa sabio por excelencia, con sus mejores dotes de docente, está convirtiendo en normal. Esa misma naturalidad es la que lleva a Francisco, no sólo a aprender a convivir en una situación nueva para el papado, sino a aprovechar la sabiduría de su predecesor para firmar la primera encíclica escrita a cuatro manos, y para poner las primeras piedras en la necesaria reconstrucción del edificio humano que desde Roma sustenta la Iglesia universal.

Las tres siguientes revoluciones salieron directamente del cónclave. Por primera vez los cardenales eligieron un papa ajeno a la Vieja Europa, y como dijo el propio pontífice en su primer mensaje, lo fueron a buscar al fin del mundo, a la hermana Argentina, de donde también llegó el primer papa hijo de San Ignacio, y además también fue el primero que tomó el nombre de otro de los grandes santos, Francisco, con lo que quería dejar claro que no se iba a olvidar de los pobres. A estas tres revoluciones siguieron, y siguen, muchas otras, la renuncia a vivir en el apartamento pontificio, la cercanía de un papa que abraza y besa, y sobre todo, la humanidad de un vicario de Cristo que trata a su predecesor con el cariño de un hijo, que nos habla a todos con la dura sinceridad de un padre, y que recuerda la sabiduría de su abuela con los ojos enamorados de un nieto. Esta es su grandeza, no la sencillez del hombre que intentan presentar alejado de la doctrina, sino la magnificencia de un intelectual que desde una estructura tomista recurre a las palabras de su abuela para poner el mayor altavoz posible a las casi siempre ignoradas enseñanzas de Cristo. No es un papa que habla con las palabras de la abuela, sino es un pastor que reconoce a Cristo en la sabiduría de las cosas sencillas.

La llamada del Espíritu a ocupar la cátedra de Pedro despertó una reacción en los Medios, totalmente diferente a lo que ocurrió con los dos cónclaves anteriores. Juan Pablo II era un desconocido al que no se había tenido en cuenta, y al que se fue descubriendo poco a poco. Benedicto XVI no era, ni sorpresa ni desconocido, y desde el primer momento, y muchas veces a lo largo de su pontificado, se le juzgó teniendo en cuenta prejuicios de su etapa cardenalicia que no guardaban relación alguna con su ministerio petrino. Bergoglio no era ninguna de las dos cosas, no era conocido aunque sí se había hablado de él, pero se le consideraba del pasado; los días previos a su elección fueron muchos los que recordaron su “ruego fraternal” para no ser elegido en el cónclave que señaló a Benedicto XVI, motivo por el cual se le daba por amortizado y nadie le tuvo en cuenta.

La elección de Bergoglio, y sus primeros pasos, llevaron a que mucha gente se intentase subir a un carro que hasta entonces iba vacío. Desde el primer momento salieron expertos anunciando que ellos tenían el pálpito, cuando sus artículos y comentarios previos estaban llenos de cardenales papabile pero no del padre Jorge;  y también fueron muchos los que, desde el primer momento, se presentaron como amigos del Papa, cuando la realidad es que, muchos de ellos, no sólo no tenían relación personal alguna con el que fue arzobispo de Buenos Aires, sino que en sus abanderamientos anteriores a la elección se postulaban como adalides de la crítica más mordaz.

En esta coyuntura el libro escrito por el sacerdote y periodista José Antonio Medina Pellegrini cobra un valor especial, porque él no sólo conoce y trabajó con Bergolgio en la Conferencia Episcopal Argentina, sino también por el estudio que realiza de su doctrina y pensamiento, que analiza en sus orígenes y desarrollo, y que en ningún caso se limita a ese corta-pega de discursos y homilías bajados de Internet, que caracterizan la mayoría de las obras publicadas sobre el nuevo pontífice. El padre Medina hace realidad las palabras iniciales de la primera carta de San Juan: lo que hemos visto y oído, os lo anunciamos (1 Jn 1, 3). Esta premisa inicial se recoge perfectamente en el muy bien elegido título, Francisco, el papa de todos; y es que esa es la realidad de un libro que quiere presentar al nuevo pontífice, no sólo como un padre para todos, sino que además está escrito para todo el mundo. No es una obra destinada a sacerdotes, religiosas o jóvenes, es una semblanza y reflexión sobre el nuevo vicario de Cristo dirigido a todas esas personas que quieren tener una primera imagen de su vida, trayectoria y pensamiento, marcada no sólo por el rigor personal, sino por el conocimiento de una persona que identifica, en cada gesto del nuevo pontífice, al padre Jorge con el que trabajó. Como indica el autor, Francisco no es un producto de marketing como algunos se empeñan en señalar, sino un papa que insiste en los mismos gestos del pastor que él conoció.

La estructura que el padre Medina ha elegido para Francisco, el papa de todos, responde a una triple visión del nuevo pontífice: la primera dedicada a la biografía del padre Bergoglio, la segunda a los primeros pasos del papa Francisco, y la tercera al pensamiento de un sacerdote, que lo manifiesta de la misma manera desde la cátedra de Pedro que predicando en la más humilde de las calles de cualquiera de nuestras ciudades.

La primera de las tres partes señaladas, la dedicada a la biografía del cardenal, comienza hace casi cien años en Italia, cuando la familia Bergoglio decidió vender todo lo que tenía para viajar a la tierra de promisión que representaba la Argentina. Los primeros pasos en su nueva patria fueron de trabajo duro, de sobreponerse a las penurias de una nueva vida, del matrimonio y la nueva familia de su hijo, y del nacimiento de sus nietos, entre los que se encontraba el futuro papa. El joven Jorge era un muchacho vivo y enamoradizo, pero sobre todo, totalmente entregado a una familia marcada por la enfermedad de una madre y la omnipresente presencia de una abuela que tuvo que hacer de madre de sus nietos.

Rosa Margherita, la abuela de Bergoglio, era una mujer con una profunda fe religiosa, sentimiento que no sólo transmitió a sus nietos cuando eran pequeños sino a lo largo de su carrera. Entre los muchos recuerdos que Bergoglio tiene de su abuela, y que de manera profusa aparecen recogidos en la obra, el padre Medina destaca dos por la trascendencia y profundidad que tienen, sobre todo por el momento en que fueron transmitidos. Cuando Bergoglio era seminarista fue su abuela quien le dio una de las lecciones teológicas de mayor profundidad : Celebra la Misa, cada Misa, como si fuera la primera y la última; y años después, cuando ya era religioso y sacerdote, en la carta que Rosa Margherita dejó escrita a sus nietos a modo de testamento, les dice que no hay nada que no se pueda solucionar delante del sagrario: Que éstos, mis nietos, a los cuales entregué lo mejor de mi corazón, tengan una vida larga y feliz, pero si algún día el dolor, la enfermedad o la pérdida de una persona amada los llenan de desconsuelo, recuerden que un suspiro al Tabernáculo, donde está el mártir más grande y augusto, y una mirada a María al pie de la cruz, puedan hacer caer una gota de bálsamo sobre las heridas más profundas y dolorosas.

El padre Medina destaca muchos de los aspectos que configuran la personalidad y ministerio del jesuita que llegó a arzobispo y cardenal, su labor pastoral e intelectual (incluyendo un libro del que fueron coautores el hoy papa y el padre Medina), su relación con Juan Pablo II y Benedicto XVI, y su devoción mariana que le lleva a proclamarse hijo de la Virgen Gaucha, ante la cual el cardenal Bergloglio proclamó: Nosotros necesitamos de su mirada tierna, su mirada de Madre, esa que nos destapa el alma. Su mirada que está llena de compasión y de cuidado. Y por eso hoy le decimos: Madre, regálanos tu mirada. Porque la mirada de la Virgen es un regalo, no se compra. Es un regalo de Ella. Es un regalo del Padre y un regalo de Jesús en la Cruz. Madre, regálanos tu mirada.

La segunda parte del libro la dedica a recorrer los primeros pasos del papa Francisco, desde la renuncia de Benedicto XVI, la coexistencia de un papa con un papa emérito, nunca de dos papas, el desarrollo del cónclave, el primer mensaje del nuevo pontífice, su lema y escudo, así como las palabras con las que fue recibido por los obispos argentinos.

La tercera y última parte de la obra recoge un compendio del pensamiento de Jorge María Bergoglio, de la siempre presencia de Dios en todas sus predicaciones, de su constante ruego de reza por mí, del compromiso con los pobres, de los retos de la nueva evangelización y de su inevitable idea de nación a la luz del Martín Fierro, para terminar con un diccionario de textos breves y una selección de oraciones escritas de puño y letra durante los años de ministerio argentino de Bergoglio.

Francisco, el papa de todos, es una obra fundamental para conocer la historia y personalidad de Jorge Mario Bergoglio, hoy papa Francisco. Evidentemente no es una obra definitiva porque no se refiere a su pontificado, pero sí es una obra iluminadora, y hasta para algunos profética, porque ese padre Jorge que José Antonio Medina conoció en sus años de trabajo común, es el que hoy lleva las sandalias del pescador. Los gestos, las sensibilidades, las pasiones y la forma de anunciar a Cristo, son las mismas, las que tenía el padre Jorge cuando viajaba en metro, y las que hoy tiene Francisco cuando habla, no sólo para todos los cristianos sino para todo el Orbe.

La obra escrita por el padre Medina es imprescindible para conocer los primeros pasos de este pontificado que está comenzando, y que en gran medida, no sólo reproduce los movimientos argentinos de Bergoglio, sino las proféticas palabras que desveló el cardenal de la Habana, Jaime Ortega, sobre las intervenciones del hoy papa Francisco en la reunión de cardenales previas al cónclave, en las que definía cómo creía que debía de ser el futuro Pedro, descripción que hoy está siguiendo paso a paso, en los que tiene como objetivo prioritario las periferias existenciales del hombre. Así es el nuevo papa, y así lo refleja el padre Medina en su Francisco, el papa de todos, donde se presenta a un papa argentino, a un papa hispanoamericano, a un papa del Mundo, que habla portugués, no con acento brasileiro sino gallego (de Galicia), grito de fe en la cuna del patrón Santiago, destino fundamental de millones de peregrinos, a donde más pronto que tarde peregrinará Francisco, y donde el santo de Asís entendió en su dimensión universal la llamada que Dios le hacía.

* Carlos García Costoya, es periodista y escritor, A Coruña, España, 1968, es conocido por sus libros dedicados a la divulgación histórica y mítica, así como varios anecdotarios. Es director de Xerión, Comunicación y Publicaciones S.L. y ha publicado, entre otros libros: El camino mágico de Santiago (1998); Las peregrinaciones jacobeas (1999); El camino de Santiago (1999); El abogado en familia (2000); Anécdotas de profesores (2000); El misterio del apóstol Santiago: mito y realidad del enigma jacobeo (2004) y Anécdotas de farmacéuticos (2008).

sábado, 10 de agosto de 2013

ACTUALIDAD: Gran entusiasmo por posible apertura de causa de beatificación de G. K. Chesterton

MINNEAPOLIS, (ACI/EWTN Noticias).- La noticia que un Obispo católico en Inglaterra intenta abrir la causa de beatificación y canonización del escritor y apologeta católico inglés, Gilbert Keith Chesterton (1874 - 1936), ha generado gran alegría entre muchos fieles alrededor del mundo, según informó el presidente de la Sociedad Americana de Chesterton, Dale Ahlquist.

En declaraciones a ACI Prensa, Ahlquist señaló que el anuncio del Obispo de Northampton (Inglaterra), Mons. Peter Doyle, sobre el hecho que está "buscando un clérigo idóneo para comenzar una investigación” se realizó durante la Conferencia Americana de la Sociedad Nacional de Chesterton en Worcester, Massachusetts, (Estados Unidos).

El anuncio causó gran emoción, “las personas se pusieron de pie, comenzaron a aplaudir. La gente lloraba. Fue un gran momento” ya que “mucha gente ha estado esperando esto durante mucho tiempo”, dijo Ahlquist.

Chesterton, quien bajo la influencia de su esposa fue anglicano y posteriormente en 1922 se convirtió al catolicismo, era conocido por su ingeniosa escritura y amor a la búsqueda de la verdad. Sus escritos influyeron en el pensamiento de muchos conversos y escritores, entre ellos el irlandés Clive Staples Lewis.

"Tenía una bondad que sólo emanaba de él. Los relatos biográficos siempre lo presentan muy alegre, caritativo, humilde y bueno, por lo que atraía la atención de todo el mundo incluyendo a sus enemigos intelectuales y filosóficos”.

El autor de numerosos ensayos literarios, novelas, poesía, obras de teatro, obras filosóficas y apologética cristiana, era "un defensor elocuente de la fe católica" y "muy profético”.

Ahlquist resaltó que "definitivamente él (Chesterton) vio lo que está pasando en nuestra cultura, los atentados contra la vida, contra el matrimonio, las enormes diferencias económicas que existen.  Parece que acertó en todas esas cosas. Pero lo hacía con alegría, con caridad y bondad, sin golpear la mesa de la condenación".

Se piensa que la causa de canonización de quien vaciaba sus bolsillos para los pobres y mostraba su gran amor y aprecio por los niños, se ha visto aún más motivada tras la elección del entonces Arzobispo de Buenos Aires, Cardenal Jorge Mario Bergoglio, como el Papa Francisco el 13 de marzo pasado.

En una carta con fecha 10 de marzo de Martin Thompson, Presidente del grupo en Inglaterra, al Embajador Argentino, Miguel Ángel Espeche Gil, miembro del grupo en Argentina, escribió que Cardenal Bergoglio "nos alienta en nuestra aspiración de ver el inicio de la causa de Chesterton a los altares". Se informó además que había aprobado el texto de una oración privada para la canonización de Chesterton.

El Pontífice fue miembro de un comité de honor de la conferencia de la Sociedad de Chesterton argentino, celebró una misa para la conferencia y también posee varios libros del escritor inglés.

Chesterton “siempre hacía la señal de la cruz sobre una habitación antes de entrar en ella” y podía recibir la Eucaristía con gran emoción, explicando "Tengo miedo de esa  tremenda realidad”, contó Ahlquist.

Aún así, el apologeta "no es el santo estereotipado", continuó Ahlquist, señalando que la profesión de Chesterton como escritor estaba "justo en el medio de los latidos del corazón en el periodismo de Londres”. Ahlquist, quien fue bautista, dijo que la idea de que alguien como Chesterton podría ser un santo fue lo que le atrajo a la Iglesia Católica.

"El hecho de que ese periodista de 300 libras, que fuma puros podría ser un santo de la Iglesia Católica me hizo comprender lo que es la comunión de los santos trata. No son sólo un tipo particular de persona", subrayó.

Las primeras etapas de la causa de canonización incluyen la recopilación de pruebas de la virtud heroica. Cualquier investigación para la santidad puede llevar muchos años, y no todas las causas son exitosas. Son necesarias una investigación del Vaticano y dos milagros reconocidos atribuidos a la intercesión del candidato para ser declarado santo.

jueves, 8 de agosto de 2013

PAPA FRANCISCO: Saludo a los peregrinos de San Cayetano e invitación a ir al encuentro de los necesitados

"Como todos los años, después de recorrer la cola hablo con ustedes. Tal vez la cola la recorrí con el corazón. Estoy un poquito lejos. No puedo compartir con ustedes este momento tan lindo, en el que ustedes están caminando hacia la imagen de San Cayetano", destacó el papa Francisco en su mensaje a los miles de devotos que hacen fila para entrar al santuario del barrio porteño de Liniers dedicado al santo de la Providencia.

"El lema elegido por ustedes habla de otro encuentro, dice: 'Con Jesús y San Cayetano vayamos al encuentro de los más necesitados'", subrayó en la imagen transmitida por Canal 21, del arzobispado de Buenos Aires, a través de una pantalla instalada frente al templo.

Francisco destacó que el lema de esta fiesta religiosa "habla del encuentro de las personas que necesitan más, de aquellos que necesitan que les demos una mano, que los miremos con cariño, que compartamos su dolor o sus ansiedades, sus problemas".

"Lo importante no es mirar desde lejos o ayudarlo desde lejos, sino ir al encuentro. Eso es lo cristiano, lo que nos enseña Jesús. Ir al encuentro de los más necesitados. Como Jesús que iba siempre al encuentro de la gente. Él iba a encontrarlos", recordó.

Tras señalar que al dar limosna hay que mirar a los ojos y tocar la mano de quien la recibe, porque si no hay encuentro con esa persona, consideró que "necesitamos saber encontrarnos, necesitamos edificar, crear, construir una cultura del encuentro".

"Hay tanto desencuentro. Líos en la familia, siempre; líos en el barrio; líos en el trabajo; líos en todos lados. Y los desencuentros no ayudan. La cultura del encuentro. Salir a encontrarnos".

El Papa sostuvo que "el lema dice ‘Encontrarnos con los más necesitados’, es decir con aquellos que necesitan más que yo; con aquellos que están pasando un mal momento, peor que el que estoy pasando yo. Siempre hay alguien que la pasa peor".

"Entonces yo pienso, estoy pasando un mal momento. Vengo a la cola a encontrarme con San Cayetano y con Jesús, y después salgo a encontrarme con los demás, porque siempre hay alguien que la pasa peor. Con esos es con quienes nos debemos encontrar", agregó.

El pontífice pidió a los peregrinos “que se encuentren, busquen y encuentren al que más necesita, pero solos no, con Jesús y con San Cayetano".

"¿Voy a convencer a otro que se haga católico?", interpeló antes de responder: "No, no; vas a encontrarlo, es tu hermano, eso basta. Con eso lo vas a ayudar; lo demás lo hace Jesús, lo hace el Espíritu Santo".

Francisco expresó su deseo de que "Jesús te vaya marcando el camino para encontrarte con quien necesita más. Tu corazón, cuando te encuentres con aquel que más necesita, se va a empezar a agrandar, agrandar, agrandar, porque el encuentro multiplica la capacidad del amor, agranda el corazón".

miércoles, 7 de agosto de 2013

lunes, 5 de agosto de 2013

PRO VIDA: «Cuiden la vida, vale la pena»

Queridos amigos y hermanos del blog: el Papa Francisco envió un mensaje a los católicos de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda con motivo de la Jornada anual por la vida que en Escocia se celebró el pasado 28 de mayo, mientras en Inglaterra y Gales se realizó el pasado domingo 28 de julio, y en Irlanda será el primer domingo de octubre.

El lema de la edición de este año: “Cuiden la vida, vale la pena” ha sido tomado de la homilía pronunciada por el entonces cardenal Jorge Mario Bergoglio durante una misa celebrada en el año 2005, en la conmemoración de San Ramón Nonato, patrono de las mujeres embarazadas.

En aquella ocasión el hoy Papa Francisco afirmaba: “Todos nosotros debemos cuidar la vida y protegerla, con ternura, con calor... Dar la vida es abrir nuestro corazón y cuidar la vida es entregarse con ternura y calor a los demás, preocuparse por los demás. Cuidar la vida desde el principio hasta el final. ¡Qué sencillo y que hermoso es! Sigan adelante y no se descorazonen. Cuiden la vida; vale la pena”.

Este año la Jornada de la vida en Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda, se centra en el cuidado de los niños no nacidos y de sus madres, de los ancianos, de los suicidas y sus familias.

En el texto integral del mensaje el Papa escribe:

“Recordando la enseñanza de San Ireneo de que la gloria es la persona humana viviendo en plenitud, el Santo Padre los invita a que dejen que la luz de la gloria resplandezca tanto que todos puedan llegar a reconocer el valor inestimable de cada vida humana. Incluso los más débiles y vulnerables, los enfermos, los ancianos, los no nacidos y los pobres, son obras maestras de la creación de Dios, hechos a su imagen, destinados a vivir para siempre, y merecedores de la máxima reverencia y respeto.


Su Santidad reza para que la Jornada de la vida contribuya a garantizar que la vida humana reciba siempre la protección que le corresponde, de modo que “todo lo que respira alabe al Señor” (Salmo 150, 6).

sábado, 3 de agosto de 2013

INTENCIONES DEL PAPA: AGOSTO DE 2013

Queridos amigos y hermanos del blog: el Santo Padre Francisco indica para cada año y para cada mes, cuales son las intenciones generales y misioneras de la Iglesia en todo el mundo, por las que quiere que se ore. Éstas intenciones las confía al Apostolado de la Oración, quienes propagan en el mundo entero la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, a fin de que éste las difunda con la mayor amplitud posible. Les comparto ahora las intenciones para este mes de agosto de 2013 con una síntesis del comentario que ofrece el P. Claudio Barriga, S.J., Director General Delegado del Apostolado de la Oración.

La INTENCIÓN GENERAL para AGOSTO 2013 es: “Que padres y educadores ayuden a las nuevas generaciones a crecer con una conciencia recta y en una vida coherente”.

COMENTARIO PASTORAL: La vocación y misión primera de padres y educadores es ser testimonios vivos de fe, sabiduría y responsabilidad solidaria – una misión siempre alegre y difícil, la de formar y acompañar a nuestros hijos y estudiantes en su desarrollo religioso y espiritual, cognitivo e intelectual, afectivo y social.

Los padres y educadores son los primeros formadores y testimonio vivo de la piedad cristiana y de calidez humana y humanizadora que todo niño y joven tiene derecho a recibir y que luego deberá entregar. Por ello, todo lo que decimos y hacemos influye en un niño y joven que comienza a definir su estilo de vida en el mundo con otros, en la cultura y en la Iglesia. La reflexión y capacidad de pensar no sólo se esconden en los libros o contenidos de aprendizaje; se definen, primero y antes que todo, en los modos en que ayudamos a otros a pensar, criticar constructivamente, imaginar y soñar. Finalmente, el cariño, amor y respeto con que nos relacionamos en la casa y en la escuela ayudan a construir modos de relación a escala humana, a su vez de cariño, amor y respeto hacia los demás hombres y mujeres.

Padres y educadores formamos una comunidad de colaboración para hacer de las jóvenes generaciones una nueva humanidad, restaurada y renovada. Humanidad con fe y piedad cristianas, sentido social, compromiso y responsabilidad política, excelencia académica y profesional. Padres y educadores deben colaborar en la misión de formar con sentido de responsabilidad, excelencia y piedad.

Pidamos este mes junto al Papa que el Espíritu de Dios llene los corazones de quienes somos  padres y educadores, nuestra mente y nuestra alma, para ser y hacer lo que Dios Padre enseñó a Jesús y enseña a todos sus hijos e hijas: amar y ser testimonios vivos del estilo de vida de Jesús que ama, sirve y busca nuevos modos de anunciar el Reino de su Padre.

P. José Ignacio Baeza, SJ.
Director de Pastoral y Formación, colegio San Luis (Antofagasta, Chile).
PhD en Educación por la Univ. Complutense de Madrid.

La INTENCIÓN MISIONERA para AGOSTO 2013 es: “Que las Iglesias locales en África, fieles al Evangelio, promuevan la construcción de la paz y la justicia”.

COMENTARIO PASTORAL: La falta de paz y de justicia es una evidencia en África. Es una de las razones que militaron a favor de la continuidad de la segunda asamblea del sínodo de los obispos para África, en 2009, en Roma, cuando la primera había tenido lugar sólo 15 años antes. Los acontecimientos de los últimos años no hacen sino confirmar que no hay ni paz ni justicia en África. Las revueltas populares en África del Norte, con derrocamiento de Gobiernos; las elecciones en la mayor parte de los países, sin democracia ni transparencia, que condujeron incluso a conflictos armados; la apropiación del poder por parte de algunos y el negarse a la alternancia, no obstante la avanzada edad; la depauperación de las masas; la utilización de niños en los conflictos armados; las violaciones de mujeres; la persecución de cristianos aquí y allá,... son otros tantos indicadores reales que nos muestran la sombría faz de África.

Y sin embargo el Evangelio llegó a África hace mucho tiempo, ya en los primeros siglos. Y muchos países africanos han celebrado ya el centenario de la evangelización. No obstante, la necesidad de una real evangelización y profundización todavía se deja sentir. Como dice Benedicto XVI en la exhortación apostólica postsinodal Africae Munus, todo eso muestra que hay necesidad «de evangelizar en profundidad el alma africana» (AM 91).

Aunque es verdad que África es el «pulmón espiritual de la humanidad» (AM 13), también sigue siendo verdad que la «fidelidad al anuncio del evangelio» continúa siendo un reto. Pues el evangelio es la verdadera fuente de paz y de justicia. En el nacimiento de Jesús los ángeles cantaron «paz en la tierra» (Lc 2,14); y al final de su vida, Jesús tranquilizó a los discípulos: «yo os doy la paz, pero no como la da el mundo» (Jn 14, 27). Si la paz y la justicia deben «construirse», esta edificación se hará sobre el fundamento que es Cristo. (1 Co 3, 11), ¿Cómo promoverla? ¡Reflexionar sobre ello en cada iglesia local! ¡Esta es nuestra oración, durante todo este mes, con el Papa, por África!

P. Rigobert Kyungu, sj
Secretario Nacional del Apostolado de la Oración. R.D. Congo