miércoles, 30 de octubre de 2013

CATEQUESIS DEL PAPA: ¿Vivimos la memoria de nuestros difuntos de forma cristiana o pagana?


“Existe un vínculo entre quienes estamos en la tierra, con quienes están en el purgatorio y en el cielo”

Queridos amigos y hermanos del blog: esta mañana la plaza de San Pedro volvía a ser un lugar de celebración y encuentro con el santo padre. A dos días de la celebración litúrgica en la que la Iglesia celebra a todos los Santos, el papa ha dedicado su catequesis de hoy precisamente a la comunión de los santos. El pontífice nos ha invitado a ser cristianos llenos de alegría y a vivir la alegría de tener tantos hermanos bautizados que caminan con nosotros y también con los que están en el cielo y rezan por nosotros. Les comparto el texto completo de la catequesis papal:

Queridos hermanos y hermanas:

Hoy quisiera hablar de una realidad muy bella de nuestra fe, es decir de la “comunión de los santos”. El Catecismo de la Iglesia Católica nos recuerda que con esta expresión se entienden dos realidades: la comunión en las cosas santas y la comunión entre las personas santas (n.948). Me detengo en el segundo significado: se trata de una verdad de las más consoladoras de nuestra fe, ya que nos recuerda que no estamos solos sino que existe una comunión de vida entre todos los que pertenecen a Cristo. Una comunión que nace de la fe; de hecho, el término “santos” se refiere a los que creen en el Señor Jesús y se han incorporado a Él en la Iglesia mediante el Bautismo. Por Hch 9,13.32.41; Rm 8,27; 1 Cor 6,1).

1 - El Evangelio de Juan testifica que, antes de su Pasión, Jesús rezó al Padre por la comunión entre los discípulos, con estas palabras: “Para que todos sean una sola cosa; como tú, Padre, estás en mí y yo en ti, estén también ellos en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado” (17,21). La Iglesia, en su verdad más profunda, está en comunión con Dios, comunión de amor con Cristo y con el Padre en el Espíritu Santo, que se prolonga en una comunión fraterna. Esta relación entre Jesús y el Padre es la “matriz” del vínculo entre nosotros los cristianos: si estamos íntimamente insertos en esta matriz, en este horno de amor ardiente que es la Trinidad, entonces podemos convertirnos verdaderamente en un solo corazón y una sola alma entre nosotros, porque el amor de Dios destruye nuestros egoísmos, nuestros prejuicios, nuestras divisiones internas y externas.

2 - Si existe este enraizarnos en la fuente del Amor, que es Dios, entonces se verifica también el movimiento recíproco: de los hermanos a Dios; la experiencia de la comunión fraterna me conduce a la comunión con Dios. Este es el segundo aspecto de la comunión de los santos que quisiera destacar: nuestra fe necesita del apoyo de los demás, especialmente en los momentos difíciles. ¡Qué bello es sostenernos los unos a los otros en la aventura maravillosa de la fe! Digo esto, porque la tendencia de encerrarnos en lo privado ha influido también el ámbito religioso, así que muchas veces nos cuesta pedir ayuda espiritual de los que comparten con nosotros la experiencia cristiana. ¿Quién de nosotros no ha experimentado inseguridades, se ha perdido o ha tenido dudas en el camino de la fe? Todo esto no debe sorprendernos, porque somos seres humanos, marcados por la fragilidad y los límites. Sin embargo, en estos momentos difíciles es necesario confiar en la ayuda de Dios, mediante la oración filial y, al mismo tiempo, es importante encontrar el coraje y la humildad de abrirse a los demás. En la comunión de los santos somos una gran familia donde todos los componentes se ayudan y se apoyan entre ellos. Preguntémonos: ¿sabemos compartir con los demás, especialmente con los que forman parte de nuestra parroquia, asociación, movimiento o grupos, las experiencias de nuestro itinerario de fe, buscando la ayuda fraterna de la oración y del consuelo espiritual? Y por otro lado ¿estamos disponibles para escuchar y ayudar a los que se dirigen a nosotros?

3 - Y vamos con otro aspecto: la comunión de los santos va más allá de la vida terrena, va más allá de la muerte y dura para siempre. La comunión espiritual que nace del Bautismo no se destruye con la muerte, sino que, gracias a la Resurrección de Cristo, está destinada a encontrar la plenitud en la vida eterna. Hay un vínculo profundo e indisoluble entre los que todavía son peregrinos en este mundo y los que han cruzado el umbral de la muerte para entrar en la eternidad. Todos los bautizados aquí en la tierra, las almas que son purificadas en el Purgatorio y los beatos que ya están en el Paraíso forman una única gran familia. Esta comunión entre la tierra y el cielo se da especialmente en la oración de la intercesión que es la más alta forma de solidaridad y que es la base de la celebración litúrgica de Todos los Santos y de la Conmemoración de los fieles difuntos que viviremos en los próximos días. La memoria de los difuntos es muy sentida, pero deberíamos preguntarnos: ¿la vivimos de forma cristiana o pagana? ¿Se basa sobre la fe en un Cristo muerto y resucitado? ¿O en una mezcla de creencia y de miedo que poco tiene que ver con el Evangelio? ¿Confiamos a nuestros familiares, amigos y conocidos difuntos en la oración? ¿Los sentimos cercanos en la gran compañía espiritual de la Iglesia especialmente mediante la Eucaristía?

Queridos amigos, ¡redescubramos la belleza de la fe en la comunión de los santos! Una realidad que nos afecta mientras somos peregrinos en el tiempo, en la cual, con la gracia de Dios, viviremos para siempre.

martes, 29 de octubre de 2013

PROVIDA - Se opusieron al aborto y ahora celebraron el cuarto cumpleaños de sus quintillizos


Queridos amigos y hermanos: a mediados del 2008, Patricia y Rubén Reyes recibieron la mejor noticia de sus vidas. Después de cinco años de intentos y estando decididos a adoptar, ella resultó embarazada de sextillizos. A los dos meses uno de los bebés falleció en el vientre de manera espontánea y los médicos les propusieron abortar a tres de sus hijos para “asegurar” el nacimiento de al menos uno.

Los Reyes, un matrimonio de profundas convicciones católicas, rechazaron de plano estas presiones, salvaron a sus cinco hijos y celebraron gozosos su cuarto cumpleaños. “Le pedimos un hijo a Dios y nos mandó seis”, recuerdan los Reyes. Antes de iniciar el proceso para adoptar y “jugándose las últimas cartas”, decidieron someterse a un tratamiento natural de estimulación ovárica, acorde a la doctrina de la Iglesia, lo que permitió que ella resultara embarazada… de seis bebés.

“Dios nos había concedido un embarazo, tener hijos, en ese momento no sabíamos cuántos eran, pensábamos que sólo uno. A la semana siguiente me saqué una ecografía y nos dijeron que tenía seis bebés, era una sorpresa pensar que Dios nos había regalado seis bebés”, recuerda Patricia.

Los esposos Reyes se conocieron en el Camino Neocatecumenal. Residen en la ciudad de Pisco al sur de Lima, localidad que en el año 2007 fue golpeada por uno de los terremotos más fuertes que ha afectado al Perú en los últimos años.

En una entrevista concedida a ACI Prensa en su hogar, explicaron cómo la fe y el abandono total en Dios los ayudó a vencer los miedos, preocupaciones y hasta los riesgos propios de un embarazo múltiple. “El médico ya me había dicho que era improbable que pueda tener hijos, con Rubén habíamos hablado, que si era de Dios que no tuviéramos hijos, probablemente era decisión suya que adoptáramos y que los hijos nos iban a querer igual”, cuenta Patricia.

“Como último intento visitamos una clínica muy renombrada en Lima, y nos propusieron fertilización asistida, pero Rubén y yo manifestamos que somos católicos y queríamos que todo fuera natural. Nos trataron con poca importancia y me sentí como un producto, me hicieron una estimulación ovárica. En el tercer intento me saqué una prueba de embarazo y me salió positivo, fue una alegría, lloré porque había dejado todo a Dios”.

El médico tratante le dijo a los esposos que en el Perú era muy difícil que pudieran tener sextillizos y que podrían suceder dos cosas: que sólo naciera uno o que el embarazo terminara al cuarto mes por una pérdida espontánea. Por ello les propuso abortar a tres de los seis bebés. “Me impresionó que me dijera que me trataba como una hija y que me ofreciera un aborto, me dijo que me iban a pinchar con un agujita, que era algo tan simple y que de los seis bebés, tenía que elegir porque era mejor que sólo tenga un hijo o dos, a no tener ninguno”, afirma Patricia.

El matrimonio decidió no regresar más a esa clínica y señaló que “nos casamos abiertos a la vida, Rubén y yo somos católicos. La oración siempre nos ha ayudado y tomamos la decisión de seguir adelante. Era Dios quien iba a decidir que tuviéramos uno, o dos, o tres, o cuatro o cinco bebes porque uno de ellos falleció a los dos meses”. “Si Dios me los quitaba me iba a dar de nuevo la posibilidad de ser madre, y Él nos sostuvo durante todo el embarazo”, agrega Patricia.

“Al no crecer el sexto bebé, dio más espacio para que puedan nacer los demás, ese hermanito se sacrificó por sus otros hermanos”, dijo Rubén, quien además resaltó la importancia del apoyo familiar que ambos recibieron durante el embarazo y que aún siguen recibiendo en el cuidado de los niños.

“Nuestras familias son católicas y nadie jamás pensó en desalentarnos. Nos daban ánimo para aceptar la voluntad de Dios porque si él nos había concedido el don de ser padres no nos lo iba a quitar. Nos abandonamos a su voluntad y nunca nos dejó defraudados”.

Al terminar el quinto mes, Patricia fue hospitalizada porque corría el riesgo de un parto prematuro y permaneció en reposo hasta el momento del parto, recibiendo el sacramento de la Eucaristía a diario ante una imagen de la Virgen María y el Niño Jesús que luego llevaron a casa.

El 15 de enero de 2009 los quintillizos nacieron a los siete meses de gestación.

Gabriel es tierno, preguntón y cercano; Leandro es el “flojo” que no teme a nada; Berenice es inquieta y “aprendió a hablar más rápido que sus hermanos”; Melania es la líder extrovertida “especialista en alborotos” que “jala a la gente”; y Fernando es el “renegón” del hogar.

El día a día de los Reyes

Los esposos Reyes trabajan fuera de casa y a las 6:30 a.m. ya están listos para salir y tienen un momento de oración en pareja antes de despertar a sus hijos.

Dos primas de Patricia ayudan en la jornada diaria. “Los niños son muy inquietos, toman su leche, o jugo, comen un pan, descansan un rato, juegan y duermen después de almuerzo. Luego se levantan a las cuatro de la tarde, juegan a la ronda, y cuando yo llego del trabajo se les baña”, afirma la madre.

Cuando Rubén llega a las siete de la noche, juntos en familia “cenamos, luego la leche, cantan con su papá acompañados de la guitarra y duermen, si salimos debe ser un sábado cuando Rubén y yo no trabajamos y van con nosotros mis primas, mis sobrinas que nos ayudan”, contó Patricia.

Rubén resaltó que “el que manda a dormir soy yo, porque a Patricia no le hacen caso (risas), pero antes rezamos al ángel de la guarda antes de dormir. Cuidarlos es bien estresante, hay que tener bastante paciencia con ellos porque son bien inquietos”. La pareja admite que la fe y su catolicismo los mantuvo unidos en los difíciles momentos previos a la paternidad y vivieron aferrados a “la cruz, viendo que Dios todo lo hace bien, aunque en un momento no se entienda”, explicó Patricia.

“Dios nos enseñó en la Iglesia a formarnos como esposos, como hijos, y ahora como padres que es difícil con tantos niños, pero siempre Él nos ha provisto, y hay ángeles que nos quieren ayudar (económicamente)”, afirmó Rubén. Los niños con ayuda de las Hermanas de las Hijas de la Caridad irán a la escuela este año. “A veces las personas me preguntan cómo haces (económicamente) y yo respondo, no sé”, comentó Rubén que junto a Patricia están agradecidos porque tienen trabajo.

Patricia reflexionó que “en la actualidad hay muchos problemas para el embarazo porque la mujer ya no se casa tan joven, quiere universidad, trabajar, viajar, y cuando hace todo eso recién se quieren casar y eso hace que sea más difícil poder concebir y sufren”.

Por su parte, Rubén exhortó a los esposos que “le demuestren a sus esposas que las aman apoyándolas, cuando existe una situación que no se puede tener bebés, nunca reclamarle nada a la mujer, siempre demostrarle que uno se casó enamorado pensando en el amor”. “En los problemas –concluyó– es cuando se nota que uno ama, y deben dejarse abandonar por Dios, dejar que el lleve la historia y que nos de lo que necesitamos en el momento preciso”.

(ACI/EWTN Noticias)

lunes, 28 de octubre de 2013

viernes, 25 de octubre de 2013

ENTREVISTAS: Palito Ortega presenta "La luz de Francisco" (versión completa)


PAPA FRANCISCO: "La luz de Francisco" - Palito Ortega (mp3 para descargar)



“La luz de Francisco”

Letra, música e interpretación: Palito Ortega

Está brillando una luz, una luz en el camino,
para llegar a Jesús de la mano de Francisco.
Francisco es la nueva luz, una luz que alumbra a todos,
vamos a rezar por él, como el reza por nosotros.

Francisco abrió sus brazos para cuidar al pueblo de Dios,
y sobre todo al más pobre como Jesús los cuidó.
Llegaste del fin del mundo con la divina misión,
de anunciarle a tus hermanos el evangelio de Dios.

Está brillando una luz, una luz en el camino,
Para llegar a Jesús de la mano de Francisco.
Francisco es la nueva luz, una luz que alumbra a todos,
vamos a rezar por él, como el reza por nosotros.

Vamos a seguir tus pasos que nuestra guía sea tu voz,
queremos ir de tu mano ir al encuentro de Dios.
El mundo está celebrando porque encendiste una nueva luz,
porque siembras tu palabra de amor igual que Jesús.

Está brillando una luz, una luz en el camino,
Para llegar a Jesús de la mano de Francisco.
Francisco es la nueva luz, una luz que alumbra a todos,
vamos a rezar por él, como el reza por nosotros.

Francisco, Papa querido, una oración vamos a rezar,
para pedir que te cuide siempre nuestra Virgen de Luján.
Cantemos con alegría a nuestro hermano Francisco,
para el Pastor de la Iglesia, para el Vicario de Cristo.

Está brillando una luz, una luz en el camino,
Para llegar a Jesús de la mano de Francisco.
Francisco es la nueva luz, una luz que alumbra a todos,
vamos a rezar por él, como el reza por nosotros.

PAPA FRANCISCO: "La luz de Francisco" - Palito Ortega (Video Oficial)


jueves, 24 de octubre de 2013

PAPA FRANCISCO: Palito Ortega y el estreno mundial de su canción “La luz de Francisco”

Imagen original de http://www.primiciasya.com/
Queridos amigos y hermanos del blog: este viernes 25 de octubre, iniciaré dos programas radiofónicos presentando la vida, semblanza y enseñanzas del Santo Padre Francisco. Llegando con este mensaje a todo el territorio español y, a través de internet, al mundo entero.

La particularidad que tendrán ambos ciclos es que la música original será una canción escrita e interpretada por Palito Ortega, quien la ha escrito como homenaje al Papa Francisco.

Yo tuve la oportunidad de estar con él, durante mi viaje a Argentina en el mes de agosto pasado, y compartiendo distintas vivencias y proyectos, le hablé de estos programas y de allí surgió el pedido y el ofrecimiento de esta canción. Que es un doble regalo: en particular hacia mí, ya que me la ha regalado para que yo la utilice en estos ciclos radiofónicos en los cuales intento acercar al gran público español la persona y mensaje del Papa; y a su vez, Ortega me ha manifestado su intención de donar las regalías o royalty, que es el pago que percibe el titular de los derechos de autor de una obra determinada, a una obra de caridad, que en cuanto esté concretada lo haremos público, como así corresponde.

En declaraciones a distintos medios de comunicación que le han requerido por este hecho, Palito ha manifestado: “que la canción se dará a conocer por primera vez en un programa de radio de España que conduce el sacerdote José Antonio Medina. Es casi un taquirari, bien, me gustó cómo quedo la melodía, muy andina (tiene siqus y charangos) y me gustó la idea. Todo nació del encuentro con este sacerdote, que es mendocino y vive en España. Le puse  “La luz de Francisco” y este nombre se debe a la manera en la que Francisco revolucionó la familia cristiana en el mundo entero. Este jueves (hoy) terminaré el tema y lo mandaré por correo electrónico para que pueda ser presentado oficialmente. No voy a estar en España, lamentablemente tengo mucho trabajo. Él (por José Antonio Medina) es quien la presentará oficialmente. Hemos hablado por teléfono y hemos grabado un saludo juntos, también me comentó que ya se la han pedido de varios lugares de Latinoamérica y tenemos la ilusión de llevársela juntos, de ir con la guitarra para cantársela al Papa".

Les comparto en qué consistirán ambos programas:

“CONOCIENDO AL 
PAPA FRANCISCO” 

(RADIO MARÍA ESPAÑA, 
todos los viernes, 
media hora de duración)

Horario de España: 11:30 hs

Horario de Argentina: 07:30 hs 

"Conociendo al Papa Francisco" nos presenta la historia de vida y el mensaje del Papa que llegó a Roma desde los confines del mundo. El retrato de un hombre apasionado por el Evangelio que desde la Silla de Pedro no está dejando a nadie indiferente. Lo que nos dice nos llena de ilusión y de esperanza. 

A través de las distintas emisiones iremos escuchando al Papa en sus alocuciones en español, meditando en el contenido de sus enseñanzas, como así también tendremos el testimonio a través de entrevistas de las personas que han sido y son parte de sus afectos más entrañables (durante el mes de noviembre tendremos la entrevista con María Elena Bergoglio, hermana menor del Papa). Todo lo que Ud. quiere saber sobre la vida y el mensaje del Papa Francisco lo encontrará en "Conociendo al Papa Francisco", un programa que le hará pensar, que lo llenará de ilusión, que lo emocionará...

Este programa puede ser escuchado a través de las 60 emisoras de FM que hacen el entramado comunicacional de Radio María España y llevan su mensaje a todo el territorio español. Además, desde cualquier lugar del mundo puede ser escuchado a través de: http://www.radiomaria.es

“LA LUZ DE FRANCISCO” 
(CADENA COPE CÁDIZ, 
todos los viernes, micro programa de 5 minutos)

Horario de España: 13:30 hs
Horario de Argentina: 09:30 hs

"La luz de Francisco" nos presenta en cada emisión un gesto concreto, una historia de vida o una palabra del Papa, con la propuesta de llevar esa enseñanza a nuestra vida, porque sus gestos, sencillos y humildes nos hacen pensar que nada está perdido, y lo que hace a diario nos sorprende y gratifica.
Este programa puede ser escuchado a través de FM Cadena Cope Cádiz 102.0, y desde cualquier lugar del mundo puede ser escuchado a través de: http://www.cope.es/cadiz

   

miércoles, 23 de octubre de 2013

CATEQUESIS DEL PAPA: ¿Nos dejamos iluminar por la fe de María nuestra Madre?



Queridos amigos y hermanos del blog: el Obispo de Roma centró su reflexión en María, prosiguiendo sus catequesis sobre la Iglesia, en una Plaza de San Pedro repleta, una semana más, de miles de fieles romanos y peregrinos -más de cien mil- de tantas partes del mundo. Con la Constitución Dogmática sobre la Iglesia Luz de los Pueblos, del Concilio Vaticano II, el Papa Francisco destacó tres aspectos de la Madre de Dios y mamá nuestra: María como modelo de fe, María modelo de Caridad y María modelo de unión con Cristo. Les ofrezco la traducción del texto completo de la catequesis del Papa en italiano:

¡Queridos hermanos y hermanas, buenos días!

Continuando con las catequesis sobre la Iglesia, hoy me gustaría mirar a María como imagen y modelo de la Iglesia. Lo hago recuperando una expresión del Concilio Vaticano II. Dice la Constitución Lumen Gentium: "Como ya enseñaba San Ambrosio, la Madre de Dios es una figura de la Iglesia en el orden de la fe, de la caridad y la perfecta unión con Cristo” (n. 63).

1. Partamos del primer aspecto, María como modelo de fe ¿En qué sentido, María es un modelo para la fe de la Iglesia? Pensemos quién fue la Virgen María: una muchacha judía, que esperaba con todo su corazón la redención de su pueblo. Pero en aquel corazón de joven hija de Israel, había un secreto que ella misma aún no conocía: en el designio de amor de Dios estaba destinada a convertirse en la Madre del Redentor. En la Anunciación, el Mensajero de Dios la llama "llena de gracia" y le revela este proyecto. María responde "sí", y desde ese momento la fe de María recibe una nueva luz: se concentra en Jesús, el Hijo de Dios que se hizo carne en ella y en él que se cumplen las promesas de toda la historia de la salvación. La fe de María es el cumplimiento de la fe de Israel, en ella realmente se centró todo el camino de aquel pueblo que esperaba la redención, y en este sentido es el modelo de la fe de la Iglesia, que tiene como centro Cristo, la encarnación del amor infinito de Dios.

¿Cómo vivió María la fe? La vivió en la sencillez de las mil ocupaciones y preocupaciones cotidianas de cada madre, en la forma de proveer a la comida, la ropa, la atención en el hogar... Precisamente en esta existencia normal de la Virgen, en este terreno, se desarrolló la relación única y el diálogo profundo entre ella y Dios, entre ella y su Hijo. El "sí" de María, ya perfecto al principio, creció hasta la hora de la Cruz. Allí, su maternidad se dilató abrazando a cada uno de nosotros, nuestra vida, para guiarnos hacia su Hijo. María siempre ha vivido inmersa en el misterio de Dios hecho hombre, como su primera y perfecta discípula, meditando todo en su corazón a la luz del Espíritu Santo, para entender y poner en práctica toda la voluntad de Dios.

Nos podemos preguntar: ¿nos dejamos iluminar por la fe de María, que es Madre nuestra? ¿O pensamos que está alejada, porque es demasiado diferente a nosotros? ¿En los momentos de dificultad, de prueba, de oscuridad, la miramos a ella como modelo de confianza en Dios, que quiere siempre y solamente nuestro bien? ¡Pensemos en esto, quizá nos hará bien reencontrar a María como modelo y figura de la Iglesia en esta fe que ella tenía!

2. Lleguemos al segundo aspecto: María, modelo de caridad ¿Cómo María es ejemplo viviente de amor para la Iglesia? Pensemos en su disposición hacia su prima Isabel. Visitándola, la Virgen María no sólo trajo ayuda material, también esto, pero llevó a Jesús, quien ya vivía en su vientre. Llevar a Jesús en aquella casa significaba llevar alegría, la alegría completa. Isabel y Zacarías estaban contentos por el embarazo que parecía imposible a su edad, pero es la joven María la que les trae el gozo pleno, el que viene de Jesús y del Espíritu Santo, y se expresa en la caridad de forma gratuita, en el compartir, en ayudarse, en la comprensión.

La Virgen nos quiere traer también a nosotros, a todos nosotros, el gran don que es Jesús; y con Él nos trae su amor, su paz, su alegría. Así, la Iglesia es como María. La Iglesia no es una tienda, la Iglesia no es una organización humanitaria, la Iglesia no es una ONG, la Iglesia es enviada para llevar a todos a Cristo y su Evangelio. Ésta es la Iglesia: no se lleva a sí misma, si es pequeña, si es grande, si es fuerte, si es débil, sino que la Iglesia lleva a Jesús. Y la Iglesia debe ser como María, cuando fue - como hemos escuchado en el Evangelio - cuando fue a hacer una visita a Isabel. ¿Qué lleva María? ¡Jesús! Y la Iglesia lleva a Jesús Y este es el corazón de la Iglesia, ¿eh? Si sucediera -es una hipótesis- que la Iglesia no llevara a Jesús, aquella sería una iglesia muerta. ¿Lo entienden? Debe llevar a Jesús y debe llevar la caridad de Jesús, el amor de Jesús, la fuerza de Jesús.

¿Y nosotros -que hemos hablado de María, de la Iglesia- y nosotros que somos la Iglesia, cada uno de nosotros, ¿qué amor llevamos a los demás? ¿Es el amor de Jesús, que comparte, que perdona, que acompaña…o es un amor demasiado, demasiado aguado, ¿no? como cuando el vino se diluye tanto que parece agua, nuestro amor? ¿O es un amor que es fuerte, o tan débil que sigue las simpatías, que busca las recompensas? Un amor interesado. Pero, una pregunta: ¿a Jesús le gusta el amor interesado, o no le gusta? ¿Le gusta? Ah, no parecen estar muy convencidos, ¿eh? ¿Le gusta o no? ¡No le gusta! El amor debe ser gratuito, como era el amor de Él. ¿Cómo son las relaciones en nuestras parroquias, en nuestras comunidades? ¿Nos tratamos unos a otros como hermanos y hermanas? ¿O juzgamos y hablamos mal de los demás? Sin embargo, he oído decir que aquí, en Roma, nadie habla mal de los demás, ¿eso es cierto? No sé. Yo lo digo ¿Nos cuidamos cada uno del propio "huertecillo", o nos cuidamos unos a otros? Son preguntas de caridad.

3. Y brevemente, un último aspecto: “María, modelo de la unión con Cristo”. La vida de la Virgen Santa, ha sido la vida de una mujer de su pueblo: María rezaba, trabajaba, iba a la sinagoga... Pero cada acción la realizaba siempre en perfecta unión con Jesús. Esta unión alcanza su culmen en el Calvario: aquí María se une al Hijo en el martirio del corazón y en la ofrenda de la vida al Padre para la salvación de la humanidad. La Virgen abraza y hace suyo el dolor del Hijo y acepta con Él la voluntad del Padre, en aquella obediencia que produce fruto, que da la verdadera victoria sobre el mal y la muerte.

Es muy hermosa esta realidad que María nos enseña: estar siempre unidos a Jesús. Podemos preguntarnos: ¿nos acordamos de Jesús sólo cuando algo va mal y tenemos necesidad? ¿O tenemos una relación constante, una profunda amistad, incluso cuando se trata de seguirlo en el camino de la cruz?Pidamos al Señor que nos dé su gracia, su fuerza, para que en nuestra vida y en la vida de cada comunidad eclesial se refleje el modelo de María, Madre de la Iglesia. Así sea.