martes, 15 de abril de 2014

PADRE JORGE LORING: Mons. Zornoza une su ímpetu evangelizador al del Beato Diego de Cádiz

Queridos amigos y hermanos del blog: el Obispo de Cádiz y Ceuta, Don Rafael Zornoza Boy, en su espacio semanal de “El Espejo” en Cope Cádiz, hablando de la Nueva Evangelización a la que nos llama con especial ilusión y fuerza el papa Francisco, ha unido a la figura histórica y decisiva en Andalucía del Beato Diego de Cádiz, el impulso evangelizador realizado por el recordado Padre Jorge Loring, SJ, trabajo apostólico que lo convirtió en un verdadero apóstol de la Nueva Evangelización en diversas partes del mundo, pero muy especialmente en la ciudad de Cádiz que lo convirtió en su hijo adoptivo.

Beato Diego José de Cádiz, presbítero

Su nombre de familia era Francisco José López Caamaño (1743-1801). Nació en Ronda, España, en 1743. Ingresó a la Orden de los Capuchinos en la que fue ordenado sacerdote. Murió el 24 de marzo de 1801. Fue beatificado por el papa León XIII en 1894. Es conocido como el “Apóstol de Andalucía”. Su fiesta es el 24 de marzo.

Treinta años de activísima vida misionera no caben en unas pocas palabras de un artículo periodístico. No es posible reducir a tan breve síntesis la labor de este apóstol capuchino, que, siempre a pie, recorrió innumerables veces Andalucía entera en todas direcciones; que se dirigió después a Aranjuez y Madrid, sin dejar de misionar a su paso por los pueblos de la Mancha y de Toledo; que emprendió más tarde un largo viaje desde Roma hasta Barcelona, predicando a la ida por Castilla la Nueva y Aragón, y a la vuelta por todo Levante; que salió, aunque ya enfermo, de Sevilla y, atravesando Extremadura y Portugal, llegó hasta Galicia y Asturias, regresando por León y Salamanca.

Para cumplir fielmente su misión, el Beato recibió de Dios carismas extraordinarios, que podríamos recapitular en estos tres: comunicaciones místicas que lo sostuvieran en su empresa, don de profecía y multiplicación continua de visibles milagros. Por eso escribía: "¡Qué ansias de ser santo, para con la oración aplacar a Dios y sostener a la Iglesia santa! ¡Qué deseo de salir al público, para, a cara descubierta, hacer frente a los libertinos!... ¡Qué ardor para derramar mi sangre en defensa de lo que hasta ahora hemos creído!"

Sólo Dios puede medir y valorar -como sólo Él los puede premiar- los frutos que produjo la constante y difícil, fecunda y apostólica actividad misionera del Beato Diego José de Cádiz. Describiendo él su vocación religiosa decía: "Todo mi afán era ser capuchino, para ser misionero y santo". Y lo fue. Realizó a maravilla este triple ideal. Su vida fue un don que Dios concedió a España a fines del XVIII. Por la gracia de Dios y sus propios méritos, fray Diego fue capuchino, misionero y santo.

Padre Jorge Loring, SJ

El Padre Loring nació en Barcelona, pasó su juventud en Madrid y los años que tuvo de jesuita, lo tuvo de andaluz. Se ordenó sacerdote a los treinta y tres años.

Su libro PARA SALVARTE tuvo tal aceptación que ha superado largamente el millón de ejemplares en España, sin contar las ediciones que se han hecho en México, Perú y Chile. También se han hecho traducciones al inglés en Los Ángeles (California), al árabe en El Cairo, al hebreo en Jerusalén, al ruso en Moscú y al gujerati en la India.

Como ampliación del libro PARA SALVARTE publicó otro libro titulado CUARENTA CONFERENCIAS donde se desarrollan diversos temas. Estas conferencias están escritas según fueron pronunciadas. También publicó otro libro sobre LA SABANA SANTA, tema que estudió por más de cuarenta años y sobre el que pronunció más de dos mil conferencias.

Ampliamente reconocido por sus acciones de difusión y evangelización que llevó a cabo en televisión, radio e Internet, y conferencias por todo el mundo, habiendo escrito numerosos libros e innumerables artículos periodísticos, entregó su alma de sacerdote fiel y apostólico al Padre Eterno el 25 de diciembre de 2013.

Predicadores entusiastas del amor y del perdón de Cristo

Don Rafael Zornoza Boy, Obispo de Cádiz y Ceuta
En su alocución radial Mons Zornoza ha expresado entre otros conceptos: “El Beato Diego de Cádiz fue un auténtico evangelizador prácticamente de toda Andalucía, un predicador entusiasta del amor y del perdón de Cristo, una misericordia con los pobres y necesitados, muy necesaria en esta época de Nueva Evangelización. Nos tenemos que fijar en él e invocarle. Hoy tenemos que aprender mucho de todos estos hombres santos, que siempre transmitieron la fe con una convicción y entusiasmo como san Juan Bosco o san Francisco Javier Co-Patrono de Cádiz, y el mismo Beato Diego. Pero a veces nos parece que no es posible comunicar a Cristo hoy, que estos hechos pertenecen a otra época, que estas personas no son como nosotros, y no es así, espero que recordemos sus vidas y aprendamos de sus ejemplos”.

E inmediatamente, junto a estos santos evangelizadores ha unido la figura del Padre Loring: “Sin ir más lejos también quisiera recordar a un inminente testigo, evangelizador, muy próximo a nosotros que ha sido un ejemplo que hemos conocido de cerca, quisiera recordarle aquí con gran cariño y gran reconocimiento a este gran evangelizador, hijo adoptivo de Cádiz, el Padre Jorge Loring, jesuita. Y me gustaría recordarle ahora con vosotros muy agradecido por todo el bien que hizo en su ministerio sacerdotal y que realizó en muchos lugares del mundo, pero, sobre todo, entre nosotros. Yo le conocí y me contaba tantas anécdotas siempre gratificantes. Porque su vida era una vida llena, siempre entusiasmada, siempre deseoso de proyectos, de intenciones de comunicar a Dios y su amor.”

Y como lo había expresado en la homilía de su funeral, Mons. Zornoza profundizó es el secreto de Loring: “La vida del Padre Loring tan llena de anécdotas aquí era bien conocida, pero todo esto tiene un gran secreto. No es una actividad sin límite, hay que buscarlo en el fondo. Su secreto es que ha sido un hombre de Dios, un hombre jesuita, inspirado en San Ignacio de Loyola y en una historia de evangelización que es la Compañía de Jesús. Él lo tenía saboreado, interiorizado, y le gustaba hacer todo para gloria de Dios, ir siempre a más, como decía san Ignacio, ir más lejos, llegar a más gente”.

El Obispo de Cádiz concluye su alocución radial proponiéndonos como ejemplo de Nueva Evangelización la obra del Beato Diego y del padre Loring: “En este sentido el padre Loring confesaba constantemente, estaba siempre esperando la reconciliación para el hombre que buscaba a Dios”. Por eso “yo le quiero recordar junto al Beato Diego, junto a los santos evangelizadores, para que sus ejemplos nos animen a nosotros también a comunicar a Cristo, a vivir ese mismo amor apasionado, que nunca es indiferente ante la búsqueda del sentido del sufrimiento de los demás”.

Que la intercesión del Beato Diego de Cádiz, Apóstol de Andalucía, y nuestra plegaria agradecida por el Padre Jorge Loring, con el testimonio admirable de su espíritu incansable, nos ayuden a ser testigos de Jesucristo y apóstoles de la Nueva Evangelización.

Con mi bendición.
Padre José Medina

3 comentarios:

  1. Estimado Padre José Medina:
    Gracias por enviarme estas palabras del Obispo de Cádiz en las que elogia la obra del Señor en las del P. Loring. Leídas hoy, en el jueves santo, son una invitación a emular a esos evangelizadores.
    Santa Pascua
    Horacio Bojorge S.J.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Padre Horacio Bojorje:
    ¡Que Ud. visite mi blog es ya un anticipado regalo de Pascuas!
    Y ciertamente que hoy todos los sacerdotes tenemos en el ejemplo del Padre Jorge Loring una clave para entender por donde pasa la Nueva Evangelización a la cual la Iglesia nos llama.
    ¡Feliz y Santa Pascua de Resurrección!
    Padre José Medina

    ResponderEliminar
  3. El Beato Diego nació en Cádiz, no en Ronda

    ResponderEliminar