lunes, 27 de octubre de 2014

COLUMNISTA INVITADO: Proyecto Ermita a la Galeona y Ruta Mariana de Ultramar

Imagen de La Galeona
Escribe: José María Collantes González*

Me hago eco en esta entrada de un proyecto que encabeza una gaditana cuyo amor por su tierra le viene de familia, ya que su padre, Ramón Grosso Portillo, fue un gran conocedor de la historia de Cádiz y se esforzó siempre en recuperar lugares y tradiciones de Cádiz.

Ella es María Victoria Grosso Mayol, o Mavy, como le conocemos en Cádiz, y su idea, por la cual lucha, es un proyecto que consigue aunar varios objetivos a la vez. Esta idea se llama “Proyecto Ermita a la Galeona y Ruta Mariana de Ultramar”.

Vayamos por partes. La Galeona es una imagen importantísima para Cádiz. Es una Virgen del Rosario, advocación dominica, que embarcaba en la Flota de Indias haciendo la travesía como protectora. Su embarque, en una comitiva que partía desde el convento de Santo Domingo, lugar donde se venera, constituía todo un espectáculo, el cual reflejó el padre Labat en 1705.

Conserva Mavy una copia de la Galeona realizada por un escultor gaditano, Rafael Parodi, que murió antes de terminarla. Ella piensa que debería colocarse en un lugar público como testimonio de su importancia histórica. El sitio que ha visto más idóneo es un antiguo mareógrafo, con una enorme apariencia de ermita, que se halla enclavado en un lugar privilegiado de Cádiz; la Caleta, concretamente en el camino que lleva al Castillo de San Sebastián.

Mareógrafo
Actualmente el mareógrafo está inhabilitado y sería una buena manera de reutilizar ese elemento del paisaje, añadiendo a lo acertado de la elección que ese lugar sería la última referencia de Cádiz que veían los marinos al partir hacia América.

Pero no se queda aquí el proyecto. Cádiz fue una plaza fuerte muy importante para la corona española, sede de la Casa de la Contratación desde 1717 y lugar de gran actividad comercial y también muy expuesta a los ataques, como de hecho sufrió en 1587, 1596 o 1625. Para proteger la ciudad, se amuralló totalmente. Las murallas que conservamos están salpicadas en su perímetro de garitas, las cuales actualmente no tienen ningún uso e incluso se encuentran muchas de ellas en deficientes condiciones.

El proyecto de Mavy contempla que estas garitas cobijaran -como un granito más en conseguir esa una unión tanta veces buscada y anhelada con Iberoamérica- una representación de las patronas de los países hispanoamericanos, convirtiendo ese maravilloso paseo por el que se contempla continuamente el mar, en un recordatorio también de aquellos países que se encuentran allende ese mar. Recordatorio que también tendrían los visitantes de esos países que por cualquier motivo vinieran a Cádiz y que podrían contemplar el lugar donde se encuentran sus respectivas patronas.

Una de las garitas que asoman a la bahía
Para conseguir esto está contemplado que se produzca un intercambio; se regalará por nuestra parte una imagen de la Galeona inacabada del escultor Parodi, a los países que tengan a bien enviarnos una escultura de sus patronas correspondientes.

Como me consta, y es una gran alegría, que este blog es muy visitado desde tierras americanas, quiero desde estas líneas invitar a todo al que lea esta entrada y le guste el proyecto que me escriba y me lo haga saber, que yo se lo trasladaré a Mavy para intentar entre todos que este proyecto se convierta en una realidad. De todos depende.


José María Collantes González*, como él mismo se define es uno más de la gran cantidad de enamorados que hay por la historia y el patrimonio artístico de Cádiz, y este enamoramiento lo puede comprobar y disfrutar visitando su excelente blog gaditano: http://arteencadiz.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario