martes, 18 de noviembre de 2014

PRO VIDA: Porque cada vida importa hay 5 razones para ir a la manifestación del 22-N en Madrid

El obispo de San Sebastián, monseñor José Ignacio Munilla, ha sido el primer prelado español en apoyar públicamente la manifestación por "la vida, la mujer y la maternidad" que tendrá lugar el próximo 22 de noviembre en Madrid con el lema: "Cada vida importa", y que recorrerá desde las 12:00 horas el centro de Madrid, partiendo desde la Glorieta de Ruiz Giménez hasta la Plaza de Colón.

Monseñor Munilla, a preguntas de una oyente de Radio María en su programa diario Compendio del Catecismo de la Iglesia católica que tenía dudas sobre si acudir o no a este evento provida, ha dado cinco razones de peso para animar a todos a sumarse a la citada manifestación.

Cinco razones muy poderosas

«Existen razones muy poderosas para asistir a la manifestación del 22 de noviembre en pro de la maternidad y la familia», señala el obispo Munilla.

«No se trata de una convocatoria por un conflicto político. Eso habrá sido el detonante, pero hay razones más profundas»:

1.- La fuerza de la rogativa

»Jesucristo dijo que "cuando dos o más se unan para pedir algo, mi Padre que está en el cielo acogerá especialmente esa petición".

»Aunque esta convocatoria no está hecha con un tono orante, muchas de las personas que sí van a acudir lo harán con ese tono orante, y van a orar por la vida, y por la maternidad. Van a orar por este momento tan grave por el que pasa la nación española.

»Y esa oración, que se va a convertir en rogativa por las miles de personas que acudirán a la manifestación, será efectiva. La oración realizada de esta manera tiene una efectividad muy especial.

2.- Clamor de los inocentes

»En segundo lugar, hay una razón añadida que es clamor de los inocentes. La sangre de los inocentes llega a Dios; clama a Dios. El clamor de los inocentes tiene que llegar también a nosotros. El que haya más de 100.000 niños que anualmente se han sacrificado en esta nación y nosotros permanecemos indiferentes; no puede ser.

»El clamor de los inocentes tiene que provocar una respuesta entre nosotros. "Si nosotros callásemos, gritarían las piedras", evocando la frase de Jesús en el Evangelio de san Lucas.

3.- Hay que testimoniar la defensa de la vida y ser signos que entren por los ojos

»Hay otra razón: tenemos que ser signos que entren por los ojos. Dice san Pablo que "la fe entra por el oído", y también por los ojos. La sociedad necesita ver que una parte importante de la población se moviliza en favor de la vida. Hay que testimoniarlo. No podemos quedarnos cómodamente en nuestras casas sin testimoniarlo.

4.- Tenemos que despertar de nuestro letargo

»Más razones: Tenemos que despertar de nuestro letargo. Existe una tentación de mediocridad, de no reaccionar, de no ser protagonistas de la Historia. La tibieza de los cristianos es uno de los mayores lastres que obstaculizan la llegada del Reino de Dios.

5.- Necesitamos confortarnos mutuamente

»Por último, necesitamos confortamos mutuamente. El vernos un tanto solos puede ser motivo de tentación de desesperanza. Igual que Radio María nos une, es importante que nos veamos en un gran encuentro como ese.

»Hay razones importantes para acudir a la manifestación del 22 de noviembre. ¿Si no nos movilizamos en defensa de la vida y de la maternidad, qué otra causa nos puede poner en marcha que es la vida y la defensa del inocente?», concluye el obispo de San Sebastián.


Artículo original escrito por Álex Rosal para “Religión en Libertad”, vínculo permanente:


Más información de la manifestación Cada vida importa:



No hay comentarios:

Publicar un comentario