lunes, 1 de diciembre de 2014

INTENCIONES DEL PAPA: Mes de DICIEMBRE de 2014

Queridos amigos y hermanos del blog: el Santo Padre Francisco indica para cada año y para cada mes, cuales son las intenciones generales y misioneras de la Iglesia en todo el mundo, por las que quiere que se ore. Éstas intenciones las confía al Apostolado de la Oración, quienes propagan en el mundo entero la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, a fin de que éste las difunda con la mayor amplitud posible. Les comparto ahora las intenciones para este mes de diciembre de 2014 con una síntesis del comentario que ofrece el P. Claudio Barriga, S.J., Director General Delegado del Apostolado de la Oración.


La INTENCIÓN GENERAL para DICIEMBRE 2014 es: 

“Para que el Nacimiento del Redentor traiga paz y esperanza a todos los hombres de buena voluntad”.

COMENTARIO PASTORAL: El Papa pide paz y esperanza, dos bienes necesarios e importantes a todo corazón humano. Pero la realidad es que abunda el sufrimiento, el dolor y la falta de paz… la esperanza está secuestrada en demasiados lugares y en demasiados corazones humanos.

En su intención de este mes, el Papa indica su convicción que una respuesta luminosa a tantas oscuridades del mundo sea la celebración del nacimiento del Redentor. ¿Cómo puede esto ser así? ¿De qué manera el recuerdo de un niño que nació dos mil años atrás en una aldea perdida del norte de Israel, pobre en una nación pobre, puede seguir trayendo paz y esperanza al complejo mundo de hoy?

Esta intención del Papa quiera afirmar que justamente ese niño, Jesús de Nazaret, hijo de una humilde mujer, junto a su esposo el carpintero de la aldea, encarna la respuesta que nuestro planeta necesita. Despojado de poder y de prestigio, sin armas y sin violencia, uno más entre los pobres de la tierra, ese niño se convirtió en maestro de humanidad para todos sus hermanos y hermanas. Siendo inocente de toda acusación, aceptó ser rechazado, ultrajado y asesinado por amor de sus amigos. Y ese amor hasta el fin se convirtió en camino de vida y de un mundo nuevo para todos.

En una sociedad enferma de injusticia y violencia, donde demasiados han muerto y siguen muriendo por la ambición de poder y de dinero, el Papa nos dice que la respuesta es ser activos en el anuncio de Jesús, el Príncipe de la Paz. Nos anima a mostrar con él que las armas de la humildad y del amor son más poderosas y eficaces que los más sofisticados armamentos. Nos anima a difundir la noticia del nacimiento del pobre de Nazaret como la fuerza capaz de cambiar la lógica egoísta y perversa que causa dolor y destrucción.

Anunciar a Jesucristo, a tiempo y a destiempo, es el mejor don que la Iglesia puede ofrecer al mundo. En palabras del Papa Benedicto: “La mayor obra de caridad es precisamente la evangelización, es decir, el servicio de la Palabra. Ninguna acción es más benéfica…” (Mensaje para la Cuaresma 2013, 3).

Hagamos realidad la intención del Papa para este mes. Que el recuerdo del nacimiento del redentor sea efectivamente la gran buena noticia pronunciada sobre la humanidad, incluso para aquellos que aún no tienen fe en él. Jesucristo, el nombre que está sobre todo nombre, nos ofrece humildemente la salvación.

Claudio Barriga, sj
Director General Delegado Apostolado de la Oración
Movimiento Eucarístico Juvenil


La INTENCIÓN MISIONERA para DICIEMBRE 2014 es:

“Para que los padres sean auténticos evangelizadores, transmitiendo a sus hijos el don precioso de la fe”.

COMENTARIO PASTORAL: Este es mi pequeño testimonio de evangelización que realizamos en nuestro hogar:

Nos casamos en 1993 en la Iglesia del Sagrado Corazón en Kinshasa. Mi esposo y yo tenemos la gracia de permanecer fieles a nuestra fe y en especial en nuestro compromiso de educar en la fe católica a los hijos que Dios nos ha confiado, como prometimos en el día de nuestra boda hace 21 años.

Nuestras cuatro hijas, de 20, 17, 15 y 14, fueron bautizadas antes de cumplir un año de edad, han recibido la primera comunión y la confirmación. Las he llevado a todas a tomar parte en las actividades de la parroquia desde que eran pequeñas y nos encontramos a gusto en ese ambiente. Se han hecho amigos con otros jóvenes y cantan en el coro que nuestra hija de 17 años dirige (se trata de niños de 5 a 15 años de edad).

Oramos juntos en familia cada tarde de acuerdo con el estilo propio de la renovación carismática, que consiste en la adoración y la alabanza al Señor, en la invocación del Espíritu Santo, en la oración por el perdón, en la lectura y en el comentario sobre la lectura de los textos del día para terminar con oraciones de intercesión y de acciones de gracias. Todo esto dura de 30 a 45 minutos. Lo venimos haciendo desde 1997 y no hay nada que nos lo impida, todos los que vienen a nuestra casa lo saben. El resultado de esto es que nuestras hijas están familiarizadas con las Escrituras de tal forma que las comentan en sus conversaciones con toda naturalidad y las comentan también en sus conversaciones con los demás.

No se van a la cama sin haber orado antes, tienen sed de la Palabra de Dios y no dudan en comprar una Biblia o un libro de oraciones como también un rosario cuando les hacen falta. Aunque no somos una familia de santos, no hay momentos de mal humor. En la oración de la noche siempre encontramos motivos para sentirnos unidos porque ofrecemos al Señor toda nuestra vida, pedimos perdón y ponemos en las manos del Señor nuestras necesidades y ansiedades.

Al día siguiente iniciamos con fuerzas el nuevo día y nunca nos falta lo necesario. Estamos atentos a las llamadas del Señor, y no damos nunca la espalda a las necesidades de los pobres. A menudo vienen mendigos a casa y siempre reciben alimentos, incluso durante mi ausencia. Los enfermos, los ancianos y los huérfanos o niños con dificultades que llaman a nuestra puerta, reciben especial atención por parte de nuestras hijas. A veces sienten tal compasión que extreman su generosidad.

Honor, gloria y alabanza al Redentor, el Hijo de María, que nos acompaña en esta hermosa aventura de nuestra vida.

Solange AȈSSI KAPANDILA
Madre, 45 años, miembro de AO
República Democrática del Congo

No hay comentarios:

Publicar un comentario