martes, 24 de marzo de 2015

MIS LIBROS: Crónica de la presentación en Madrid de “Soy Jesuita, soy hijo de la Iglesia”

D. Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid, inicia con una oración el acto.
El arzobispo Carlos Osoro presidió en la parroquia madrileña de San Jerónimo el Real la presentación del libro Soy Jesuita, soy hijo de la Iglesia, en el que su autor, el sacerdote argentino residente en España, José Antonio Medina Pellegrini, analiza las claves teológico-ignacianas de Jorge Mario Bergoglio.

En el acto intervinieron, además de monseñor Osoro y el padre Medina Pellegrini, Manuel María Bru, que en su condición de vicario de los Jerónimos ejerció de anfitrión presentando al autor, y Carlos García Costoya, director de Ediciones Xerión.

El primer estudio sobre el pensamiento del Papa Francisco

Soy jesuita, soy hijo de la Iglesia recoge y adapta la tesina de licenciatura del autor, defendida en 2014 en la Universidad Pontificia de Comillas, considerada el primer estudio científico sobre el pensamiento del hoy papa Francisco.

En la investigación se analiza la formación intelectual de Bergoglio como jesuita, y la manera en que los principios y claves ignacianas han influido en su obra escrita durante sus años de sacerdote y obispo, y que ahora se manifiesta en sus palabras y gestos como Sumo Pontífice de la Iglesia Católica.

Medina Pellegrini es una de las personas que mejor conoce la vida y obra de Jorge Mario Bergoglio, ya que además del profundo estudio que ha realizado de los escritos del hoy papa Francisco desde sus primeros pasos sacerdotales, tiene un conocimiento del pontífice como persona, ya que desempeñó el cargo de Secretario Ejecutivo de la Comisión Episcopal de Comunicación Social en la Conferencia Episcopal Argentina.

Osoro habla del Papa Francisco como un pastor

Osoro: "Estamos viviendo una nueva era histórica con Francisco"
El arzobispo Osoro destacó en su intervención varios aspectos de la personalidad del papa Francisco, que reflejan su pertenencia a la Compañía de Jesús y la asimilación de la espiritualidad ignaciana.

«Detrás de esta lectura he visto a un pastor, a un hombre de Iglesia, que toma una decisión fundamental en su vida, que es hablar, no sólo con palabras sino con obras, de Jesucristo Nuestro Señor, y hacerlo en todos los lugares donde se hace presente. A través de estas páginas se ve como esta decisión es fundamental en su vida, acercar a los hombres el rostro del Señor, con obras y palabras.»

«Ciertamente -afirma Osoro- el papa Bergoglio es un amigo del Señor. Él no habla de memoria. No es un testigo que inventa cosas para poder defenderse, como hacen los malos testigos. Es un testigo que pasa horas en oración, y a través de ese diálogo abierto y sincero con el Señor, comprende y conoce más a Jesucristo, y observa y ve todo lo que acontece de Nuestro Señor Jesucristo.»

El Papa nos está diciendo que ha estallado una nueva era histórica

En el análisis que Osoro hace de Soy jesuita, soy hijo de la Iglesia, vincula las conclusiones del autor con las palabras actuales del «papa Bergoglio, que tal y como se lee en el libro, con su manera de hablar, de comunicar, y con las tareas que propone la Iglesia, nos está diciendo que hay un estallido de una nueva era histórica que estamos viviendo, y que ahí tiene que estar presente la Iglesia y el discípulo del Señor.»

Medina muestra los libros editados por Bergoglio antes de
ser Papa sobre los cuales fundamentó su investigación.
«El papa Bergoglio mira a la persona, a cada persona, y ve lo que es esa persona: imagen y semejanza de Dios. Y después lo predica, no sólo con palabras sino también con los gestos y la manera de acercarse. Lo que hace es ir a la persona, y eso recuerda a lo que leemos en el Evangelio que hace el Señor cuando se encuentra con mucha gente, y muy en concreto cuando está con la pecadora, con la samaritana o con Zaqueo. En todos esos casos el Evangelio siempre nos dice: Lo miró, se le quedó mirando…; porque para poder hacer algo por alguien hay que mirarle en la originalidad que tenemos cada uno de nosotros. Y es de una belleza extraordinaria ver como el papa Francisco lo hace y nos lo dice: primero mira a la persona y luego nos lo predica.»

«En todo el libro –explica Osoro- se ve algo muy importante, como cuando se describe, no solamente el lenguaje que utiliza el Santo Padre, que es un lenguaje cercano, que le entiende todo el mundo, que es fácil entenderle… No sé si os dais cuenta, pero los grandes milagros del Papa es que mucha gente que estaba mirando para un lugar distinto para el que miraba la Iglesia, vuelve otra vez a mirar a la Iglesia, y lo hace mirando al papa Francisco. En el fondo no me extraña que tenga una devoción singular a la Santísima Virgen María porque fue la decisión que tomó cuando Dios le dijo si prestaba la vida para darle rostro humano a Jesucristo.»

Parte del auditorio presente escuchando con atención a D. Carlos Osoro
El arzobispo puso especial énfasis en recalcar que en el papa Francisco se aprecia «un compromiso de sangre… no de oídas, de palabras, de gestos, es un compromiso que hace con su propia vida. Él quiere escribir la vida con una tinta que es su propia sangre, y con una pluma que es su propia vida. Un día tomó una decisión y le dijo al Señor: Escribe lo que tú quieras con mi vida, pero escríbelo con la tinta que es mi propia sangre.»

«El papa Francisco -concluyó Osoro- es un regalo que nos ha hecho el Señor como sucesor de Pedro, pero también es un regalo que nos hacen persona como el P. José Antonio Medina, que es capaz de ponernos de primera mano una fotografía tan bella y tan hermosa del papa Francisco.»

El autor, un sacerdote argentino residente en España

José Antonio Medina Pellegrini (San Martín-Mendoza, Argentina, 1963) es sacerdote, periodista y escritor. Residente en España desde hace seis años, actualmente es director espiritual del seminario mayor diocesano de San Bartolomé de Cádiz, y colaborador habitual de diversos medios de comunicación. Desde la llegada a la sede petrina del papa Francisco ha recorrido gran parte de la geografía española impartiendo conferencias sobre su vida y mensaje.

* Las fotos son gentileza de Alberto Juan Domián.

* Artículo original de “Religión en Libertad”

No hay comentarios:

Publicar un comentario