miércoles, 1 de abril de 2015

INTENCIONES DEL PAPA: Mes de ABRIL de 2015

Queridos amigos y hermanos del blog: el Santo Padre Francisco indica para cada año y para cada mes, cuales son las intenciones generales y misioneras de la Iglesia en todo el mundo, por las que quiere que se ore. Éstas intenciones las confía al Apostolado de la Oración, quienes propagan en el mundo entero la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, a fin de que éste las difunda con la mayor amplitud posible. Les comparto ahora las intenciones para este mes de abril de 2015 con una síntesis del comentario que ofrece el P. Frederic Fornos, S.J., Director General Delegado del Apostolado de la Oración.


La INTENCIÓN GENERAL para ABRIL 2015 es: 

“Para que las personas aprendan a respetar la creación y a cuidarla como don de Dios”.


COMENTARIO PASTORAL: No nos sorprende que el Papa Francisco haya elegido este tema como intención para comenzar el año. En varias audiencias y homilías, el Papa nos ha llamado la atención sobre el estado preocupante de nuestro entorno y nos ha llamado a aceptar seriamente nuestro deber de cuidar de la creación.

Conocemos suficientemente bien los diversos aspectos de la crisis ecológica. Basta con ver los titulares de la prensa para conocer los peligros cada día mayores. Quienes deseen más detalles sobre el tema tienen muchas fuentes de información. Una fuente sumamente informada es el Living Planet Report, publicación del WWF – World Wide Fund for Nature.

El Santo Padre nos presenta esta intención. ¿Qué podemos hacer nosotros en la práctica? En primer lugar, podemos unirnos en la oración, conociendo el poder de la oración de la comunidad cristiana. Debemos rezar por todos los pueblos, animales y plantas de la creación que sufren los efectos de la degradación del entorno. Debemos rezar también por los que arriesgan sus vidas para proteger la creación en diversas formas.

En cuanto a nuestras vidas privadas, podemos ser más cuidadosos en el uso que hacemos de la energía, del agua, de los alimentos, etc. Podemos introducir pequeños cambios en nuestro estilo de vida que tendrán consecuencias mayores en el cuidado de la naturaleza. Podemos buscar y leer en las redes informáticas algunas de las sugerencias prácticas de ejercer esos cambios de estilo de vida. (Por ejemplo: http://www.actioncarbone.org/index.php/en/reduce/55).

Igualmente sería recomendable unirse a grupos ambientales y participar en sus actividades. Son numerosas las organizaciones voluntarias que trabajan por el cuidado de la naturaleza. Se puede aprender mucho de tales organizaciones.

Pero, sobre todo, debemos crear en nosotros una relación personal con la naturaleza misma, permitiendo que ella nos hable e inspire a la acción. Ese contacto se sentirá más personalmente cuando dediquemos tiempo y espacio a nuestra convivencia con la naturaleza. Solamente en tales situaciones podremos sentir la gloria de Dios haciéndose presente en la naturaleza. Y solamente en momentos tranquilos como esos podremos experimentar la gloria de Dios como regalo que merece nuestra apreciación y agradecimiento.

Hoy, el Señor nos llama a examinar nuestra actitud hacia el entorno de la naturaleza. Estamos llamados a descubrir una vez más la belleza y santidad de nuestra tierra para trabajar unidos en su mantenimiento y restauración. Debemos unirnos tanto en la oración como en la realidad para que sea restaurada la correcta relación entre la tierra y los seres humanos.

P. Luke Rodrigues, sj
Asistente Eclesiástico mundial para la CVX, en Roma.

La INTENCIÓN MISIONERA para ABRIL 2015 es: “Para que los cristianos perseguidos sientan la presencia reconfortante del Señor Resucitado y la solidaridad de toda la Iglesia”.

COMENTARIO PASTORAL: Los diversos medios de comunicación en la sociedad moderna han convertido nuestro mundo en una “aldea global”. Todo pueblo o aldea constituye una comunidad de muchas gentes que son aceptadas, queridas y ayudadas, cuando surge la necesidad. Todos se conocen y suele haber cierta unidad y harmonía. Sin embargo, no es ese el caso de la “aldea global” en nuestros tiempos. Los mismos elementos que nos unen sirven a veces para dividirnos, distanciarnos y hasta matarnos. Debido a las comunicaciones instantáneas, los casos de persecución o guerra en unas partes del mundo se conocen instantáneamente en otras y provocan en estas consecuencias terribles, incluyendo pérdidas de vidas, destrucción de propiedades y otras calamidades. Los números de grupos extremistas e independentistas siguen creciendo.

En 2013, las estadísticas muestran que tales incidentes separatistas crecen en todo el mundo. En el Medio Oriente, 7567; en Africa, 5076; en Asia, 11760 y, aunque en menor proporción, también en Europa, las Américas y Oceanía. A manera de ejemplo, una madre de dos y sus primos fueron ejecutados públicamente en Somalia por los militantes Shabaad por el mero hecho de ser Cristianos. Sadia Ali Omar (41) y Osman Mahahoud Moge (35) fueron decapitados en la región del Sur de Shebelle el 4 de Marzo de 2014. Los vecinos fueron invitados a presenciar las ejecuciones. Las dos hijas de Sadia, de 8 y 15 años fueron testigos forzados de crimen tan horrendo. Otros casos recientes se cuentan en Egipto y Siria, donde miembros de la población han sido arrastrados de sus casas y ejecutados. El día de Navidad de 2008, por citar un caso, más de 400 iglesias, escuelas y propiedades Cristianas fueron atacadas, saqueadas y destruidas, así como unos 6000 hogares de cristianos quemados en el estado de Orissa, al NE de la India, por extremistas Hindús. A raíz de crímenes tan horribles, el Cardenal Arzobispo de Bombay, Oswald Gracias, dijo: “La sangre de los mártires siempre ha sido la semilla de Cristiandad ! ¡Es el Misterio de la Cruz! No hay duda que Dios bendecirá de alguna forma a los Cristianos de Orisa y de India, como consecuencia y fruto de tan enormes sufrimientos de los Cristianos de Kandhmal.

En el contexto de tales persecuciones sufridas por tantos Cristianos, existe el peligro de la desesperación y desánimo. Conocedor de tales tentaciones, el mismo Jesús predijo toda clase de persecuciones y la ayuda del Espíritu Santo (Mateo 10:1625). Innumerables Mártires y Cristianos perseguidos han sentido la fuerza de tales promesas y palabras. Nosotros, también, debemos sentirnos fuertes y preparados para otras persecuciones que pudieran cruzarse en nuestras vidas. Ciertamente, nos debemos sentir invitados a orar por nuestros hermanos perseguidos en tantas partes del mundo. El Santo Padre nos invita a recordar y ayudar de todas formas posibles a esas iglesias y Cristianos perseguidos. Nuestro Papa Francisco, ciertamente, siente de forma muy especial compasión por todas las personas, cristianos y no cristianos, pero de manera especial por los que son víctimas de la pobreza, marginados de cualquier forma y perseguidos por su fe en Cristo : recemos con él por todos estos hermanos y hermanas que sufren por Cristo para que los acompañemos en ese Calvario al que son sometidos, y experimenten la Paz y la Alegría de la Pascua del Señor.

Fr. Jagdish Parmar, sj
AP/EYM Chaplain in Darjeeling, India

1 comentario: