sábado, 16 de mayo de 2015

SACERDOCIO: Sacerdote con enfermedad terminal envía palabras de aliento a madre con cáncer

Queridos amigos y hermanos del blog: Bárbara es una mamá de tres niños que está luchando contra un tumor, sin embargo, no está sola; una amiga suya le escribió al director del diario italiano Avvenire una carta para que pidiera al P. Salvatore Mellone una bendición para la madre, conmovida por la historia del sacerdote que sufre de cáncer terminal.

“Me gustaría que una de las bendiciones (del P. Mellone), fuese impartida a una amiga enferma de tumor, mamá de tres niños, que está luchando contra este mal. Se llama Bárbara y su fuerza viene de la constante oración que tantas personas elevan por ella a Dios. Les agradezco de corazón por todo lo que llegaran a hacer”, expresó la amiga de nombre Sonia.

Marco Tarquinio, director del diario italiano, buscó entre sus colaboradores a alguien que hiciera llegar la carta al P. Salvatore, quien transmitió su cercanía a Bárbara a través de una carta a Sonia.

“Recibí y leí tu preciosa carta través de una amiga de Andria, colaboradora de ‘Avvenire’, que vino a la celebración eucarística del jueves 23 de abril con otros miembros de la redacción de la revista diocesana ‘En Comunión’. Estoy conmovido por tanto afecto y por todos los pedidos que me hacen llegar de todas partes”, dijo el sacerdote.

“No solo imparto mi bendición para Bárbara, sino que te prometo recordarla en la oración diaria y en todas las Santas Misas de la tarde que celebraré en mi casa mientras Dios nuestro Padre me lo conceda. Te acompaño con una sonrisa, don de Dios, que es mi gracia y gozo pleno en Cristo, Pan de Vida”, expresó.

El P. Mellone sufre de cáncer al esófago y fue ordenado el 16 de abril en su vivienda gracias a una autorización de la Congregación para el Clero, luego de haber evaluado su caso. Su deseo era poder ser celebrar Misa antes de morir. Esta historia llegó a oídos del Papa Francisco, quien dos días antes lo llamó por teléfono para expresarle su cercanía y pedirle que su primera bendición fuese impartida al Pontífice.

El día de su ordenación, el P. Salvatore agradeció a los médicos y enfermeros que lo atienden “por su corazón de samaritanos”, y a los enfermos y sufrientes. “Fueron mis evangelizadores y lo serán todavía”, afirmó.

Un hombre de Dios

Por su parte, Marco Tarquinio destacó la valentía y gentileza del sacerdote de 38 años, “un hombre de Dios que conmueve y edifica a quienes conocen su historia humana y de fe”.

En ese sentido, destacó el pedido de una bendición para Bárbara, sobre todo en un tiempo “que propone muchos modos duros para maldecir e imprecar”.

“Comprendo bien que las bendiciones provenientes de labios y manos de un joven sacerdote que repite en su propia carne la fatiga del Calvario son sentidas como especialmente preciosas”.

“Consideremos, entonces, la bendición para Bárbara como un don que nos concierne a todos. Devolvámosla con una oración por el P. Salvatore y por todos los que está rezando. Extendamos como sepamos y podamos esta red que bendice y agradezcamos al Señor por hacerlo encontrar aunque sea lejos. Por habernos regalado un pastor como él, que nos ayuda a entender que el sentido de la vida es la respuesta personal al Amor que sepamos dar, para nosotros y para los otros”, expresó.

Artículo original de Eduardo Berdejo para ACI Prensa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario