martes, 16 de junio de 2015

IGLESIA HOY: ¿Por qué una encíclica sobre el medioambiente?

Fray Thomas Rosica
Ciudad del Vaticano (AICA): El sacerdote Thomas Rosica, vocero para la lengua inglesa de la Sala de Prensa de la Santa Sede, ofreció algunos puntos para comprender el contexto en el que se publicará el jueves 18 de junio la encíclica del papa Francisco, titulada Laudato sii –«Alabado seas»- , referida al cuidado del medioambiente.

El portavoz anglosajón, oriundo de Canadá, aclaró que no ha visto la encíclica ni leído un avance del texto, pero que sus reflexiones se fundan en “una atenta lectura de las enseñanzas sobre el medioambiente de Benedicto XVI y de Francisco”.

“Los papas escriben encíclicas fundándose en lo que han dicho muchas veces sus predecesores”, observó el sacerdote en diálogo con Zenit.

“Francisco –agregó- se ha mostrado en varias ocasiones preocupado por el medioambiente, al igual que Benedicto XVI, quien algunas veces fue catalogado como «un pontífice ecológico» por sus llamados a la salvaguarda de la Creación, argumentando ese respeto en que el ser humano y la naturaleza son uno. Es nuestro mundo el que Dios tanto amó, y es este mundo el que recibió a su Hijo único, Jesucristo. Debemos mostrar amor y cuidado hacia el mundo, el gran regalo que Dios nos dio”.

- ¿Qué ha dicho el papa Francisco hasta el momento?

- Desde el comienzo de su ministerio petrino, Francisco hizo clara que su opción por tomar el nombre del santo de Asís, patrono de la ecología, era un indicativo de su preocupación por el medioambiente. En su misa inaugural llamó a todos a ser protectores de la Creación y del plan que Dios inscribió en la naturaleza.

Además, en el Día Mundial del Medioambiente, el 5 de junio de 2013, Francisco subrayó la necesidad de “cultivar y cuidar” el planeta, diciendo que es parte del plan de Dios que el hombre preserve el mundo con responsabilidad, transformándolo en un jardín para todo el mundo.

Ese día, el Santo Padre también dijo: “Estamos perdiendo la capacidad de asombro, de contemplación, de escucha de la Creación. Las implicaciones de vivir de un modo horizontal, sin estar movidos por Dios, es que hemos perdido la capacidad de leer sus signos”.

- ¿Por qué una encíclica sobre el medioambiente es ahora necesaria?

- El papa Francisco ha llamado a la Iglesia y al mundo a un profundo desafío de repensar la cultura de los residuos y de oponerse a la falta de ética en la economía y en las finanzas. Él vincula la ecología humana con la ecología del medioambiente, y pide estar atentos a cada persona para contrarrestar la cultura de lo descartable y para promover una cultura de la solidaridad".

Además, Francisco tomó nota de la devastación causada por el tifón Haiyan en Filipinas, en noviembre de 2013, y advirtió contra "la explotación voraz de los recursos ambientales”. Fue entonces cuando citó un famoso adagio de que Dios perdona siempre, pero cuando la naturaleza es maltratada, nunca perdona".

Además, el Papa ha observado que muchas políticas ecológicas comienzan con un programa de ahorro, basado en una lógica donde el medioambiente tiene prioridad absoluta sobre los seres humanos. Cuando se lleva al extremo, muchos hacen la afirmación errónea de que la persona humana no es más que una de las tantas especies, y que todas son igualmente valiosas y disfrutan de los mismos derechos. Para recuperar la integridad de la creación, necesitamos una cultura cristiana renovada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario