jueves, 2 de julio de 2015

IGLESIA HOY: Los padres de Santa Teresita serán canonizados durante el Sínodo de la Familia

El papa Francisco presidió, el 27 de junio, un Consistorio ordinario Público para la canonización de cuatro beatos, entre ellos Louis Martin y Zelie Guérin, padres de Santa Teresa de Lisieux.

El Santo Padre decretó que sean inscritos en el libro de los santos el próximo 18 de octubre. La canonización de los padres de Santa Teresita tendrá lugar en pleno Sínodo Ordinario de la Familia, que se celebrará del 4 al 25 de octubre y será, la primera vez en la historia de la Iglesia que los integrantes de un matrimonio son canonizados en la misma ceremonia.

Precisamente, el Sínodo lleva como tema principal “La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y el mundo contemporáneo”.

De hecho, en la Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos que se celebró en Roma del 5 al 19 de octubre de 2014 sobre el tema “Los desafíos pastorales sobre la familia en el contexto de la evangelización”, estuvieron presentes las reliquias de Santa Teresita del Niño Jesús y las de sus padres, para que inspirasen los trabajos de reflexión.

Un matrimonio santo

Louis Martin nació en Burdeos (Francia) el 22 de agosto de 1823 y falleció en Arnières-sur-Iton (Francia) el 29 de julio de 1894. Maria Zelie Guérin nació en San Saint-Denis-Sarthon (Francia) el 23 de diciembre de 1831 y falleció en Alençon (Francia) el 28 de agosto de 1877.

Fueron beatificados el 19 de octubre de 2008 por el entonces papa Benedicto XVI. Santa Teresita de Lisieux es la Patrona de las misiones y fue proclamada doctora de la Iglesia por el papa san Juan Pablo II en 1997.

Casados en 1858, Louis y Zelie tuvieron nueve niños, de los cuales cuatro murieron en la infancia y cinco siguieron la vida religiosa.

El milagro por el que serán elevados a los altares los padres de Santa Teresa de Lisieux tiene como protagonista a Carmen, una niña que nació en Valencia (España) en 2008.

Durante el embarazo, la madre de Carmen tuvo numerosos problemas. Después de muchos cuidados, la niña nació a los seis meses de gestación y con graves complicaciones.

Las primeras palabras de la partera fueron “hay que esperar lo peor”. La niña tenía una hemorragia ventricular de grado 4 (sangrado severo en el cerebro). “Comenzó con una hemorragia cerebral pero se complicó con los pulmones, el corazón”, recuerdan los padres.
Carmen no respondía a los tratamientos médicos, por lo que temían su muerte. Sin embargo, como la pequeña nació en la Fiesta de Santa Teresa de Ávila, el padre decidió pedirle a Santa Teresa que intercediera por ella.

Acudió a uno de los conventos que las Carmelitas Descalzas tienen cerca de la ciudad y a través de un intercomunicador las contó la situación y pidió que rezasen por Carmen. El domingo siguiente regresó con su mujer a Misa y volvieron a pedir el rezo de las religiosas, quienes, días más tarde y ante el empeoramiento del estado de salud de la niña, sugirieron pedir la intercesión de Lois y Zelie, padres de Santa Teresita.

Las Carmelitas pensaron que quizás se obrase el milagro, como sucedió con el niño de Milán (Italia) que se curó milagrosamente y gracias al cual fueron beatificados.

Finalmente, Carmen se sanó de manera milagrosa y los diferentes médicos confesaron que se trata de “algo extraordinario”.

La hermana “rebelde”, también próxima beata

La causa de beatificación de Leonia Martin, la tercera hija de Louis y Zelia y hermana de Santa Teresita del Niño Jesús, comenzó a estudiarse recientemente, según anunció el Obispo de Bayeux-Lisieux (Francia), Mons. Jean-Claude Boulanger.

Religiosa de la Orden de la Visitación, Leonia fue una niña frágil, insegura, e introvertida, que dio más de un dolor de cabeza a sus padres y que también luchó por vivir su vocación a la vida religiosa.

Actualmente la causa se halla en su proceso histórico –la recogida de todos los textos relacionados con su vida–, y antes de iniciarse oficialmente, el Obispo de Bayeus-Lisieux debe recibir el nihil obstat, la aprobación oficial de la Iglesia Católica desde el punto de vista moral y doctrinal que otorga la Congregación para las Causas de los Santos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario