miércoles, 2 de septiembre de 2015

VIVENCIAS PERSONALES: Historias de un cura urbano en las periferias de Madrid

Queridos amigos y hermanos del blog: luego de haber estado un trienio acompañando a Don Rafael Zornoza Boy en sus primeros pasos como Obispo titular de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, he retornado a mi querida Diócesis madrileña de Getage.

Vivir estos tres años en Cádiz ha sido una experiencia maravillosa, por su gente, sus paisajes y ese “algo” único y tan especial de esta inolvidable tierra gaditana. Doy gracias a Dios por la experiencia realizada, en lo humano y eclesial, dando desde aquí un fuerte abrazo a tanta gente querida que he conocido y que quedarán por siempre en mi corazón. Agradezco a Don Rafael por la confianza depositada en mi persona y ministerio.

En el día de ayer, uno de septiembre, el Obispo de Getafe, Don Joaquín María López de Andújar y Cánovas del Castillo, me ha nombrado CURA PÁRROCO de la PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LA SALETA, en la ciudad de ALCORCÓN, MADRID. La comunidad parroquial me ha recibido con mucho cariño y espero no defraudarles y acompañarles como padre, amigo y hermano.

Por eso a partir de ahora vamos a empezar una nueva etapa de vivencias: las HISTORIAS DE UN CURA URBANO EN LAS PERIFERIAS DE MADRID.

Me encomiendo y les encomiendo.

Con mi bendición.
Padre José Medina.
























Don Joaquín María López de Andújar y Cánovas del Castillo y Don Rafael Zornoza Boy, dos grandes obispos, apasionados por la Verdad y por la Evangelización, dos verdaderos padres para mi alma sacerdotal. ¡Bendito sea Dios por estos pastores del Pueblo de Dios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario