miércoles, 16 de marzo de 2016

IGLESIA HOY: El Cura Brochero será proclamado santo el 16 de octubre en el Vaticano

Ciudad del Vaticano (AICA): José Gabriel del Rosario Brochero, más conocido como el Cura Brochero, será canonizado el 16 de octubre en el Vaticano, en el marco de una ceremonia que presidirá el papa Francisco, confirmó ayer el pontífice argentino.

Francisco hizo el anuncio durante el consistorio de cardenales que se realizó en el Vaticano, en el que informó que junto con el Cura Brochero también será proclamado santo el niño mexicano José Sánchez del Río, mártir de la Guerra Cristera, y el 4 de septiembre será canonizada la Madre Teresa de Calcuta, fundadora de las Hermanas de la Caridad.

“Para la Iglesia en la Argentina es una gran alegría, porque el Cura Brochero es un referente y modelo de sacerdote presentado al mundo. Vivió hace 120 años, pero su sacerdocio es tan actual, es el modelo que se quiere hoy”, destacó en declaraciones a AICA el obispo de Cruz del Eje y vicepostulador de la causa de canonización, monseñor Santiago Olivera.

“Brochero fue un cura salidor, un cura del Concilio (Vaticano II) aunque murió antes de su realización, un apasionado de Jesucristo que encarnó y vivió la misericordia, y justamente su muerte fue para atender a los enfermos de lepra”, definió y agregó: “Un pastor que no se quedaba en la sacristía, que iba a la búsqueda de los descartados”.

Monseñor Olivera confirmó que el Cura Brochero será propuesto por la Conferencia Episcopal Argentina como patrono del clero argentino.

El prelado anunció también que el 29 de octubre, a las 11, en el predio de la Providencia, en Villa Cura Brochero, se celebrará la misa de acción de gracias por la canonización del Cura Gaucho.

El proceso canónico y los dos milagros

El Papa autorizó el 22 de enero la promulgación del decreto que reconoce el segundo milagro atribuido a la intercesión del beato José Gabriel del Rosario Brochero.

El segundo milagro por intercesión del Cura Brochero fue la recuperación, sin explicación médica ni científica, de una niña sanjuanina, Camila Brusotti, que estaba al borde de la muerte tras ser salvajemente golpeada.

El primer milagro, que permitió declarar beato a Brochero, tuvo como protagonista a Nicolás Flores Violino, un niño que superó el pronóstico de una "vida vegetativa" y problemas neurológicos severos tras sufrir un grave accidente vial con apenas meses de vida.

Brochero, quien evangelizó a lomo de mula a los paisanos de las sierras de Córdoba, fue proclamado beato el 14 de septiembre de 2013 en una ceremonia multitudinaria efectuada en la localidad cordobesa que lleva su nombre: Villa Cura Brochero.

En aquella oportunidad, el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo, leyó una carta en la que el papa Francisco destacó la figura del flamante beato como “pastor con olor a oveja” y aseguró que Brochero fue un “pionero” de la evangelización al llevar el mensaje de Cristo a las “periferias existenciales” y al hacerse “pobre entre los pobres”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario