jueves, 25 de agosto de 2016

CATEQUESIS DEL PAPA: Francisco, con el Rosario en la mano, reza a María por las víctimas del terremoto en Italia

Reflexión y oración del papa Francisco en la Audiencia General del miércoles 24 de agosto de 2016

El papa Francisco canceló la catequesis que tenía prevista pronunciar en la Audiencia General de ayer miércoles y en su lugar rezó una parte del Rosario, junto a miles de fieles reunidos en la Plaza de San Pedro, por las numerosas víctimas del terremoto en el centro de Italia, causando muchos muertos y daños materiales. Las zonas más afectadas son las de Umbría, Le Marche y el Lazio. El terremoto también se sintió en Roma.

El santo padre antes de iniciar la audiencia general, manifestó su dolor por la noticia del terremoto que golpeó el centro de Italia e invitó a todos los presentes a rezar el santo rosario. Expresó además su solidaridad y oraciones por las víctimas mortales, heridos y sus familiares.

“Había preparado la catequesis de hoy, como todos los miércoles de este Año de la Misericordia, sobre el tema de la cercanía de Jesús” dijo Francisco. “Pero ante la noticia del terremoto que ha golpeado el centro de Italia, devastando zonas enteras y dejando muertos y heridos, no puedo dejar de expresar mi gran dolor y mi cercanía a todas las personas presentes en los lugares golpeados por los movimientos sísmicos, y a todas las personas que han perdido a sus seres queridos y a las que aún se sienten afectadas por el miedo y el terror”, dijo.

Y añadió: “Saber que el alcalde de Amatrice exclamó: ‘El pueblo no existe más’, y que entre los muertos hay tantas mujeres y niños me conmueve realmente mucho”.

“Y por esto –prosiguió el Santo Padre– quiero asegurarle la oración a estas personas que se encuentran en la zona de Accumoli, Amatrice y en otros lugares, en la diócesis de Rieti, Ascoli Piceno y a las otras en toda la región del Lazio, Umbria y Le Marche y decirles que estén seguros de la caricia y del abrazo de toda la Iglesia que en este momento desea darles su amor materno y también de nuestro abrazo aquí en la plaza”.

Rosario en mano, el Santo Padre presidió la oración mariana de los misterios dolorosos, junto a los miles de fieles y peregrinos que se encontraban en la plaza de San Pedro.

El Papa agradeció también a “todos los voluntarios y los operadores de la Defensa Civil, que están auxiliando a estas poblaciones”, y pidió que se unan a él en la oración “para que el Señor Jesús que siempre se ha conmovido ante el dolor humano, consuele a estos corazones adoloridos y les dé la paz por la intercesión de la bienaventurada Virgen María. Dejémonos por lo tanto conmover junto a Jesús”.

El balance del terremoto de 6 grados Richter que se registró en la madrugada, es provisorio y se teme que las víctimas mortales sean varias veces centenarias, debido a que estas ciudades y pueblos en el período del verano italiano se llenan de turistas y visitantes, y porque como la mayoría de los pueblos medievales de Italia son estructuras en piedra y por lo tanto no antisísmicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario