lunes, 6 de marzo de 2017

PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LA SALETA: Crónica de la Conferencia sobre la Santa Madre Teresa de Calcuta

El pasado día de 4 de los presentes, en los salones de la Parroquia Nuestra Señora de la Saleta de Alcorcón, celebramos una Charla-Coloquio en torno a la VIDA Y OBRA DE MADRE TERESA DE CALCUTA,  a cargo nuestra buena amiga Victoria Escudero, que con anterioridad  tuvimos la oportunidad de tener otro encuentro  en la Parroquia Santa Sofía también de Alcorcón.

Fue una Charla sorprendente y a la vez catequética. En primer lugar porque pudimos adentrarnos en la vida de Madre Teresa sobre las imágenes que se nos fue proyectando y la explicación clara que  Victoria desarrolló. Gran conocedora de su vida por haber estado como voluntaria en Calcuta y haber estudiado  intensamente su vida, nos habló sobre el proceso profundo que  fue conformando su vida a lo largo del tiempo, hasta terminar en lo que ella tanto deseaba y tantas veces pidió a Dios, dejarlo todo en su más humilde pobreza y entregar su vida a los más  pobres de Calcuta, que para ella eran el fiel reflejo del rostro de Jesucristo clavado en la cruz. 

Fue sorprendente porque  la vida de Madre Teresa, apenas se conoce sino es por los medios y las pocas lecturas que se hacen  de ella. Y así fue exponiendo cómo la oscuridad de la noche, fue una constante para Madre Teresa, ya que había experimentado un alto grado de unión con Dios, y el cambio no solo fue sorprendente sino que fue agonizante, incapaz  de  sentir su presencia como antes lo sentía. “Si alguna vez llego a ser santa, seré santa de la oscuridad estaré continuamente ausente del cielo  para encender la luz de aquellos  que en la tierra estén en la oscuridad” dijo Madre Teresa. Ese fue el  coste de su misión, que viviría en .

En segundo lugar, la charla fue del todo catequética. Entre las palabras de Victoria y los asistentes, existía una perfecta transmisión de inquietudes sobre lo que significa Dios en la vida de las personas, cuando iba desvelando lo que supuso para Madre Teresa, no solo el silencio de Dios en su vida, sino la grandeza, y la alegría  de saber que está cumpliendo con la misión que sin darse cuenta, la va llevando hacia donde más la necesitaba, estar junto a los pobres de la tierra, entregar y dar su vida por ellos. Se experimentó, dónde puede estar nuestra fe, hasta dónde puede llegar y sobre todo estar seguro de que en la confianza y la fe en Dios, se pueden realizar aquellas obras que por muy difíciles que nos parezcan, con Su ayuda se puede conseguir hacer visible el Reino de Dios en la tierra, no solo en los pobres de recursos económicos, sino en los ricos de dinero y pobres y vacíos en lo profundo de su corazón porque  su vida cuando está en la ambición y en el poder, queda  vacía de sentido.

Una conferencia muy rica no solo desde el punto de vida humano, sino desde la fe y la confianza en un Dios que no nos abandona,  y como le ocurrió a la Madre Teresa de Calcuta, aunque pasemos por noches oscuras, el Buen Dios nos ilumina el camino que debemos seguir, para ser  como ella decía;  Ser un lápiz en las manos de Dios. Él se encargará  de escribir para  mostrar su grandeza”.

Una conferencia, que no solo no se hizo pesada, sino que cuando concluyó, te queda un interrogante por saber cuándo será la próxima para asistir nuevamente y descubrir la grandeza de una pequeña-gran mujer que el mundo lloró a su muerte, sin haber tenido más que sus pobres y callosas manos, siempre abiertas y dispuestas a ayudar a los más pobres de la tierra.

José Alonso Morales        

No hay comentarios:

Publicar un comentario