martes, 13 de junio de 2017

EJERCICIOS ESPIRITUALES: Crónica del Retiro Espiritual sobre el Amor de Dios

En la Parroquia Nuestra Señora de La Saleta (Pl. Brasil, s/n. Alcorcón) se llevó a cabo el sábado 10 de junio, de 10.30 a 18.30 horas, un retiro espiritual organizado por el grupo Tabor, perteneciente a la Renovación Carismática Católica de España.

El párroco de La Saleta, D. José Antonio Medina, fue el encargado de predicar este retiro, que tuvo como lema ‘Ven y verás el amor del Señor’. Oraciones de alabanza, enseñanzas, Eucaristía, adoración al Santísimo, fueron los diversos momentos que fueron jalonando la jornada espiritual.

Montserrat Mbomio-Mba, del Grupo Tabor, de la Parroquia Santa María la Blanca, nos comparte sus vivencias del retiro: “En este retiro hemos podido recibir una Invitación Personal de Dios Padre para conocer cómo es ese Amor que Dios nos tiene. Cómo es ese Amor con que nos Ama a cada uno. A lo largo del día pudimos reconocer, través de las preciosas enseñanzas del padre José Antonio Medina, que desconfiamos del Amor Incondicional de Dios porque pensamos que Dios es como nosotros; pensamos que Dios reacciona como yo lo haría.

Al final del día muchos salimos diciendo: a partir de hoy voy a dejarme Amar por Dios. Se vivió una gran alegría en todo el encuentro. Las canciones del ministerio de música estuvieron muy ungidas por el Espíritu Santo. En los momentos de Adoración al Santísimo Sacramento, Jesús mismo intercedía ante el Padre llevando todas nuestras Oraciones y nuestro corazón rendido.”

Carmen Abellán Merlo, de la Renovación Carismática Católica de la Saleta también nos comparte su testimonio: “Empezamos con una Alabanza al principio suave, que luego fue subiendo cada vez más ,como siempre el Señor me sorprendió y nos dio una palabra yo creo que define lo que vino a continuación (Hechos 20,32).

En las enseñanza impartidas por el padre José Antonio Medina, nos habló del Amor de Dios desde el principio de los tiempos, ese amor que a veces queremos hacer a nuestra medida y que si de verdad supiésemos lo que Dios nos ama y nos dejásemos llevar por él, nuestra vida sería totalmente distinta. Se nos habló del AMOR en mayúsculas, en el amor sin medida que Dios nos tiene, fue un momento de mirar a la cruz y pensar que somos egoístas y solo nos acordamos de El cuándo nos va mal, que poco le damos gracias y cuanto le pedimos.

El Espíritu Santo nos ha demostrado que las cosas de Dios las lleva Él. Solo tenemos que dejarle que actúe y dejarnos llevar. Al finalizar del retiro la alabanza era más intensa, más alegre, estábamos convencidos que el Señor nos había convocado ese día y habíamos respondido a su llamada.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario